28 febrero 2009

Vals con Bashir

Todo comienza con un sueño. En el sueño unos perros aparecen de la noche y comienzan a correr rabiosamente. Poco a poco se van uniendo más y más, formando una jauria, atravesando calles y sembrando el terror entre los transeúntes. Llegado un momento se paran en seco y comienzan a ladrar, a través de una ventana mira tímidamente un hombre... Dicho sueño se lo cuenta un amigo a Ari Folman, el director de este filme, llegando a la conclusión de que el mismo tiene que ver con la misión que realizaron para el ejército israelí durante la primera guerra con Líbano. Ari se da cuenta entonces de que no recuerda nada sobre dicha guerra, y es entonces cuando busca respuestas. A medida que va conversando con diferentes personas, algunos antiguos compañeros de combate, su memoria va aflorando, lo malo es que quizás recuerde cosas que realmente no quiere recordar.

Vals con Bashir es el primer documental de animación, una arriesgada y valiente apuesta visual por parte de su director, y una película dura e impactante.

Definir Vals con Bashir es complicado, comentar algo sobre ella me resulta harto difícil, pero haré un esfuerzo para intentar transmitir al menos una parte de lo que me ha hecho sentir.

Locura. Estupidez. Absurdidad. Sinsentido. Sinrazón. La guerra. Eso es la guerra ni más ni menos, la mayor de las estupideces humanas, y una forma de controlar la población... aunque este último comentario nada tiene que ver con el documental que nos ocupa. Ari Folman sin duda estuvo inspirado al jugársela haciendo un trabajo como el que ha realizado, desde principio a fin es un ejercicio de reflexión no sólo acerca de la barbarie de las guerras, sino de la propia condición humana, que se deja llevar por sus instintos más bajos, que es sumamente manipulable a través del miedo, que no reacciona a pesar de las evidencias.

Visualmente nos encontramos ante una película con imágenes realmente bellas, como el sueño del director; muchas otras oníricas y sugerentes; incluso alguna puede ser considerada de mal gusto por unos pocos. Pero lo que no se puede negar es que es un acierto desde principio a fin, el estilo de animación, los diseños, los colores, todo transmite esa atmósfera entre onírica y sórdida, entre el sueño y la pesadilla. Si a todo ello le sumamos una banda sonora realmente buena, regalándonos momentos llenos de poética locura y de cruda realidad.

Vals con Bashir es un film diferente, un atrevido y necesario trabajo, su desarrollo es magnífico, su final es desolador. Dejó a la sala en el más absoluto silencio, no se escucharon ni cuchicheos, ni aclarado de gargantas, es uno de esos rarísimos finales que hacen que no puedas evitar contener la respiración, un final que te recuerda que todo aquello fue real, que la matanza de los campos de refugiados de Sabra y Chatila es un hecho, por mucho que algunos quieran enterrarlo en el olvido.



LO MEJOR:
-El concepto en sí de realizar un documental de animación.
-Absolutamente todo: banda sonora, dirección, dirección artística, animación...
-El final.

LO PEOR:
-¿Que no haya ganado el Oscar a mejor película extranjera de habla no inglesa?

¿Quién debería verla?
Todo el mundo.

¿Y quién no?
No llevaría a que la viera un niño, que sea de "dibujitos" no quiere decir que tenga que ser infantil.


