23 mayo 2008

Speed Racer (Meteoro)

La semana pasada, al ver por vez primera la última obra de los Wachowski, no me sentía preparado para escribir sobre ella, y hoy domingo (ya lunes en realidad) 18 de mayo de 2008, una vez la he vuelto a ver, pero en esta ocasión en una sala de mayor calidad (de imagen al menos), sigo sin estarlo. No obstante, haré el esfuerzo de escribir unas líneas acerca de este atípico film en lo que a realización visual, e incluso conceptual, se refiere.

Desde que se estrenara The Matrix Revolutions allá por noviembre de 2003 los hermanos Andy y Larry Wachowski no se habían dignado a dirigir ninguna película aunque sí que produjeron y escribieron el guión de la más que notable V de Vendetta. Pero los Wachowski sorprendieron a propios y extraños al hacerse saber que serían ellos quienes dirigirían la adaptación a pantalla grande del anime Meteoro (Speed Racer en su título anglosajón y Mach Go Go Go en el título original japonés), años atrás ellos mismo lo afirmaron, "lo próximo que hagamos no se parecerá en nada a Matrix". Y lo han cumplido, desde luego, pues de tres películas oscuras con argumentos intrincados y adultos han pasado a una cuyo argumento no tiene nada de intrincado, es para toda la familia y encima colorines no le faltan.

Las primeras fotos que vi de la película que nos ocupa me echaron completamente para atrás, sin duda pensaba ir a verla, pero me hicieron pensar que esta vez Andy y Larry se estaban arriesgando demasiado, y parece que mis pensamientos no iban del todo mal, sobre todo viendo el resultado que está teniendo hasta el momento en la taquilla a nivel internacional, bastante mediocre.

Pero vayamos al grano. Speed Racer es un joven que desde muy pequeño lleva gasolina en la sangre, de hecho toda su familia la lleva, Rex, su hermano mayor, fue un famoso piloto de carreras y su padre es constructor y dirige su escudería familiar. Cierto día, tras ganar una espectacular carrera, un adinerado patrocinador va a casa de los Racer para hacer una oferta a Speed, los lleva a la ciudad en su jet y les muestra todo lo que podrían obtener. Pero no es oro todo lo que reluce, pues el empresario en cuestión no es sino un tipo al que sólo le interesa el dinero y el poder, y las carreras son para él sólo un medio más para engordar sus arcas. A partir de ahí Speed luchará con todas sus fuerzas (con la ayuda del misterioso Racer X), haciendo lo único que sabe hacer, correr y competir; para así limpiar el deporte que tanto ama.

En realidad me salto varias cosillas del argumento, pero lo dejo así para que vosotros mismos tengáis la posibilidad de descubrirlo.

La película choca, sí, al principio choca por completo su estética, ese colorido casi chillón, esos parques tan verdes con flores de tantos colores, esas calles y edificios multicolor, esas paredes pintadas de amarillo y naranja, por no mencionar el resto del atrezzo. Pero tras unos pocos minutos uno deja de fijarse en eso para estar atento a los acontecimientos que se narran.

Este filme está hecho para impactar visualmente, quizá no marcará un antes y un después como hizo la trilogía Matrix (aunque eso aún está por ver), pero sin duda este apartado se merece todos los elogios posibles. Y no es ya sólo el colorido, sino el como está llevado a cabo. John Gaeta y los Wachowski lo han vuelto a hacer, han logrado un producto con el que sorprender a espectador, con el que es inevitable soltar algún ¡uooouuh! Las carreras son simplemente espectaculares, geniales, increíblemente imaginativas y sin duda divertidísimas, del todo irreales, pero si no fuera así perderían todo interés. Aunque es cierto que hay un par de momentos en alguna que otra carrera que son confusos (sobre todo al final de la última carrera), el resto está llevado a cabo de forma magistral, y algo que ayuda (y mucho) a ello es el fantástico montaje, sin duda en este apartado (además de los efectos visuales) se merecen alguna nominación a los próximos Oscars (se merece ganarlos, de hecho), aunque me temo que no va a ser así, pues los críticos parecen que la tienen tomada con estos directores.

