14 mayo 2017

I Am Not a Serial Killer

 
Segunda sesión de la tarde del sábado en la Muestra Syfy de Cine Fantástico, otro misterio para un servidor, y, por fortuna, segunda agradable sorpresa. No iba mal el día.

***
John, sociópata, ayuda a su madre a embalsamar cadáveres mientras establece una serie de reglas para no convertirse en un asesino en serie. Pero alguien está matando en el pueblo, y John quiere averiguarlo.

I Am Not a Serial Killer (ídem, 2016) consiguió el premio a mejor película en el pasado Festival de Sitges, y ciertamente que este film irlandés dirigido por Billy O'Brien (Experimento mortal) se lo merece, porque con una idea en apariencia simple (un sociópata que no quiere convertirse en algo que parece atraerle) y unos hechos truculentos ha sabido crear una historia que atrapa poco a poco.

Sin duda el personaje principal, John Wayne Cleaver (al que da vida Max Records, el niño de Donde viven los monstruos) resulta tremendamente interesante, la forma en la que interactua con los demás, intentando integrarse en ocasiones de forma torpe o, en otras, pasando del tema (o enfrentándose, en un momento entre cómico e inquietante), pero observar cómo luego, al ser testigo de un asesinato, en vez de hacer lo que haría todo hijo de vecino se dedica a indagar, seguir a escondidas e intentar comprender, fascinado y curioso por lo que ve. Sin duda da un toque diferente a este thriller que vira, de forma muy natural diría yo, hacia un componente más de horror al final.

Por cierto, entre el reparto podemos encontrar al bueno de Christopher Lloyd (conocido sobre todo por su labor en la trilogía Regreso al futuro), aunque a priori parezca que esté ahí más como “estrella invitada”, pronto se revela que es importante para la historia. Otros rostros del reparto son Laura Fraser (Breaking Bad), la sufridora madre; Karl Geary (Experimenter: La historia de Stanley Milgram), el sufridor terapeuta.

En definitiva, I Am Not a Serial Killer es una de esas películas que podrían pasar desapercibidas porque, a primera vista, parece una más de asesinos, sin embargo dos personajes antagónicos pero parecidos, una atmósfera realista notablemente conseguida y un buen desarrollo de la trama, además de un final con sorpresa incluida, hacen que sea muy reivindicable.


LO MEJOR:
-La historia, la realización, la atmósfera...
-Max Records y Christopher Lloyd.
-El final descoloca, pero a un servidor le pareció que encajaba.

LO PEOR:
-El mencionado final puede chafarle la película a algunos.

¿Quién debería verla?
A quien le guste las películas de suspense con momentos que se acerquen al terror (personalmente, en el tono, me ha recordado someramente a Found)

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...