Leer critica Vals con Bashir en Muchocine.net

24 febrero 2009

EL DESAFORTUNADO CASO DE Mr. PEPE LUI

Iba caminando por la calle Pepe Lui, que andaba que te andaba como cada día a esa misma hora minuto más minuto menos. Pues bien, que iba caminando Pepe Lui, con su sombrero de copa, su distinguido bastón (aunque bien sabía él que no lo necesitaba, le gustaba porque le daba un porte elegante -al menos eso pensaba-), su chaqueta negra a pesar del calor, su pantalón azul marino y sus zapatos de azabache recién engrasados, brillantes de tan limpios que estaban. Se cruzó en su camino el perro de Paco, el cual vivía a tres manzanas de allí, por lo que dedujo con su perspicaz intelecto que o Paco estaba cerca o se le había escapado su mascota, así que dio más de una vuelta alrededor del quiosco de doña Tecla, en busca del tal Paco, el cual le debía dos pesetas desde hacía más de un mes, pero no estaba por ningún lado. Por lo que optó por llamar al perro, que tenía el nombre de Clotildo, en honor al abuelo de Paco según decía el mismo. Una vez lo atrajo y capturó con sus fornidas manos lo cogió en brazos y fue en pos del dueño, el cual o estaba en su casa o, más probablemente, en el bar de la esquina, junto a la verdulería de Rafaela, que era prima hermana de Pepe Lui por parte de padre.

Pasado un rato llegó al bar del Bernardo, echó un vistazo fugaz, pues el hedor a tabaco le molestaba sobremanera, y comprobó que Paco no se encontraba allí, aunque sí que estaba el bueno de Gustavo, el cual vendía cupones desde hacia un par de años, que fue precisamente cuando comenzó a perder la vista; también estaba María, la mujer de don Eustaquio, el cual estaba sordo como una tapia, de ahí que siempre le acompañara su señora a todas partes. Siguió su camino Pepe Lui, con el pobre Clotildo a cuestas, el cual ya comenzaba a impacientarse, estando deseoso por bajar y caminar por su propio pie, cosa que no estaba dispuesto a dejar Pepe Lui.

Al fin llegó al portal de Paco (aunque antes se había cruzado con la viuda Jimena, con la que no tuvo más remedio que conversar durante más de media hora), el cual vivía en un séptimo y el ascensor estaba estropeado... Pepe Lui, que como ya he dicho era un tipo de perspicaz inteligencia, dedujo que Paco no saldría de su casa hasta que no arreglaran el ascensor, por lo que seguramente habría dejado que el perro saliera solo a la calle, a su infortunio. Pepe Lui, que también era un tanto suspicaz, no estaba dispuesto a perder sus dos pesetas, por lo que a pesar que subir escaleras no era su fuerte decidió hacerlo. Clotildo se removía, más Pepe Lui lo tenía aferrado fuertemente, y subió de uno en uno los escalones, y tras una eternidad llegó al séptimo izquierda y llamó a la puerta. ¿Está Paco?, le preguntó a un joven que había abierto, a lo que éste respondió: ¿Paco el manco?, con una cara un poco de circunstancia. No, Paco el Remolachero, dijo pepe Lui. No, hombre, ese Paco vive en el bloque de al lado. Pepe Lui maldijo a Paco y a todos sus parientes, así como a su perro, el cual salió pitando cuando vio la oportunidad.

Semanas más tarde Paco murió. En su testamento no ponía nada de dos pesetas a favor de un tal Pepe Lui.

18 febrero 2009

El Curioso Caso de Benjamin Button

El nuevo trabajo de David Fincher se convirtió en una de las películas más esperadas por mí desde el primer momento que leí algo sobre el proyecto, pero sobre todo cuando hace ya bastantes meses vi el primer trailer del mismo. La historia de un hombre que va envejeciendo al revés me resultó del todo intrigante desde el principio, ¿cómo lo abordaría el director?, ¿qué tal estaría el guión? Lo que no dudé es que el trabajo de Brad Pitt y Cate Blanchett iba a ser redondo. Parece que no me equivoqué, y que mis expectativas (y las de tantos otros) no eran vanas.

La historia comienza en un hospital donde vemos a una anciana Daisy (Cate Blanchett) junto con su hija, Caroline (Julia Ormond). Se están despidiendo, puesto que bien saben ambas que ya le ha llegado la hora. Daisy le pide a Caroline que coja un libro de sus maletas y se lo lea, éste no es otro que un diario de alguien a quien amó con locura Daisy; en él está la historia de dicha persona y buena parte de su propia historia. A medida que avanza la misma, que Caroline va leyendo páginas, se da cuenta de todo lo que desconocía de su madre, de todos los momentos extraordinarios que vivió durante su vida, de todos los secretos que guardaba en lo más profundo de su corazón.