La música la compone Michael Giacchino, compositor de la BSO de Perdidos y que a mi juicio ha realizado un correcto trabajo (en alguna que otra escena me parece escuchar algo de la mano de Don Davis, el compositor de la BSO de las tres de Matrix), en la que no se olvida de la melodía original de la serie, la cual versiona muy correctamente.

En definitiva, los Wachowski nos vuelven a sorprender y se vuelven a adelantar a nuestro tiempo, creando el primer anime (con permiso de Revolutions) con actores de carne y hueso. Han realizado un film sorprendente y excelente adaptación, con unas carreras que dejan sin aliento y que sorprenden, y una original estética. Un entretenimiento de tomo y lomo, una delicia visual, muy recomendable.


LO MEJOR:
-Las carreras, todo un gozo para los sentidos.
-Los efectos especiales y el montaje, absolutamente geniales.
-Susan Sarandon (Thelma y Louis), John Goodmam (El gran Lebowski), Christina Ricci (Sleepy Hollow), como la madre, el padre y la novia de Speed respectivamente, y Mathew Fox (Perdidos) como Racer X, que se nota que se lo pasa pipa. Emile Hirsch (Hacia rutas salvajes) tampoco la hace nada mal (o sea, prácticamente todo el reparto).
-El malo, que aunque es bastante histriónico y sobreactua, me ha encantado, sobre todo en cierta escena.

LO PEOR:
-Una escena protagonizada por Spritle, el hermano pequeño de Speed, y su mono. No tiene mucho sentido.
-Que muchos no vean la película por prejuicios erróneos.
-Que los Wachowski tarden otros cinco años en dirigir una película.

¿Quién debería verla?
Los fans de estos dos directores, Andy y Larry Wachowski, y todo aquel al que les guste las carreras futuristas y espectaculares, además de los filmes atrevidos y originales.

¿Y quién no?
¿Los epilépticos?

Una curiosidad:
Aquellos que os guste el anterior trabajo de los Wachowski seguro que os habréis percatado de que en el camión del mafioso, el que es atacado por Racer X al poco de comenzar la película, hay unos bustos bastante particulares, puesto que aparecen en una importante escena de The Matrix Reloaded.


Leer critica Speed Racer en Muchocine.net

20 mayo 2008

Expomanga 2008 - Luchadoras de leyenda

Como lo prometido es deuda aquí pongo el vídeo que grabé (o, mejor dicho, me grabaron) de la repetición de la actuación de un grupo que iba de Luchadoras de leyenda (Magic Knight Rayearth), un manga de las CLAMP. Espero que os guste.


17 mayo 2008

Crónica Expomanga 2008

Quién me hubiera dicho a mí hace unos meses que en un mismo año y en apenas un mes iba a asistir a dos eventos relacionados con el mundillo del manga y el anime (y encima a uno de ellos disfrazado). Pues yo no me lo hubiera dicho, y menos que encima iba a conocer a varios otakus foreros en una quedada, foreros que espero volver a ver dentro de no mucho (tanto virtual como físicamente).

Un par de semanas (más o menos) antes de celebrarse el Expomanga se abrió un tema sobre dicho evento en los foros de Infotaku, y en el cual se propuso una quedada; por aquel entonces yo me apunté, puesto lo veía posible. Más adelante lo vi más negro, ya que me surgió que tenía que trabajar el sábado, y la quedada era por la mañana. Pero los foreros (Metropolitik a la cabeza) no veían problemas donde yo sí, una quedada por la mañana y otra por la tarde y santas pascuas, aunque la de la tarde no iba ser al uso, pues no tenía ni la menor idea de a qué hora podría llegar, así que tras un par de mensajes privados fallidos tuve medios de comunicación suficientes para así poder localizarlos cuando llegara el momento.

Llegó el esperado sábado 10 de mayo, y me fui a trabajar, curiosamente fue un día de trabajo bastante liviano, muy llevadero (muchísimo más que el viernes) y se pasó bastante rápido, salí a las 2 de él y a eso de las 3 estaba en casa, dispuesto a comer y marcharme lo antes posible. Mas antes tenía que resolver unos asuntillos, principalmente el hecho de que todavía no me había probado el disfraz completo. Una vez acabada la prueba y demás salí pitando hacia el metro, y tras media hora o más llegué a la parada de metro Alto de Extremadura, y guiándome por la hilera de otakus y frikis varios hallé el Pabellón de la Pipa.

