28 diciembre 2010

Balada triste de trompeta

Como ya sabemos todos, Alex de la Iglesia no es un director de cine convencional, salvo en Los crímenes de Oxford sus películas están impregnadas de un estilo muy personal y con un sentido del humor bastante negro que en ocasiones se torna grotesco, es por ello por lo que tiene un generoso grupo de seguidores e igual número (o puede que más) de detractores. No es de extrañar pues, que con su último filme divida tanto a buena parte de la crítica como al público, puesto que Balada triste de trompeta (Ídem, 2010) podrá generar muchas reacciones, pero lo que nunca hará es dejar indiferente.

La mayor parte de la historia se situa en la década de los 70, aunque hay un prólogo que transcurre en plena guerra civil, y se centra en la rivalidad de dos payasos por Natalia, una bella trapecista. Javier, hijo y nieto de payasos, es el payaso triste, y Sergio, psicópata en potencia y adorador de los niños, es el payaso gracioso, ambos son tan distintos como el día y la noche, y llevarán tan al extremo su enfrentamiento que acarreará consecuencias inesperadas.

No os fiéis de la sinopsis, sí, como leéis, ésta que he escrito es, básicamente, la que encontraréis en casi cualquier sitio, pero sin embargo Balada triste de trompeta no va sobre dos hombres que se pelean por una mujer, no es Algo pasa con Mary u otra comedia similar pero con payasos (de circo), sino que realmente trata sobre España y su historia, lo que viene a ser una payasada muy seria. Y para contarlo hace falta ser excesivo, y De la Iglesia otra cosa no sé, pero su filmografía está plagada de excesos, y este último trabajo no se libra, empenzando por el principio con una escena de esas que quedarán como una de las mejores rodadas en el cine español, porque ver a Santiago Segura caracterizado de un extravagante payaso y con un machete en las manos no tiene precio. Tras esa pequeña introducción al pasado de uno de los protagonistas la cosa se calma, pero lo cierto es que no tardan en volver las exageraciones, caricaturas y excesos, sobre todo a partir de la sangrienta reacción de Javier y las posteriores acontecimientos que provocan. No obstante, no es hasta el último acto cuando la cosa se desmadra llegando a niveles insospechados, y no me refiero aquí solamente al hecho de que las situaciones puedan ser más o menos violentas, ni a su brutalidad gráfica, sino más bien a las reacciones y cambios que sufren ciertos personajes.

Carlos Areces, conocido por La hora chanante y Muchachada Nui, es el tímido protagonista junto con el camaleónico Antonio de la Torre (Gordos) y la guapa Carolina Bang (la chica de Plutón B.R.B. Nero), mientras que el número de secundarios es casi interminable, pero habría que destacar a Santiago Segura (El día de la bestia, Torrente), Sancho Gracia (Entrelobos), Enrique Villén (El Gran Vázquez), Gracia Olayo (800 balas), Manuel Tejada (Sangre de mayo) y Manuel Tallafé (Crimen Ferpecto). Todos ellos conforman un variopinto elenco cuyos personajes no dejan de ser esperpentos con los que convivimos cada día pero amplificados para la ocasión.

Concluyendo, Balada triste de trompeta es un drama y una comedia muy negra sobre España, un film que lo mires por donde lo mires es excesivo y a la par fascinante, con algún que otro momento de decaimiento, con muchas referencias cinéfilas (yo sólo he pillado las evidentes v_v) y con un final nada complaciente. Recomendable para todos aquellos que sepan (a grandes rasgos) lo que van a ver (y para los seguidores de Alex de la Iglesia).


LO MEJOR:
-Toda la primera parte.
-La última escena de la película, incluyendo ese último (primer) plano.
-La puesta en escena y la estética.
-El maquillaje.
-Los títulos de créditos iniciales.
-El momento en el que consigue que nos parezca hasta bueno el generalísimo, y que nos dé pena y todo.