No son pocos los que han comparado El curioso caso de Benjamin Button (que está basado en un cuento de F. Scott Fitzgerald de idéntico título) con otra gran película como es Forrest Gump. Bien cierto es que Eric Roth también escribió el libreto del oscarizado filme de Robert Zemeckis, que tiene similitudes en el montaje y en la propia historia, o más bien en la forma de contar ésta y quizás también el juego con los apellidos; pero de ahí a afirmar que es un Forrest Gump 2 va un buen trecho, puesto que el film de David Fincher tiene personalidad propia, una estética diferente y unos personajes principales que para nada me recuerdan a los de la primera, aunque en lo que se refiere a los secundarios sí que se pueden ver ciertos parecidos (al menos yo la veo entre la madre de Gump y la "madre" de Button).

David Fincher es un director que se prodiga poco, comenzó con esto del cine con una cinta que tuvo cierta polémica, puesto al parecer los productores no le dejaron hacer el trabajo que quería (y así salió), esta no era otra que Alien 3, sin duda la peor de la tetralogía alienígena. Tras el bache nos trajo una obra que a día de hoy aún perdura su influjo, con Seven sin duda nos lo hizo pasar genialmente mal; después de la entretenida The Game vino la transgresora y gamberra El club de la lucha, que fue su segunda colaboración con Brad Pitt; La habitación del pánico fue su quinto filme y todo un taquillazo, le siguió Zodiac, que fue elogiada unánimemente por la crítica pero que al público no pareció gustarle tanto. Con su último trabajo parece que sí que ha convencido tanto a los espectadores como a los críticos.

El curioso caso de Benjamin Button es, ante todo, una bonita historia de amor y una fábula sobre la vida. Sus personajes intentan sacarle el máximo jugo a ésta, aprenden que nada es para siempre, que todo tiene su momento, y que lo importante es emplear ese tiempo que tenemos para hacer lo que verdaderamente queremos; los personajes nos hacen ver que nunca es tarde para cumplir los sueños, que siempre se puede volver a empezar desde cero y corregir aquello que creamos que hayamos hecho mal, o sea, que lo verdaderamente importante es cómo vives tu vida.

Los actores y actrices están grandiosos, comenzando por Brad Pitt y terminando por Taraji P. Henson, que hace de una madre fuerte y llena de vitalidad; y pasando por Cate Blanchett, la cual sale guapísima, aunque a veces la veo rara con tanto maquillaje (me parece más logrado, menos artificial, el de Pitt). La banda sonora de Alexandre Desplat es todo un gozo para los oídos, dándole más emotividad a las escenas, concordando a la perfección la música con las imágenes.

Los efectos especiales y el maquillaje se merecen una mención aparte. Y es que ver como va rejuveneciendo Benjamin es algo soberbio (y que tiene más de magia virtual de lo que podáis imaginar), sin duda el Brad Pitt de casi el final de la película es el mismo que hace ya cerca de veinte años encandiló a todas en Thelma y Louise. El paso del tiempo es vital en este filme, que transcurre a lo largo de toda una vida, por lo que absolutamente todos los personajes van envejeciendo, les van saliendo arrugas y canas, mientras que a Benjamin Button es justo lo contrario. Realmente es increíble la transformación de los personajes.

Nada es para siempre, y eso lo hace todavía más bello; dice un personaje de la cinta. El hecho de que los que están a tu alrededor, tus allegados, vayan muriendo hacen que te importen más, ya que te das cuenta de que luego los vas a echar muchísimo de menos. Y esa es la vida al fin y al cabo, te encuentras con una persona y en un determinado momento tu camino se separará del suyo, quizás haya suerte y en un futuro no muy lejano te topes con ella, o también puede que jamás ocurra. Es por ello que realmente merece la pena exprimir al máximo el tiempo que estás con las personas que quieres, disfrutar cada segundo, porque realmente nunca se sabe cuando, por una u otra causa, dejará de formar parte de tu vida.