Estando en la cola llamé a Metropolitik para informarle de mi llegada y quedar, más me colgó y cuando ya tenía la entrada en mis manos (3 € costó) me llegó un mensaje del mismo diciéndome que estaba en la sala de proyecciones. Con la ayuda de un mapa y preguntando llegué a dicho lugar, aunque antes me perdí entre el gentío, y noté bastante calor humano, además de cierto hedor al internarme más, por suerte fue una sensación que pronto desapareció (y es que el pabellón no es que esté muy bien ventilado que se diga y hacía calor). Ya en los aledaños de la sala de proyecciones envié un SMS a Metropolitik informándole que iba a entrar, y al hacerlo mi realizó las señas convenidas y allí me senté donde pude, tras él.

La sala de proyecciones era bastante pequeña, además a no ser que se estuviera en la primera fila era imposible no ver cabezas, pero a pesar de ello la imagen y el sonido eran de calidad, aunque la serie en imagen real de MPD Psycho quizá fuera un poco fuerte para empezar. Lo que más perplejo me dejó de ésta fueron las macetas humanas (sí, un tipo que se dedicaba sembrar flores en las cabezas del personal), el peor detalle (pero a la vez me reí mucho con ello) fue sin duda la lluvia digital... ya que ponen lluvia al menos que se molesten en mojar un poco a los actores. Sin duda MPD Psycho es una de esas rarezas niponas cuyo argumento es imposible que se le ocurra a ningún occidental (por cierto, el coautor de la obra estuvo invitado en el salón).


Unas vez terminó el episodio y salimos de la sala, y tras algunos comentarios sobre lo visto vinieron los presentaciones: Quinta, Marluna, Errante, Luxi, Shizuka, Hajime, además del propio Metropolitik (alias Daniel). Tras ello decidimos dar una vuelta, miramos algún que otro stand, me compré un par de tomos a un gran precio (y algunas incluso comenzaron una serie por el final, jejejjeje), nos hicimos una fotillo de grupo (con un cartel made in Luxi incluido) y como el personal estaba bastante cansado, se decidió ir en busca de un bar a tomar algo y relajarnos. Aunque quizá ésa no fue la elección más acertada para los de los pies fatigados, pues dio la casualidad que todos los bares que había o estaban cerrados o eran demasiado pequeños, pero al final logramos encontrar uno con las dimensiones adecuadas aunque quizá de ambiente no muy juvenil. Nos pedimos una bebidas y Quinta sacó el juego de cartas "Ciudadelas" para pasar el rato, echamos una partida rápida y la verdad es que resultó muy divertida (lástima de pillarnos con poco tiempo y cansancio). Tras ello salimos en busca de la boca de metro más cercana (aunque antes hicimos una primera parada para debatir sobre si ir a comer o no), y allí discutimos sobre qué hacer, tras numerosas deliberaciones llegamos a la conclusión de que no era un buen día para hacer nada más, y que deberíamos quedar en próximas semanas. Así que después de media hora de despedidas, Luxi se fue a su casa que estaba cerca y el resto (o la mayoría, pues Shizuka se había quedado por el camino antes de ir al bar) pillamos el metro correspondiente.

Espero que hagamos pronto otra quedada, ésta fue para mí breve, pero muy divertida (fue una gran alegría y honor conoceros).

***
El domingo a las 10 y pico me levanté, y también lo hizo Sandra (mi compi de piso junto con Javi, el cual hubiera estado bien que estuviera y se disfrazara de algo jejjejejeje). Después de un desayuno de campeonato nos fuimos preparando, nos concentramos para meternos en el personaje, nos pusimos los ropajes, nos maquillamos y voilá; cerca de la 1 de la tarde estuvimos listos para ir al salón. Bajamos las escaleras de puntillas y observamos el exterior desde el portal, para evitar a las gentes normales y corrientes, salimos con ímpetu y no se nos ocurrió otra cosa que comprobar si un todo a cien estaba abierto para así mirar si había unos guantes blancos y un rotulador rosa, eso nos llevó a dar un rodeo y cruzarnos con más gente (o sea, pasar más vergüenza) y encima estaba cerrado. De camino al metro éramos el centro de atención, y un niño al verme dijo: "Mira, un ratón". Snif :-(, yo iba de gato. Curiosamente en el metro no nos valía a ninguno de los dos el abono, por lo que tuvimos que pasar por taquilla para cambiarlos, por suerte la taquillera (y una limpiadora) era muy simpática y nos dijo que íbamos muy bien, muy "conjuntados", nos preguntó si íbamos a una fiesta de disfraces y yo le respondí que iba al Expomanga, pero la mujer puso cara de póquer. Gracias a los dioses sólo teníamos que hacer un trasbordo y que era domingo, puesto que si no hubiéramos que tenido que "soportar" muchas más miradas y risitas.