LO PEOR:
-A partir de la violenta reacción de Javier pierde un poco de fuelle, pero en el último tramo se recupera, mas sin llegar al nivel del comienzo.

¿Quién debería verla?
Los fans de Alex de la Iglesia.

¿Y quién no?
Si no te va el cine pretendidamente excesivo y exagerado, así como un tanto grotesco (o lo que es casi lo mismo, si no te han gustado filmes anteriores del director -exceptuando el protagonizado por Elijah Wood- éste es difícil que lo disfrutes).

La frase:
"¿Y vosotros de qué circo sois?" Javier a unos etarras.

Leer critica Balada triste de trompeta en Muchocine.net

23 diciembre 2010

Bakemono, de Xian Nu Studio

Mayu es una jovencita que ha vivido casi toda su vida en un orfanato, sin embargo cuando ya creía que no iba a salir de éste es adoptada por Evein, un cazador de bakemonos que la entrenará junto con su hermanastro Mafuyu para que también se dedique a ello. Cierto día encuentra por casualidad un libro que le hará saber cosas sobre su pasado, y también sobre su futuro...

Dentro de la Línea Gaijin de Glénat se edita Bakemono un manga de Irene y Laura, dos autoras granadinas que forman el Xian Nu Studio, y que ya han publicado algunas obras, más concretamente al otro lado del charco con la editorial estadounidense YaoiPress con la que empezaron su andadura en 2007, año en el que también publicaron con la francesa Les Humanöides Associés, y en 2009 comenzaron a trabajar para Tokyopop (otra editorial americana) e hicieron un trabajillo para la gala Kantik. A todo ello hay que sumar que fueron finalistas en el III Concurso Manga de Norma Editorial (con la que harían su primer trabajo en España, Kanji en viñetas 3), o sea, que son dos autoras con cierta experiencia.

No he leído ninguna de sus obras anteriores, pero el primer contacto ha sido positivo. Empezando por su grafismo, el dibujo está muy cuidado, usan las tramas sin remilgos, pero adecuadamente; el diseño de los personajes es atractivo en general, y la disposición de viñetas acertada. No obstante, como puntos negativos, tengo que decir que hay un par de personajes (Mafuyu e Ian) que he confundido en alguna viñeta, o sea, su diseño es demasiado parecido (o al menos su pelo); pero por lo demás, como ya digo, el trabajo a ese respecto es muy bueno, aunque aún les queda por evolucionar y pulir algunos aspectos (sobre todo en lo que se refiere a los escenarios y fondos).

En cuanto a la trama en sí, pues está bien hilvanada, pero al ser este tomo más que nada una introducción a los personajes y al mundo donde se producen sus aventuras, se queda un poco corta, le falta un mayor desarrollo; además hay que decir que es un poco tópica. Mas con esto no quiero decir que sea aburrida, lo cierto es que es un manga que entretiene y que sobre todo al final te deja con ganas de saber qué pasará después, y te hace preguntar quién es el misterioso personaje que aparece en las últimas páginas.

Respecto a los personajes en sí, pintan interesantes pero los veo un poco desaprovechados, sobre todo a Evein, que tiene un pasado bastante oscuro muy explotable; y a la protagonista, Mayu, que aunque sí que han conseguido hacernos ver que tiene ciertos traumas a cuenta de su infancia, y que evoluciona a lo largo de la historia, le falta "algo" que no sabría precisar. También hay que decir que los personajes principales y sus relaciones son arquetípicos. Ya sé que en un tomo poco se pueden desarrollar ambas cosas, pero sería importante que en futuros volúmenes (que espero que salgan, y que según parece, probablemente, sean dos más) nos sorprendieran al respecto (o sea, entre otras cosas, que la relación entre Mayu y Mafuyu no vaya por derroteros previsibles).