LO MEJOR:
-La dirección de Fincher, hay cientos de imágenes que se quedan impregnadas en la memoria.
-El elenco de intérpretes.
-El maquillaje y los efectos especiales, así como la banda sonora y la fotografía.
-El guión, aunque según mi punto de vista hay un momento que se ralentiza en exceso.

LO PEOR:
-Desaprovechar el tiempo y no ir a ver esta película.
-La parte intermedia del film, que se puede hacer tediosa para algunos.


Ponyo en el acantilado

Ponyo en el acantilado es la nueva película de Hayao Miyazaki, director de El Viaje de Chihiro, La Princesa Mononoke y El Castillo Ambulante (entre otras muchas). Su estreno en cines es el 24 de abril, ¡¡id a verla sin falta!!




Ponyo en el acantilado (Gake no Ue no Ponyo) es un filme del Studio Ghibli, dirigido por Hayao Miyazaki. Se estrenó el pasado año en Japón, convirtiéndose en una de las películas más taquilleras de 2008 en dicho país. Ha pasado por múltiples festivales y obtenido siempre una gran ovación por parte del público y la crítica.

15 febrero 2009

Evangelion 1.0 You are (not) alone

Cuando apareció la noticia de que se iba a estrenar en cines la nueva película basada en la famosa serie de los noventa que tanto nos hizo disfrutar (y sufrir) a muchos, sin duda muchas sonrisas se dibujaron, aunque claro, por esa época no sabíamos que tan sólo iba a ser proyectada en dos salas y que encima iba a ser durante cinco días cochinos y una sesión diaria... Para mi suerte he estado en el lugar y momento apropiado para poder visionarla en pantalla grande (al igual que tuve suerte de ver Gedo Senki en tal formato), aunque ciertamente el destino me jugó alguna que otra mala pasada hasta que al fin logré verla, en su último día y sesión (en Madrid al menos, pues los barceloneses gozaron de una semana extra).

Todo comienza cuando vemos a un jovenzuelo que está esperando a alguien y salta la alarma en la ciudad, un enorme bicharraco (un Ángel para los amigos) está atacando Tokyo-3 y el pobre de Shinji Ikari (que así se llama el muchacho como ya sabréis muchos), ya está pensando que le queda poco de vida. Justo a tiempo llega ha recogerle Misato con su flamante coche deportivo; ella le lleva a las instalaciones de NERV, lugar donde trabaja el padre de Shinji, Gendo Ikari, el cual le pedirá que pilote un EVA, un enorme mecha con el cual luchan contra los Ángeles; Shinji se niega tajantemente al principio, pero al ver el lamentable estado de la otra piloto decide hacerlo, aunque verdaderamente no tiene ni idea de cómo lo va a hacer y está cagado de miedo...

Evidentemente la historia no acaba ahí, ése es sólo el principio de la película, al igual que era el principio de la serie original. Evangelion 1.0 You are (not) alone (Evangerion shin gekijôban: Jo) forma parte de un proyecto más grande al cual han denominado Rebuild of Evangelion, que no va a ser otra cosa que una tetralogía en la que cuentan de nuevo la misma historia, reinventando algunos aspectos, metiendo algún que otro personaje nuevo, cambiando acontecimientos... y lo que se le ocurra a las mentes pensantes de Khara y Gainax, lo que se le ocurra al idolatrado y odiado Hideaki Anno, que es al fin y al cabo el que tiene las riendas del proyecto. La cuestión es que con dicho plan quieren rehacer la serie, desarrollando en los tres primeros films lo que sería la serie original, y en la cuarta y última (esperemos) volver a hacer un final, que muy difícil no lo tienen para hacer uno que tenga sentido, pero conociendo a Anno diría que es capaz de hacer otra criatura infumable e ininteligible.

El que haya visto la serie tendrá al principio cierta sensación agridulce en los labios, y es que plano a plano verá repetido lo mismo que ya ha visto con anterioridad, los diálogos también son iguales básicamente, la banda sonora es la misma (o sea, sigue siendo buena). Al comienzo no me convencía lo que veía, me parecía demasiado clónico, pero por suerte a medida que avanzaba la trama e iban introduciendo detalles, ciertas modificaciones, algún que otro plano nuevo, me fue gustando más y más, y encima luego tras ver los créditos observé con alegría que había un avance de lo que nos depararía el futuro. Ahí sí que me froté las manos, puesto parece que va a haber novedades muy jugosas.