A eso de las 2 llegamos al recinto del Expomanga, y antes de entrar ya nos hicieron una foto, el pudor que sentíamos antes desapareció por completo y es que no existe la vergüenza en un evento como el Expomanga, de hecho a veces no hay ni sentido del ridículo, los prejuicios se tiran por la borda y lo que realmente importa es simplemente pasárselo bien, algo que deberíamos poner en práctica más a menudo en nuestra vida diaria.

Dimos un paseo por el salón, jugamos a algún que otro videojuego y acabamos por sentarnos para ver el concurso de cosplay (para quien no lo sepa, cosplay es disfrazarse de algún personaje de manga o de película), allí nos quedamos sorprendidos con algunos de los disfraces, tremendamente currados; y antes que acabara me di cuenta que teníamos a Luxi justo delante, la saludé y terminamos de ver el concurso (aún me sigue maravillando el breve show que se curraron el grupo que iban de Luchadoras de Leyenda -procuraré poner un video en alguna entrada para que disfrutéis de él-). Tras el concurso nos hicimos una foto Luxi y yo (que iba de Gogo, la chica de instituto psicópata-asesina de Kill Bill, y que le quedaba como un guante, o sea, genial). Después ella nos propuso ir a comer, pero no nos llevamos bocatas para no tener que ir cargados con la mochila :-( así que nuestros caminos se separaron, nos dirigimos a la cafetería nos compramos un bocadillo y algo de beber y buscamos un buen sitio para comérnoslos (aunque al final nos lo acabamos zampando en el propio espacio de la cafetería).


Una vez que nuestros estómagos estuvieron saciados (al menos el mío), dimos otra vuelta, mirando el material que había en los stand y dejándonos hacer alguna que otra fotillo. En una ocasión pasamos junto a un fotógrafo y como nos ignoró nos pusimos a criticarle, es como si nos hubiera escuchado, porque apareció por detrás y nos pidió una fotillo, al final nos hizo varias, y no sólo en esa ocasión, sino un poco más tarde cuando estaba mirando unas novelas de Perdidos en un stand. En esa vuelta nos compramos algunas cosillas a un precio extraordinario (Sandra se compró los primeros manga -y cómics- de su vida), y entremedias (antes de ello, creo) nos cruzamos de nuevo con Luxi y su compañera; vimos las peleas de katanas de goma espuma (vibrante fue el momento en el que perdió el tipo "buenorro" y chulesco, todo el mundo gritó al unísono de la alegría). Una vez terminó la competición dimos otra vuelta y me compré un par de tomos que hacía bastante que los deseaba, y encima tenían la oferta de que te regalaban otro tomo y un póster pequeño, así que yo tan contento. Después de ello nos topamos otra vez con Luxi y su amiga, aunque esta vez charlamos un poco más y le mostramos lo que nos compramos. Fuimos a tomar el aire luego y al poco volvimos al recinto y nos topamos con Quinta, nos fuimos a la sala de proyecciones a ver Mushi-shi, vimos buena parte del primer episodio y el segundo completo, y salimos bastante satisfechos, aunque por lo poco que he visto me gusta más el manga (que recomiendo desde aquí a todo el mundo). Al salir de la sala Quinta tuvo la amabilidad de darme una entrada para que la canjeara por un manga que regalaban con la misma (el sábado no me di cuenta de hacerlo), dimos un paseo y volvimos a la sala para ver la siguiente proyección, pero fue cancelada, así que dimos media vuelta y nos dirigimos a la zona del escenario, pues yo tenía la idea de que era posible que estuviera allí Luxi y poder así irnos todos juntos. Como así fue nos hicimos de paso algunas fotos y tras ello nos marchamos, yo con una sonrisa y no con la tristeza que siempre me invade en el Salón de Jerez.

