26 octubre 2017

madre!

No pensaba escribir nada sobre lo nuevo de Darren Aronofsky, más que nada porque entre película y película también me gusta hacer otras cosas y en ocasiones tengo la sensación de que dedico todo mi tiempo libre a ver cine y escribir sobre el mismo, cosa que está muy bien, pero los tebeos y libros se acumulan... Sin embargo, me ha entrado el gusanillo y me he propuesto escribir unas pocas palabras sobre el último trabajo del realizador de Noé, una cinta de esas que se ven muy pocas veces.

Y es que madre! (mother!, 2017) es, probablemente, la cinta más críptica, raruna y experimental del año, a pesar de que nos la han vendido como un film de terror pero, si bien tiene elementos de dicho género durante sus dos horas, también tiene mucho de drama, de thriller y, como ya he anotado, de experimento o, incluso, ensayo artístico, más de cine alegórico que expositivo (y, probablemente, hasta terapéutico para su director). Una película de autor, vamos, aunque con la filmografía de su realizador y guionista tampoco sorprende.

Porque, sobre todo durante unos momentos precisos del film y, también, durante su final, el espectador se queda inevitablemente perplejo ante las imágenes y acontecimientos que suceden en una cascada de surrealismo. Acontecimientos que no tiene lógica alguna que se desarrollen en un entorno tan concreto, así que solo pueden tratarse de una representación, una metáfora, de algo más grande.

No sabría decir si de lo que realmente va madre! es de la vida, de la historia humana, del acto de creación, sea artística o biológica o incluso del ego (¿del ego del artista?) y, por supuesto, del amor. Tiendo a pensar que es más sobre la creación (no en vano hay múltiples referencias bíblicas), la historia interminable de creación y destrucción, destruir lo que amamos para volver a crearlo, quizá con la intención de hacerlo más perfecto o simplemente llenar el hueco que deja, para luego volver a buscar algo que nunca se encuentra, una búsqueda interminable y vacua, que trae más desgracias que alegrías.

No sé si madre! versará sobre alguno de los temas con los que he conjeturado, con más de uno o ninguno, pero la cuestión es que es un film con momentos inquietantes y muchos otros que logran despertar la fascinación del espectador (o al menos la mía); muestra la irracionalidad de una manera certera, así como la desesperación ante ella. Eso sí, su desenlace resulta un tanto anticlimático y también previsible, pero eso es algo que el espectador avezado advierte al inicio del film. Una película distinta y estimulante que merece la pena de ver.


LO MEJOR:
-Javier Bardem, Jennifer Lawrence, Ed Harris y Michelle Pfeiffer.
-Una buena realización y fotografía, así como efectos visuales.
-Una historia que mantiene el interés del espectador incluso en los pasajes más abstractos.
-Los momentos de ocupación de la casa. Parecen una pesadilla surrealista.

LO PEOR:
-El final me ha resultado un poco anticlimático, aunque supongo que ha sido buscado.

¿Quién debería verla?
Quien busque una propuesta cinematográfica que le sorprenda.

¿Y quién no?
Quien espere un film de terror al uso.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...