Por otra parte, la edición está muy cuidada, el formato es rústica con sobre cubiertas, y el tomo es un poco más pequeño del que nos tienen acostumbrados, el papel es bueno y la impresión está genial. El manga en sí son unas 150 páginas, y tras éste vienen varios extras sobre la realización de la obra, diversas ilustraciones de otros autores, así como el lugar de trabajo de las Xian Nu y sus mascotas (para mí que son sus asistentes). Me han resultado unos contenidos divertidos y simpáticos, se agradece que lo hayan incluído, aunque sólo sea para completar el número de páginas. El precio es de 7,95€, un pelín caro según mi punto de vista, ya que el número total de páginas no llega a las 200 (pero vamos, teniendo en cuenta el estado actual de la editorial, y de que el material es bueno, se lo perdonamos).

En conclusión, Bakemono no es una obra maestra, pero es una compra recomendable para todo aquel que busque un shônen sin complicaciones, además, a pesar de ser una serie abierta, este primer volumen es autoconclusivo, por lo que se puede disfrutar como historia unitaria.



LO MEJOR:
-El dibujo, bastante currado.
-En general estamos ante un tebeo con una historia seria y oscura, pero tiene algunos puntos humorísticos muy divertidos.
-La edición. Muy cuidada, tanto en la presentación (muy bonita la portada), como en la encuadernación, la impresión, y la calidad del papel.
-El brownie que nos obsequiaban las autoras en el Expocómic a todos los que buscábamos una firmita (también tenían croquetas, pero no las probé... ¡y ahora me arrepiento!).
-Las Xian Nu en sí mismas, unas chicas majísimas que si siguen así conseguirán muchos fans ^^

LO PEOR:
-La historia y los personajes son un tanto tópicos (que no malos). La originalidad no existe, pero necesitan más detalles que les diferencien.
-El precio, como lector agarrado que soy, para mí que el PVP más justo hubiese estado entre 7€ y 7,5€.

Aquí abajico os dejo el dibujito que me hicieron:

19 diciembre 2010

Biutiful

Tras Babel, Guillermo Arriaga y Alejandro González Iñárritu tuvieron sus más y sus menos, por lo que la pareja artística que había dado a luz filmes tan bien recibidos por la crítica dejó de serlo, y cada uno tomó su camino; de hecho, Arriaga se pasó a la dirección con el drama Lejos de la tierra quemada, protagonizada por Charlize Theron, y que tuvo en general una acogida fría. Sin embargo Iñárritu ha aguardado más para llevar un proyecto sin su antiguo compañero, y he aquí que nos ha llegado tras una buena espera.

La acción se situa en Barcelona, pero no en la ciudad de postal que filmó Woody Allen, sino en la Barcelona más marginal. Uxbal se gana la vida haciendo de intermediario, a los subsaharianos les consigue material de imitación y películas piratas que fabrican y copian, respectivamente, unos chinos que viven hacinados y explotados en un sótano; a los constructores les aporta mano de obra barata; y entremedias soborna a la policía para que no moleste. Pero, tras un hecho, su mayor preocupación se centrará en sus dos hijos pequeños, mientras que a la vez intenta ayudar a otros.

Esta película me hizo salir tocado del cine, y es que la historia que retrata, los barrios donde transcurre, los personajes que aparecen y las situaciones a las que se ven enfrascados, no son amables ni complacientes. Es un film duro, que no pretende ponerle las cosas fáciles al espectador, que más bien intenta inquietarlo mostrando una realidad puede que escondida para casi todos nosotros, pero no por ello menos real y palpable. Y a pesar de ello, de que es un baño de realidad, hace uso de elementos netamente del cine de terror a través de la capacidad médium de Uxbal, ingredientes que, de hecho, incrementan la crudeza y el realismo del conjunto.