Como nota curiosa habría que decir que de camino al metro me preguntaron de qué iba disfrazado y una me preguntó si iba de Willy Fog... Así que para quien no lo sepa iba de Barón, el gato que aparece en dos películas de Ghibli: Haru en el reino de los gatos y Mimi wo sumaseba.

En el metro se separaron nuestros caminos, por un lado Quinta y Raquel (era la amiga de Luxi), y por otro lado Sandra, Luxi y yo, aunque Luxi nos "dejó" pronto, en la primera parada de metro. Por cierto, la vergüenza ya no existía, y fuimos al piso sin complejos, ya nos importaba poco que nos miraran y lo que pensaran.


En conclusión, el Expomanga 2008 ha sido uno de los eventos otakus donde mejor me lo he pasado, el ambiente es muy bueno, distinto del de Jerez, pero no por ello peor, puede que sea más friki y todo. Si a esto le añadimos que he conocido en éste a muy buena gente y que me he comprado bastantes cosas y a muy buen precio, pues ha resultado ser este pasado fin de semana (10 y 11 de mayo) uno de los mejores y más frikis que recuerdo (incluso el sábado noche fui a ver Speed Racer, la última locura de los Wachowski y sobre la que pronto pondré una crítica), de hecho el lunes llegué al trabajo con más ganas que nunca.



14 mayo 2008

¿Cuánto odio puede albergar tu corazón?

Esa es una pregunta que me hice ayer (12/05/2008), ¿cuánto odio puede albergar el corazón de un hombre? No es una pregunta al uso, desde luego, y mucho menos sin razón, fue algo lo que me hizo reflexionar sobre ello, una breve noticia que me impactó sobremanera, y que hizo languidecer mis ánimos por momentos, que me hizo sentir repulsión por el género humano... más aún.

¿Por qué hacemos las cosas que hacemos? ¿Qué nos lleva a realizar ciertas acciones que horrorizan al mundo? Cosas, como por ejemplo, el caso de Josef Fritzl, que encerró y violó a su hija durante años. Pero ése es un ejemplo que aunque tiene ciertos puntos en común con el que me lleva a escribir estas líneas no se acerca a la idea que quiero transmitir, aunque sí muestra hasta qué punto puede llegar nuestra especie.

Un padre mató a su hija en Irak, una chavala de 17 años, por enamorarse de un británico. La ahogó con el pie, pisándole el cuello; y después de eso, y de que el gobierno iraquí lo dejara libre, aún decía: "La muerte era lo que se merecía. Ha deshonrado a la familia al relacionarse con el enemigo, con el invasor, el cristiano" (Fuente: 20 Minutos). ¿Cuánto odia ese hombre a los invasores para hacer algo tan horrible como asesinar a su propia hija? ¿Qué hemos hecho nosotros, los occidentales, para evitar ese odio? La respuesta a la primera pregunta es inconcebible, la respuesta a la segunda pregunta y el quid de la cuestión es más simple, infinitamente más sencilla: no hemos hecho nada, justo lo contrario, con nuestra aptitud, prepotencia, intolerancia, insolidaridad y miedo hacia otras culturas y razas hemos expandido la mayor de las epidemias que asolan a la raza humana.

El odio carcome a medio mundo, una guerra silenciosa late en lo más profundo de los corazones de todos nosotros. Es miedo, un miedo que poco a poco nos están metiendo en el cuerpo, miedo al llamado terrorismo internacional, miedo al Islam, miedo que crece y que se convierte en odio ante la ignorancia de la gran mayoría, odio que lleva a que muchos apoyen la invasión de países sin motivo o simplemente con falsos motivos cuando en realidad lo único que se busca con ello no es hacer justicia, sino obtener beneficios económicos. ¿Cuántos jóvenes como la mencionada iraquí deben morir para que nos paremos a pensar? ¿Cuánto odio pueden albergar nuestros corazones sin poner en peligro la existencia del mundo tal y como lo conocemos? ¿Cuánto tiempo dejaremos que nos manejen como a marionetas, que nos usen unos pocos poderosos que sólo buscan dinero y poder? Preguntas surgen miles, respuestas apenas, soluciones ninguna... al menos mientras sigamos mirando a nuestros vecinos con la venda del miedo y el odio.


