14 diciembre 2017

Non-Stop (Sin escalas)

 
Jaume Collet-Serra se está labrando paso a paso una creciente carrera en Hollywood, comenzó con un remake de terror en La casa de cera, con Paris Hilton como gran estrella, dirigió la futbolística ¡Goool 2! Viviendo el sueño, siguió con otra película de género como es la curiosa La huérfana, pasándose al thriller en su siguiente trabajo con Sin identidad, siendo además uno de los numerosos directores que han palpado el proyecto de realizar una versión en imagen real de Akira. Debió de tener buen feeling con Liam Neeson en el mencionado thriller, o al menos eso da a pensar en que hayan colaborado en Non-Stop (Sin escalas) (Non-Stop, 2014) y, posteriormente, en Una noche para sobrevivir (y en 2018 se estrena su nuevo colaboración El pasajero).

Bill Marks es un agente federal en horas bajas que se encarga de la protección de los vuelos entre EEUU y Europa. En uno de esos vuelos recibe un mensaje de un desconocido que le amenaza con matar a un pasajero cada veinte minutos si no le ingresan 150 millones de dólares en una cuenta.

Frénetica, así es Non-Stop, un estupendo thriller cuya acción se desarrolla casi íntegramente en un avión. Y es que Collet-Serra ha sabido imprimir un magnífico ritmo al guion firmado por John W. Richardson, Christopher Roach y Ryan Engle, haciendo además que el espectador no se fíe de ninguno de los pasajeros. Porque ese es el gran acierto del film, crear tensión e incertidumbre de cuál es la identidad (y los motivos) del individuo que está amenazando la vida de ciento cuarenta y nueve personas, además de la incógnita de cómo piensa cumplir la amenaza sin que nadie se dé cuenta (la primera de las muertes es, sin duda, notable); a ello hay que sumar que no resulta previsible, te sorprende en más de una ocasión, y tiene buenas secuencias de acción a pesar de las estrecheces del escenario. Como punto negativo diría que cierta secuencia final no resulta tan emocionante (quizá porque determinados momentos no me los terminaba de creer) como el resto.

Liam Neeson es el protagonista absoluto de la cinta, desde que hiciera de hombre de acción en Venganza no ha dejado de protagonizar filmes de suspense y peleas con excelentes resultados en taquilla y, en general, buena acogida de la crítica. Lo secundan Julianne Moore (Lejos del cielo, Hijos de los hombres), Michelle Dockery (Hanna, Downton Abbey), Corey Stoll (Salt), Scoot McNairy (Monsters), Nate Parker (Escuadrón rojo), Omar Metwally (Expediente Anwar) y Lupita Nyong'o (12 años de esclavitud) en un papel muy secundario, entre otros.

Quien quiera ver un buen thriller de acción con Non-Stop (Sin escalas) tiene una muy buena opción. Liam Neeson está genial y los secundarios cumplen, la tensión va in crescendo a lo largo de la cinta y el malo en cuestión no es fácilmente previsible, además de tener varias peleas bien coreografiadas. Muy recomendable


LO MEJOR:
-Su ritmo, frenético y creciente.
-Las escenas de acción.
-Liam Neeson.

LO PEOR:
-Su último tramo resulta menos creíble.

¿Quién debería verla?
Quien disfrutara de otras cintas de suspense y acción protagonizadas por el actor británico, como Venganza.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...