Autenticidad que aporta un elenco en estado de gracia, principalmente por un siempre grande Javier Bardem, actor que gusta de papeles complicados y que logra insuflar vida a los personajes de forma más que convincente (consiguió por éste la Palma de Oro en Cannes); y bien acompañado que está, puesto que entre el resto del reparto tenemos a un magnífico Eduard Fernández (Fausto 5.0) como el hermano con pocos escrúpulos del protagonista, a un policía corrupto al que da vida Rubén Ochandiano (al que sin duda recordaréis por Al salir de clase, y trabajó a las órdenes de Almodóvar en Los abrazos rotos); o a una madre con problemas psicológicos interpretada por Maricel Álvarez, entre otros personajes, como la inmigrante ilegal a cuyo marido han repatriado, o el empresario chino que explota a sus propios compatriotas y que es manipulado por su amante. Ninguno de ellos son personajes transparentes, todos se mueven en una escala de grises, son contradictorios.

Con Biutiful (Ídem, 2010) Iñárritu no dejará a nadie indiferente, salir de la sala sin pensar en la película, sin que te deje un regusto amargo, tocado, es imposible. Removerá conciencias.


LO MEJOR:
-Javier Bardem y el resto del reparto.
-La ambientación y fotografía, así como la dirección de Iñárritu.
-Que al final te deja tocado.

LO PEOR:
-El ritmo, un tanto pausado. Puede hacerse lenta para algunos.

¿Quién debería verla?
Si te gusta cómo trabaja Bardem ya es un motivo para verla; por lo demás, si te gustan las películas que no se olvidan nada más salir de la sala.

¿Y quién no?
No es una película fácil, su ritmo tampoco es vertiginoso, así que si buscas un film exclusivamente para entretenerte ésta no es tu película.


Leer critica Biutiful en Muchocine.net

16 diciembre 2010

Crónica Expocómic 2010

Del 9 al 12 de diciembre se celebró en el Palacio de Cristal de la Casa de Campo, el Expocómic, y ya van trece ediciones. Para mí es la segunda o la tercera, y la primera ocasión que comento sobre el mismo.


Asistí solamente el sábado, y mi intención principal era conseguir firmas de cuatro autores: Kenny Ruíz, Xian Nu Studio, Studio Kôsen y Juan Luis Rincón. Para ello, me levanté relativamente temprano (antes de las 10 am) para desayunar y prepararme un buen bocata sin agobios, puesto que la primera sesión de firmas era a eso de las doce y media.

Una vez me zampé los cereales y me hice el bocadillo de hamburguesa, preparé la mochila y fui al metro con la ilusión de lograr mi objetivo. Una media hora después llegué a la estación deseada, Alto de Extremadura, salí al exterior y me dirigí veloz al recinto ferial, y ya allí... casi me meto en un evento para celíacos confundiendo la cola que había con la del Expocómic (y es que hay frikis de todos los estilos). Tras darme cuenta de mi error, perseguí a los que iban cosplayeados, ya que no tenía ni pajolera idea de dónde se encontraba el recinto donde se celebraba (sí, nos lo quitaron los celíacos). Mas por lo visto a quienes perseguía tampoco tenían mucha idea, ya que continuaron cuesta abajo cuando había unos cuantos que venían justo de la otra dirección; y he ahí que yo me paré y pensé: Si esta gente sube, dudo mucho que esté para allá. Y por segunda o tercera vez en mi mísera y deleznable vida (sí, quizá he sido demasiado dramático), acerté, ya que los que subían, efectivamente, también buscaban el Expocómic. Después de darnos cuenta que nadie sabía hacia dónde había que ir, seguimos a un pionero hasta que, tras unos cien o doscientos metros, nos encontramos con un edificio de cristal, acero y hormigón, en cuya entrada había unos cuantos superhéroes, y sobre la pared colgaba un cartel que decía: Expocómic. Ya no cabía duda, había llegado a mí destino.

Lo cierto es que me sorprendió y alegró que la cola para comprar las entradas fuera tan corta, en cinco minutejos ya la tenía en mis manos, y en menos tiempo estaba en la entrada mostrándosela al mozalbete de la organización. Y se abrió el telón... En un primer vistazo, el recinto era más amplio, y en un segundo, también, aunque no se libraría de las aglomeraciones en la zona de tiendas, sobre todo en algunos sectores. Pero lo verdaderamente bueno de este nuevo recinto, lo que lo hace "especial", es que corre el aire, y por lo tanto no se acumula a lo largo del día los hedores y sudores de los asistentes. Pero vayamos por partes.