09 mayo 2008

Iron Man

Llega a la gran pantalla la enésima adaptación de un cómic de superhéroes: Iron Man, el héroe que se construyó a si mismo.

Jon Favreau dirige este filme el cual es protagonizado por Robert Downey Jr. (Tony Stark), además de un elenco de intérpretes más que meritorio: Gwyneth Paltrow (la secretaria personal de Stark), Jeff Bridges (socio y amigo de Stark) y Terrence Howard (militar y amigo de Stark).

Tony Stark es un tipo al que le sale el dinero por la orejas, vive despreocupadamente, montando sus cochecitos, acostándose con toda fémina que le coge de paso y comprándose todo lo que se le antoja. Todo este dinero lo tiene gracias a Stark Industries, empresa armamentística creada años ha por su difunto padre, y también gracias a su innato talento para crear los más innovadores diseños para defender así a su patria.

En una visita a Afganistán para realizar una muestra de su nueva creación, el misil Jericho, su caravana es atacada por los talibanes (aunque durante toda la película no se menciona dicha denominación) y acaba secuestrado, aunque con pocas posibilidades de sobrevivir, por suerte para él un buen doctor le implantará un armatoste en el pecho para evitar que estire la pata, y posteriormente él mismo mejorará el armatoste con algunos arreglillos, remaches y demás. En su cautiverio los talibanes no le dan opción, o construye el misil Jericho para ellos o morirá antes de tiempo, es entonces cuando descubre (con cierta sorpresa) que sus secuestradores tienen una ingente cantidad de su propia mercancía. Evidentemente, y a pesar de decir lo contrario, no construirá dichos misiles pero sí que fabricará (después de una charla con el doctor, el cual se convertirá además de en un gran ayudante y amigo, en la conciencia de Stark), algo que le ayudará a salir de tal atolladero... Toda esa experiencia marcará tanto a Tony que hará que cambie casi por completo su forma de ser.

A parte de los impecables efectos especiales lo más destacable de esta película es la actuación de Robert Downey Jr., el cual sin duda es perfecto para el papel de un tipo engreído. irresponsable y al que le importa un bledo todo al principio, para terminar siendo un tipo sin duda soberbio, pero al que ya importa los efectos que pueden tener sus lucrativos aunque poco morales negocios. En general los actores creo que cumplen su papel más que meritoriamente, sobre todo me gusta Jeff Bridges, actorazo como pocos, aunque quizá su papel es demasiado típico a partir de cierto punto; y habría que destacar especialmente entre los secundarios al doctor que salva la vida de Tony Stark (Shaun Toub), el cual es un papel más que interesante.

Otro punto fuerte del filme es esa pequeña crítica que hace a la industria armamentística, la cual puede llegar a afirmar que existe para preservar la libertad cuando al final sus "artículos" acaban en manos no sólo de los "buenos", sino en poder de aquellos que se supone no deberían obtenerlos.

En definitiva, Jon Favreau firma una más que entretenida película del único superhéroe sin poderes, a la que le pesa sólo una cosa: que es más que evidente que está realizada siendo pensada para una serie de filmes, por lo que ésta se convierte básicamente en una mera presentación del héroe y del resto de personajes.



LO MEJOR:
-Downey Jr., no existe un actor al que le pegue más el personaje (y que conste que lo afirmo desde la ignorancia de no haber leído ningún cómic del mismo).
-Los efectos especiales.
-Ése final tras los créditos, ¡ni se os ocurra salir de la sala sin verlo!

LO PEOR:
-Que es la primera película de una saga, por lo que se queda coja.
-El papel de Jeff Bridges se vuelve demasiado arquetípico pasado cierto momento.
-La química entre Tony Stark y su secretaria no es muy grande que se diga.
-Cierto momento publicitario, absolutamente prescindible.

¿Quién debería verla?
Todo el que le guste los cómics, las películas de acción y ciencia ficción.

¿Y quién no?
Pues pocos...

La próxima...
A pocos días de haberse estrenado ya se ha anunciado que habrá secuela en 2010.