La animación está bien, pero no es nada del otro mundo, al igual que en la serie abundan los planos fijos sin que los personajes muevan un dedo (bueno, son menos exagerados, puesto que se ha de suponer que tienen presupuesto suficiente). Sin duda lo que más destaca en dicho aspecto son las peleas contra los Ángeles, sobre todo el último que sale en el filme (que es el quinto) que sin duda da pie a la escena más emocionante de toda la cinta.

Como conclusión decir que Evangelion 1.0 You are (not) alone es un digno largometraje para una de las series de culto más importante de la última década del pasado siglo, de obligado visionado para los que gozaron con ella, y una oportunidad de oro para que los neófitos descubran este paranoico y fascinante universo creado por un tipo que sin duda ha debido experimentar con estupefacientes.


LO MEJOR:
-Volver a rememorar la serie original.
-Las peleas de los EVAS contra los Ángeles, simplemente espectaculares.

LO PEOR:
-Pocas novedades respecto a la serie.
-Que haya sido un estreno tan limitado.

¿Quién debería verla?
Los fans de Evangelion y aquellos que amen el anime.

¿Y quién no?
Si te quedaste en La abeja Maya, quizás no es recomendable que la veas (sobre todo por tu salud mental).

Fechas variadas:
Evangelion 2.0 You can (not) advance se estrena este año en Japón. Evangelion 1.0 se edita en DVD el próximo 20 de mayo.


10 febrero 2009

El Intercambio (Changeling)

Christine Collins (Angelina Jolie) es una madre soltera trabajadora, cada mañana lleva a su hijo, Walter, a clase y tras ello va al trabajo. Inesperadamente se tiene que ir a trabajar durante un fin de semana, dejándole la promesa a su hijo de que al día siguiente sí que irán al cine. Cuando vuelve, ya anocheciendo, Christine se extraña de que las luces de la casa están apagadas, angustiada busca por todas las habitaciones a Walter, pero no lo encuentra. Varios meses después la policía le trae la buena noticia de que han encontrado a su hijo, pero la dicha le dura poco, ya que nada más ver al niño se da cuenta de que alguien ha cometido un error, que ése no es su hijo. No obstante, y tras las protestas de la mujer, la policía parece no creérselo e incluso la acusan de estar desequilibrada mentalmente. Sólo un hombre la ayudará en tan aciagos momentos, el reverendo Gustav Briegleb (John Malkovich).

Sorprende como un hombre de cerca de ochenta años puede tener esa capacidad de trabajo como la tiene Clint Eastwood, al que muchos ya denominan el último director clásico. Y es que últimamente parece que estrena las películas a pares, ya lo hizo en 2006 con dos filmes complementarios como son Banderas de nuestros padres y Cartas desde Iwo Jima; y nos vuelve a ofrecer de nuevo una doble ración de cine con El Intercambio, que se estrenó a finales del pasado año, y Gran Torino, que nada tiene que ver con la primera y se estrena en pocas semanas.

Con la película que nos ocupa Eastwood vuelve a demostrar su valía, y es que este film que produce, dirige y del cual también ha compuesto la banda sonora es un peliculón en toda regla, y eso que no estamos hablando que sea la mejor película del director. La dirección es simplemente genial, sin duda recuerda a muchos filmes clásicos (cosa que ayuda la cuidada ambientación y vestuario), el ritmo que le da mantiene siempre el interés del espectador y la fotografía de Tom Stern le da una atmósfera singularmente melancólica, al igual que la propia música.

Muy destacable es el trabajo de Angelina Jolie, que hace de una madre coraje muy creíble, y que se deja la piel en el papel realizando lo que es uno de sus mejores trabajos hasta la fecha. El resto del reparto cumple a la perfección su cometido, destacando (por nombrar a algunos) el siempre eficaz John Malkovich; Jeffrey Donovan, que interpreta el papel del capitán Jones; y también Jason Butler Harner, cuyo personaje es de los más interesantes y oscuros de la cinta.