Nada más entrar cambié mi entrada por el cómic que regalan con la misma, me tocó el número uno de Joker Mask, un cómic de DC dibujado por el español Ramón F. Bachs y que aún no he leído, luego fui a dar un paseo, sobre todo para localizar los estand donde firmaban los autores mencionados, y de paso, observé el espacio. Frente a mí estaban las tiendas, que en realidad ocupaban la mayor parte del recinto, pero no me interné en ellas, sino que torcí a la derecha, donde estaba el escenario y una exposición del autor del magnífico cartel, el lugar es muy espacioso, ideal para sentarse y relajarse después de abrirse paso entre los estand y dar codazos para que no se colara el personal en las colas de firmas. Proseguí girando a la derecha, esta vez sí que me aventuré entre los puestos, donde el tráfico era fluído, situé el de Glénat, observé y fotografié al guapo de cthulhu, ya que promocionaban la segunda parte de La herencia Valdemar, vi que Sony había colocado varias PS3 y otras tantas PSP con el juego Tron Evolution, y que más tarde probé; muy cerca de los videojuegos estaban las mesas para que el personal jugara a juegos de cartas o a lo que encartara, además de algunos puestos (es un decir) de asociaciones. Al final del todo, en una esquinita, estaban los puestos de los fanzines, de los cuales me compré cuatro, el tercer número de Andergräun, The Katz of Zombies, el Pandora's Box Especial Parodias y el segundo de El Cuaderno de Tesla (tengo que buscar el primero); aún no me he leído ninguno, pero del primero de la lista tengo los otros dos y obviamente me gustaron. También encontré por la zona el estand de Dolmen, donde me hice con El Cazador de Rayos (25 euracos el tomo, eso me dolió...) para que luego me lo firmara Kenny Ruíz (y para leerlo); así que ya tenía todos los datos necesarios para que me firmasen los autores... Pero, ¡ay mísero de mí!, que no fue así, ya que más tarde estuve esperando un buen rato para que el bueno de Kenny me firmara y me enteré en la misma cola que había que apuntarse, y me inscribí en ese momento, pero claro, era el vigésimo de la lista, e iba por el tercero...

Así que para hacer tiempo me dediqué a dar vueltas, mirar las exposiciones (muy interesantes mirar esos originales del hasta ese momento cuasi desconocido para mí Emilio Freixas, o los espectaculares originales de Arturo, que ha publicado Norma), o jugar a Tron Evolution en 3D estereoscópico para PS3, aunque hay que decir que me lo pasé mejor con las carreras de la versión de PSP. Total, que después de pasarme unas cuantas veces por Dolmen, resulta que se acabaron las firmas en el decimoquinto de la lista... Mas no perdí la esperanza, aún quedaba la tarde, allí me firmaría los tomos, ¡sí señor!

