21 diciembre 2017

El viaje de Chihiro: Nada de lo que sucede se olvida jamás..., de Álvaro López

Poco después de haber leído el libro sobre El viaje de Chihiro de Marta García, me aventuré con la lectura de otro libro sobre el exitoso film de Studio Ghibli, al cual, como el primero, me acerqué con ganas pero con precaución, y más cuando tenía la impresión de haber leído casi todo sobre la película con la obra de Marta. Pero, por suerte, cada persona tiene su punto de vista y, por tanto, su forma de entender una misma historia y, aunque es inevitable que haya puntos en común, aunque sea solo por la forma de explicarlo ya está habiendo cambios que aportan matices diferentes.

Porque, lógicamente, el mayor temor al que me enfrentaba ante la lectura de El viaje de Chihiro: Nada de lo que sucede se olvida jamás... era sentir déjá vu, pero lo cierto es que a este libro, que entra mucho por los ojos, no se le puede poner ni esa pega.

Lo primero que a uno le atrae la atención al tomar el volumen entre las manos es, además de su peso, su cuidada cubierta y contraportada, es que se trata de una obra donde destaca la imagen sobre el texto. Así que a toda persona (a casi todos, vamos) que le resulte complicado no hacerse con un libro plagado de bonitas y coloridas imágenes, lo tiene difícil para no caer en las redes del libro publicado por Diábolo Ediciones, y ya, cuando empiece a leerlo, no podrá soltarlo hasta terminar.

Y es que otra de las características de la obra de Álvaro López es que está redactado de forma muy amena, por lo que se lee no solo fácilmente, sino que tiene cierto poder de enganche por su propia estructura episódica. Esto se debe a que el autor, básicamente, durante los ocho capítulos principales, analiza el filme secuencia a secuencia y, en muchos casos, plano a plano, parándose en detalles que un espectador ocasional puede considerar del todo intrascendentes, como es la comida, la marca del vehículo que conducen los padres de Chihiro o los carteles que van apareciendo a lo largo de toda la historia. Es precisamente esa atención al detalle uno de los aspectos que más me ha gustado del libro, subrayando esos destacados con la comida, el diseño de los personajes, los escenarios reales que sirvieron de inspiración (o no) a Miyazaki y su equipo, y otros muchos textos dispersos a lo largo de las 280 páginas del volumen, es ahí donde se ve más que en ningún otro punto el trabajo de documentación e investigación.
Como he anotado, el libro se divide en ocho capítulos donde Álvaro destripa de cabo a rabo la película y explica todo, sin pasar nada o prácticamente nada por alto, por lo que es recomendable tener más o menos fresca la película (es hasta absurdo advertirlo, pero leerlo sin haberla visto ni una sola vez sería una estupidez), logrando que revivamos la historia de Chihiro con una gran vividez y, además, enriqueciéndola con nuevos matices, derribando de paso alguna teoría que raya (si no lo sobrepasa) el insulto. Después de esos ocho capítulos, que conforma el grueso del tomo, hay unas pocas páginas dedicadas a la música (que a lo largo de todos los capítulos ha ido el autor desgranando previamente los temas que acompañan los momentos más importantes) y otra parte dedicada a la producción del film, con un “cómo se hizo”, que nos muestra que no fue un proyecto fácil de terminar, con los tiempos muy ajustados y mucha tensión en el estudio, y donde también hay un pequeño espacio para hablar del éxito que tuvo en taquilla, de sus distribución internacional y, por supuesto, de su repercusión gracias a obtener no solo el beneplácito de la crítica, sino premios de importancia como el Oso de Oro y el Oscar. Precisamente, al final hay una lista de los premios y nominaciones más importantes. Para finalizar, el autor dedica unas líneas a sacar sus conclusiones, luego hay breves fichas con los nombres más importantes de la cinta y, por último, los créditos completos.

No lo tenía fácil Álvaro López para que su libro sobre la mítica cinta de Hayao Miyazaki no se quedara en una entretenida anécdota editorial, y más habiendo ya relativamente bastante ensayo publicado sobre la obra más conocida del genio nipón (y más con el estupendo y reciente trabajo de Marta García), pero ha sabido diferenciarse, darle su toque personal, y escribir un libro muy ameno de cabo a rabo, que cuida los detalles y que aporta una visión personal de una de las cintas más influyentes de la primera década del siglo XXI. Del todo recomendable.


LO MEJOR:
-Que es muy ameno y didáctico en todas sus páginas.
-Una cuidada edición de Diábolo Ediciones. Tapa dura, papel satinado, 280 páginas a todo color y a 23,95€.
-Los destacados que están dispersos a lo largo de todo el volumen, destacando los referidos a la comida, los escenarios reales y el de las barcas tradicionales, que me llamó especialmente la atención.
-Algo que me hizo muchísima ilusión es que el autor me incluyera en los agradecimientos. Esperemos que nos sigamos cruzando por las Redes, y en la vida real, durante mucho tiempo.

LO PEOR:
-Cierta tendencia a la reiteración. Recalca en ocasiones un poco de más la información.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...