16 mayo 2019

A Silent Voice

Basado en el manga de Yoshitoki Oima (publicado en España por Milky Way Ediciones), A Silent Voice (Koe no katachi, 2016) cuenta la historia de Shoya Ishida, de cómo sus acciones en primaria para con una compañera le traen consecuencias hasta en el instituto, donde intenta redimirse tras caer en lo más hondo...

Selecta Visión volvió a estrenar otro anime en cines, por tiempo y sesiones limitadas, sí, pero un estreno bastante amplio teniendo en cuenta que el público es relativamente reducido. Así que un servidor fue a una sala con ganas de ver el film de Naoko Yamada (K-ON!, Tamako Love Story), sobre todo después de las estupendas impresiones de Carlos y de la crítica en general.

A Silent Voice ha logrado que me acordara de mi época de instituto, de los primeros días, de los compañeros, los nuevos amigos, los malos momentos. Creo que capta perfectamente ese ambiente, aun ambientándose en Japón y, por tanto, haya diferencias culturales. Cualquiera que haya vivido (o viva) esa etapa se sentirá identificado con alguno de los personajes y situaciones. Esa es una de las grandes bazas del film, la autenticidad y verosimilitud, que logra que te metas de lleno en la historia y te dejes llevar por un drama, por desgracia, silencioso pero habitual, difícil de ver en ocasiones o, quizá, difícil de querer ver por los mismos implicados (como se muestra a través, fundamentalmente, de Kawai) o las personas cercanas.

Curiosamente el film de Yamada cuenta la historia de víctima y acosador, y de cómo se puede tornar tu papel, de cómo lo que unos se toman como un juego para el otro puede ser un suplicio, donde la malicia de unos se convierte en el silencioso tormento de otros, pero que nunca es tarde para cambiar, para pedir perdón e, incluso, para conseguir la redención. También habla sobre la (in)comunicación, sobre la dificultad de entender al prójimo y a uno mismo y que, llegado al extremo, esta incapacidad de comunicarse puede derivar o llevar al acoso, al bullying.

Porque si bien estamos ante una cinta con instantes muy dramáticos y duros (esos audífonos que vuelan, el angustioso momento en el que Shoya va a buscar la cámara de Yuzuru...), deja espacio para momentos más luminosos, como cuando Shoya se hace amigo de Nagatsuka, o cuando van al parque de atracciones, donde el protagonista vive un paréntesis de felicidad realmente hermoso; o el emotivo final donde desaparecen todas las X de los rostros anónimos, donde el mundo no da miedo y las personas dejan de ser desconocidos seres hostiles.

A Silent Voice sabe transmitir y mostrar muy bien las diferentes actitudes, tanto de acosadores como de víctimas, en ese ambiente estudiantil donde todavía nos estamos formando como individuos, donde estamos aprendiendo a ser, y donde en ocasiones parece que no sopesamos las consecuencias de nuestros actos, por muy nimios que nos parezcan. Donde podemos actuar con crueldad a pesar de saber que no es lo correcto. Muy buena, hay que verla.


LO MEJOR:
-La sensibilidad con la que está narrada, la animación, la música... y todo lo demás.

LO PEOR:
-Nada.

¿Quién debería verla?
Seguro que los que hayan leído el manga la disfrutarán, pero quien no lo haya hecho (como yo) también se emocionarán. Deberían ponerla en colegios e institutos.

¿Y quién no?
Nadie, todo el mundo debería verla.

Nunca llueve a gusto de todos:
A cuenta del estreno leí quejas en Twitter que rayaban o sobrepasaban el absurdo. El hecho de que no se haya estrenado en tu provincia (o incluso en tu comunidad) y te lamentes es lógico, pero que se estrene en tu provincia y te quejes porque “no está en versión original”, “no está en versión doblada”, “no está ni en el cine XXX ni en el YYY”, “está pocos días y malas sesiones”... Precisamente esto último es un recurso que está funcionando bien en los últimos estrenos de anime, ya que el público es escaso, se limita el tiempo y las sesiones y así sale más rentable el estreno, porque cuando es convencional en la mayoría de las ocasiones el aficionado, simplemente, no responde. De hecho, según el éxito, luego se amplia el periodo de permanencia en las salas, como ocurrió con Mazinger Z Infinity. Así que pediría al personal que, dentro de unos límites, menos quejarse y más apoyar estos eventos en vez de descargarte la película o verla en streaming con subtítulos de dudosa calidad.

La edición en DVD/BD:
Varias son las ediciones domésticas que editó Selecta Visión. Las sencillas en Blu-ray y DVD, sin extras salvo una postal, y la edición coleccionista (que tuve la suerte que me la regalaran), que incluye la película en DVD y BD, además de otro BD con interesantes extras, como una entrevista a la directora u otra al director de animación, así como un libreto muy apañado de 64 páginas y, también, una postal muy maja. Eso sí, su precio de salida fue algo elevado.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...