A medida que pasaba el día ya se vio que el recinto seguía quedándose pequeño, ya que había zonas por las que abrirse paso se hacía difícil, y eso lo noté sobre todo cuando me fui al puesto de Glénat para hacer cola para las firmas de la Línea Gaijin. Por suerte no me dio por ir a las cinco de la tarde justa, ya que de ese modo quizá no habría sido tan afortunado. Me puse a la cola para Dos Espadas, y allí estuve esperando muuucho rato, pero por suerte, y a pesar de los movimientos y mudanzas de la fila y de los aprietos, el ambiente era bueno y charlamos unos cuantos sobre los diferentes avatares que había que sufrir para lograr una dedicatoria, entro otras muchas cosas (como ya he dicho, estuve un buen rato). Pasaba el tiempo y cada vez dudaba más de que pudiera conseguir la firma, primero porque el autor tardaba en llegar, y luego porque sabía que el mismo tenía que ir a la Fnac para firmar o quizás presentar algo, y tardaba lo suyo en hacer los dibujitos... Pero lo logré... Rápidamente, después de Kenny, me fui para la cola de las Xian Nu, las autoras de Bakemono, pero éstas, que empezaron a la par que el primero, ya se iban, mas me dieron la buena noticia que se trasladaban a otro estand, por lo que respiré tranquilo y me quedé allí a la espera de las Kôsen, para que me dedicaran su Lêttera (dentro de poco pondré una reseña tanto de esta obra como de la anterior); Aurora se curró un pedazo dibujo, y yo estaba de los nervios porque a las siete menos cuarto tenía hora para Juan Luis Rincón, así que cuando acabó (y tardó un tiempo), le di las gracias y corrí raudo mientras esquivaba a la gente, pero mis nervios estaban injustificados, ya que llegué al puesto de Dolmen y del tirón conseguí que el dibujante de Zombis A.C. me dedicara el tomo y me hiciera un dibujo la mar de chulo de Wonder Woman, además también me hizo una dedicatoria Agu Ariza, así que mejor que mejor. No obstante también me puse de los nervios, ya que las Xian Nu no iban a estar toda la vida en el estand de Ramen Para Dos, pero otra vez mi nerviosismo fue injustificado, puesto que una vez terminaron de hacerme los dibujitos Juan Luis y Agu (geniales los dibujos, por cierto) hice un sprint final y llegué donde estaban las mencionadas autoras, y ambas (Xian Nu Studio está formado por dos mozas granainas, Laura e Irene) me hicieron su propia dedicatoria, y además conversé un poco con Irene (creo que era ella...), que me encantó que fuese tan abierta a la hora de recibir opiniones sobre su obra, de hecho fue ella quien me preguntó sobre si me había gustado y lo que no me había convencido, ¡y encima invitaban a todo el que fuera a brownie casero y croquetas! Vamos, unas chicas muy majas que ya se han ganado otro seguidor.

Cuando conseguí todas las firmas mi cuerpo se relajó y una sonrisa se dibujó en mis labios, fui contento y tranquilo de un lado para otro, incluso compré un tebeo de Mortadelo... Y ya, básicamente, se acabó ahí la cosa, puesto que había quedado para cenar con unos amigos.


Creo que he escrito demasiado, espero no haber aburrido a nadie.

Pero sin embargo no despediré este post sin antes hacer una valoración general del evento, ¿y cuál es? Pues que salí contento y satisfecho. Que este Expocómic ha estado mejor que anteriores, pero que aún le falta espacio, que se echaba en falta más actividades y una sala de proyecciones (porque la que había era para promocionar La herencia Valdemar II); pero vamos, en términos generales les ha salido un buen evento a los de la Asociación Española de Amigos del Cómic.


14 diciembre 2010

Salvador

Richard Boyle es un periodista fracasado al que su casero lo echa de casa, le deja su mujer y está sin blanca, lo único que le queda es su viejo coche y un amigo tan fracasado como él que le acompaña hasta El Salvador, país donde se están fraguando muchos desastres, con la única esperanza de escribir un artículo y reconducir su carrera.

Oliver Stone dirige y escribe a cuatro manos con Rick Doyle este film sobre los hechos que acaecieron en el mencionado país latinomaericano entre los años 1980 y 1981 (y que el propio co-guionista vivió en sus carnes), donde gobierno y oposición, con la inestimable ayuda de Estados Unidos, reprimeron salvajemente a una población que padecía hambre y todo tipo de miserias.