Leer critica Iron Man en Muchocine.net

04 mayo 2008

InEsperanza

Esperanza Aguirre, como bien ya sabéis, es la "celebérrima" presidenta de la Comunidad de Madrid, que ahora está muy en boga de todos los medios de comunicación por el pulso que está manteniendo con el señor Mariano Rajoy ante la posibilidad de presentarse como candidata a la presidencia de su partido.

El tema no es éste, eso son luchas internas del PP que demuestran que no son tan democráticos como dicen, pues la mera posibilidad de que se presente otro candidato está levantando ampollas entre sus filas. La razón de estas líneas es bien diferente, y no es sino una mera observación crítica a la política de Aguirre en esta comunidad en la que habito en la actualidad.

Todo parte de la cuestión siguiente: ¿Está boicoteando Espe alguna de las leyes/medidas de ZP? Me refiero a la Ley del Tabaco, la de la dependencia y las (paupérrimas) ayudas a los jóvenes para el alquiler.

La del tabaco porque hasta donde yo sé Madrid es la comunidad más permisiva al respecto, y ciertamente, es la menos grave de las tres. Pero por ejemplo, las ayudas para el alquiler van increíblemente retrasadas, en los dos primeros meses no se habían concedido ni una sola ayuda, de hecho sólo una solicitud obtuvo respuesta, y ésta fue negativa. Aguirre puso la excusa de que el programa del Ministerio fallaba, que les estaba dando problemas, aunque curiosamente ese mismo programa no parecía generar ninguna dificultad en otras comunidades, en las que prácticamente todas las solicitudes habían sido respondidas y en su mayoría favorablemente. Otra cosa es que apenas conceden ayudas, buscan cualquier excusa por muy estúpida que sea para no darlas, ya sea porque el solicitante realiza la transferencia a una cuenta corriente que no es la del arrendador (cosa que tiene facilísima solución) o cualquier otro absurdo.

Lo de la Ley de Dependencia me parece especialmente grave, ya que a fecha de 17 de abril sólo el 4,9% de las 23.383 personas más necesitadas fueron valoradas, y sin embargo la media del resto del país era del 73% y ni una sola persona ha recibido ayuda (Fuente: 20 Minutos), y todo esto a un año y medio que se aprobó dicha ley. En mi humilde opinión creo que deberían sancionar de algún modo al gobierno de Aguirre, porque es una absoluta irresponsabilidad hacia las personas con dependencia y hacia la propia ley.

Poco antes de las pasadas elecciones generales Esperanza Aguirre anunció a bombo y platillo la inauguración de (cuatro, creo) nuevos hospitales, con estos hospitales se supone que se ampliarían el número de camas y se desahogarían los servicios de urgencias de los ya existentes... eso se suponía. Se crearon 1354 camas más, pero sin embargo por otro lado se redujeron 2000 camas en los hospitales públicos ya existentes; y no es sólo eso, sino que la gestión de los nuevos hospitales se ha entregado a empresas privadas, empresas que, lógicamente, lo que buscan es sólo lucrarse, por lo que la sanidad pública se convierte en negocio privado, y por lo tanto los pacientes que no resulten rentables probablemente no serán atendidos como debieran, o más probablemente dados de alta a las primeras de cambio.

Dejando un poco de lado a Espe, hay que resaltar que Gallardón no se libra tampoco de ese espíritu privatizador, pues en los planes del mismo está incluso privatizar la iluminación pública, ¿de verdad que se puede hacer negocio hasta con eso?


***

Dejando un poco de lado a los PePeros, me es imposible no comentar una noticia que apareció en el 20 Minutos del 15 de abril, en la que un fiscal ha pedido 6 años de prisión para varios jóvenes que participaron en una protesta por una vivienda digna, según el relato judicial, lanzar piedras y botellas y levantar barricadas con contenedores. A parte de que sería excesivo meter durante tantos años en la cárcel a estos jóvenes por este hecho, ellos niegan dichas acusaciones, y aseguran que la marcha fue pacífica hasta que la policía cargó contra los manifestantes. Este hecho es, para mí, muy grave, pues siempre se pretende criminalizar a los movimientos sociales, a todo aquél que protesta por pedir algo para el bienestar general y no para unos pocos empresarios se le apalea, vilipendia, acusa y castiga duramente, mientras que por otra parte están las organizaciones fascistas los cuales parecen estar vacunados contra las fuerzas del "orden".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...