En conclusión, que si aún no la habéis visto no dudéis en hacerlo si tenéis la oportunidad, El Intercambio es una de las mejores películas del pasado año, una obra imprescindible que nadie debería dejar pasar, un melodrama que muestra una turbia época de la historia de Los Ángeles, pero que sin duda se podría trasladar a la actual corrupción política que parece imperar en multitud de ciudades.


LO MEJOR:
-La dirección de Eastwood.
-Angelia Jolie y el reparto en general.
-La música, hay algunos temas realmente buenos.

LO PEOR:
-No haberla podido ver antes.

¿Quién debería verla?
Todo el mundo, y muy especialmente los seguidores de su director.


Leer critica El intercambio en Muchocine.net

05 febrero 2009

Revolutionary Road

Sam Mendes encandiló allá por 1999 tanto a crítica como a público con su debut cinematográfico American Beauty, una crítica a la sociedad norteamericana, y a la clase media-alta estadounidense en particular. Diez años después, y tras haber realizado un drama de gángsteres y otro bélico, vuelve con otro film de parecido al primero, aunque sin un ápice de sátira.

Frank y April Wheeler (Leonardo DiCaprio y Kate Winslet, respectivamente), son una pareja ideal, especial, diferentes a ojos de todo el mundo. Se han comprado una casita en los suburbios de la ciudad, en un buen barrio con mucha luz y muchos jardines, tienen dos hijos maravillosos y la vida parece que les sonríe... Pero un buen día se dan cuenta que ésta está vacía, que no la están viviendo sino que la están dejando pasar, así que deciden que hay que cambiar de aires y que irán a vivir a París. No obstante, a medida que avanza el plan también van apareciendo dificultades.

El novelista y guionista Justin Haythe adapta la novela Revolutionary Road, de Richard Yates, en la cual criticaba tanto el conformismo como el consumismo de las familias americanas. Desconozco si el guión es muy fiel a la novela o no, pero sin duda el filme de Mendes es toda una crítica al conformismo, a pesar de estar ambientado en los 50 es perfectamente trasladable a la época actual, o según mí entender, a cualquier época. La familia Wheeler intentan aparentar que son felices cuando no lo son, Frank tiene un trabajo que le parece estúpido pero sin embargo se aferra a él con uñas y dientes, y no es sino su mujer la que intenta hacerle ver que pueden vivir de otra manera. Kate Winslet, una de las actrices con más talento de su generación, hace un trabajo realmente bueno, mientras que Leonardo DiCaprio vuelve a demostrar su solvencia, y de paso vuelve a compartir pantalla junto a la que fuera su compañera de reparto en Titanic. Kathy Bates los secunda en un papel que está hecho a su medida, bueno, en realidad todo el casting es realmente genial, equilibrado y lleno de talento (especial mención al hijo "loco" de Helen).

Sam Mendes convence y firma un notable trabajo, logra que nos interesemos por el destino de los Wheeler y no aburre en ningún momento. Revolutionary Road es, sin duda, un destacable film dentro de la cartelera actual, tanto por la dirección, el gran trabajo interpretativo de todos los actores y actrices, la ambientación, la banda sonora... sale uno de la sala realmente satisfecho.



LO MEJOR:
-El reparto. Un gran trabajo de todos y cada uno de los miembros del mismo.
-La dirección de Mendes.
-La banda sonora.

LO PEOR:
-Al final hay varias escenas en la que uno cree que ya se acaba, pero no hace sino equivocarse una y otra vez. Dicha parte se hace un poco larga.

¿Quién debería verla?
Si eres de los que le gustaron las anteriores películas del director, ésta también lo hará.

¿Y quién no?
Si no te gustan los dramas con problemas de pareja de por medio quizá sea mejor que te vayas a ver otra peli.


Leer critica Revolutionary road en Muchocine.net
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...