05 octubre 2017

Tadeo Jones 2: El secreto del rey Midas

Las aventuras de Tadeo Jones, además de un gran éxito de taquilla, era una película con la que un servidor pasó un agradable rato y la constatación (otra vez) de que en España se podía hacer cine de animación exportable. Por desgracia, desde 2012 parece que no ha cambiado mucho la industria, nuestros animadores se tienen que ir fuera de España si quieren ganarse las habichuelas, pero aún así algunos resisten y logran hacer cosas tan rarunas como Psiconautas, los niños olvidados o la más comercial, y no por ello menos meritoria, Atrapa la bandera, también del mismo estudio y realizador del film que nos ocupa. La cruel y triste realidad es que las películas animadas producidas en nuestro país y que se estrenan se pueden contar con los dedos de una mano.

Ya iba tocando que regresara el albañil más aventurero, y lo cierto es que lo ha hecho con una aventura que me ha sorprendido, esperaba que me entretuviera pero que no me divirtiera.

Sara Lavroff, la compañera de Tadeo Jones en su anterior hazaña, se ha labrado un nombre y ha realizado un gran descubrimiento, el del pergamino del rey Midas, el cual indica el lugar donde se encuentran las tres piezas del collar del mítico rey, que le concedía el poder de convertir en oro todo lo que tocara. Durante la presentación de una exposición con el descubrimiento sufren un ataque y Tadeo deberá adelantarse a los malhechores si no quiere que un poder inmenso termine en manos equivocadas.

Si en Las aventuras de Tadeo Jones sus protagonistas recorrían básicamente escenarios de un país, en esta segunda incursión cinematográfica los paisajes se diversifican y se vuelven más viajeros, encontrándonos escenarios en Las Vegas, Granada y Turquía, además de bajo las aguas oceánicas, lo que demuestra que, obviamente, Enrique Gato (que cuenta con la ayuda en la dirección de David Alonso, que ha trabajado en el anterior trabajo del director así como en otra de las grandes producciones animadas españolas, Planet 51) y su equipo han tenido más medios para ampliar el mundo donde se mueven los personajes, por tanto de desarrollar una historia más ambiciosa (escrita a seis manos por Javier López Barreira, Jordi Gasull y Neil Landau) y con visos a tener todavía un mayor recorrido comercial. Hecho que le ha sentado muy bien al film, ya que desde un inicio, desde esa intrigante y emocionante introducción bajo el mar, hasta su final bajo tierra, resulta divertida y visualmente destacable.

El film ofrece además algunas set-pièces  notables (como la persecución en Granada, que me ha recordado a alguna de Las aventuras de Tintín y el secreto del Unicornio), mucho humor (blanco, pero tampoco hace falta que sea muy oscuro) y, por supuesto, sus dosis de romance y equívocos románticos. Al que se le podría poner más de una pega, aunque tenga carisma y presencia, es al malo, por resultar demasiado malo-maloso arquetípico y no intentar darle un mínimo de transfondo, aunque el filme tampoco es muy ambicioso respecto a los personajes, sino que tira más, podríamos decir, por la brocha gorda del tebeo clásico.

Tadeo Jones 2: El secreto del rey Midas (ídem, 2017) es una digna secuela que, a un servidor, le ha gustado más que el original. Tiene más aventura, visita más parajes, quizá menos exóticos pero algo más tenebrosos, no le falta el humor y la relación entre los dos personajes principales evoluciona favorablemente. Un buen divertimento para toda la familia.


LO MEJOR:
-Mucha aventura y humor aptas para todo tipo de público.
-Supone un salto importante de calidad, en lo que se refiere a animación y aspecto visual en general, respecto a la primera película.

LO PEOR:
-Muchos tópicos y situaciones resueltas de forma facilona, pero teniendo en cuenta el público objetivo al que va dirigido, son detalles que se pueden pasar por alto sin esfuerzo.
-Que la industria del cine de animación en España sea tan exigua. Esperemos que, poco a poco (pero tampoco demasiado lenta), vaya cogiendo músculo.
-Ha mejorado mucho el aspecto técnico, aún así algunos escenarios se ven algo vacíos o con poca fauna (en Granada solo parece haber turistas, y no muchos; por Turquía se ven muchas piedras...).
-Que aquí Tadeo se ha convertido del todo en yanqui, sí, descubrimos que vive en Estados Unidos. Una pena que no sea de un país indeterminado (o español directamente).

¿Quién debería verla?
Quien disfrutara con la primera también gozará con esta.

¿Y quién no?
Quien espere una superproducción al nivel de Pixar o DreamWorks.

2 comentarios:

Joan R. López dijo...

Nosotros somos de los que nos gustó más esta segunda parte que la primera (muy raro en las secuelas). Rápida, dinámica, divertida... ¿qué más se le puede pedir a una cinta de animación?

Neovallense dijo...

En efecto, y ya es raro que guste más una segunda parte, aunque casos hay unos cuantos. Esperemos que en próximas entregas mantengan el tipo.

Un saludo y muchas gracias por tu comentario, Joan ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...