El personaje de James Woods (Ejecución inminente, Érase una vez en América) es todo un vividor, en apariencia con pocos escrúpulos y menos educación pero, sin embargo, cuando las cosas se caldean demuestra que está dispuesto a hacer lo necesario para mostrar lo que pasa realmente y no la verdad “oficial” como hacen algunos de sus compañeros, y eso a pesar de que es amenazado en varias ocasiones. Y hay que decir James Woods (que fue nominado al Oscar por este trabajo) logra insuflar a su personaje vida y mucho más; no es un ente apergaminado que pulula por la pantalla, sino que la llena y nos muestra un personaje que puede ser hasta despreciable en algunos aspectos, pero que a la vez es fiel a sus amigos y a lo que piensa que es lo correcto, hablando sin pelos en la lengua cuando así lo requiere. Secundando a Woods tenemos a un sorprendente (por el tipo de personaje sobre todo) James Belushi (El hombre con un zapato rojo), actor que acostumbra a trabajar en filmes más bien ligeros (o al menos lo eran con los que ganó cierta popularidad) y que aquí cambia de registro sustancialmente; otro de los personajes destacables es el fotógrafo Cassady, al que da vida el neoyorkino John Savage (La delgada línea roja); la novia salvadoreña de Boyle, que interpreta Elpidia Carrillo (Depredador); y la cooperante Cathy Moore, a la que da vida la guapa (y televisiva) a la par que convincente Cynthia Gibb (Cortocircuito 2).


Salvador (Ídem, 1986)es un film que he visto por accidente, y lo cierto es que si bien durante el primer acto no sabía muy bien dónde quería llegar, puesto que el tono con el que está narrada la historia no es el que estamos (o estoy) acostumbrados cuando se tratan temas tan serios, al final me dejó un poso y algunas cuestiones sobre las que reflexionar. Un trabajo comprometido y más que interesante que me ha gustado descubrir.



LO MEJOR:
-James Woods, realmente muy logrado su papel.
-El retrato de los acontecimientos y la sociedad del lugar, la corrupción, etc...

LO PEOR:
-No tiene que ser necesariamente malo, pero el tono que le ha dado Stone me descolocó al principio (aunque en realidad es lógico debido al personaje protagónico).

¿Quién debería verla?
Si estás interesado en conocer otras de las muchas injusticias cometidas en latinoamérica, y si te mola el cine de Oliver Stone.


Leer critica Salvador en Muchocine.net

13 diciembre 2010

Resultados encuesta pelis fantasía, y nueva encuesta

Ya se acabó el holgado plazo para responder a una cuestión simple pero no exenta de dificultad: ¿Cuál fue la peli de fantasía que más te marcó? La lista estaba llena de pelis ochenteras y alguna otra que en realidad no pegaba mucho, pero que un servidor colocó por puro gusto personal. He aquí los resultados.

Y éstos han sido claros, la que más marcó, con el 25% de los votos, fue la maravillosa La historia interminable, que dirigió Wolfgang Petersen allá por el año 1984. A mí esta película, adaptación del gran libro de Michael Ende, también me encanta, y es que se nota que está hecha con mucho cariño, además de que el guión es una delicia y los actores lo hacen muy bien. En segundo lugar tenemos un triple empate: Willow, La princesa prometida y Dentro del laberinto. Otras tres películas que no me canso de ver, auténticas joyas del fantástico para toda la familia, y que se han llevado un sólo voto menos que la ganadora. La tercera posición, y con tan sólo el 10% de los votos, se ha quedado Lady Halcón, film que hasta hoy nunca he visto al completo, y no porque sea mala, sino porque las circunstancias me lo han impedido; en todo caso ahí tenemos a Michelle Pfeiffer y Rutger Hauer en una bonita y oscura historia romántica. La cuarta en discordia es Jasón y los argonautas, con un voto del que escribe, soy consciente que esta peli no pega mucho en la lista (por época y también, en parte, por temática), pero es que la he disfrutado tanto de pequeño que no podía sino incluirla. Con cero votos se han quedado cuatro films: Conan el bárbaro, Cristal Oscuro, El señor de las bestias y Excalibur. Me da pena sobre todo por la última, ya que, para mí al menos, es la versión más oscura y buena que se ha hecho hasta la fecha sobre la leyenda de Arturo, la mejor película de John Boorman sin duda.


Sobre la participación, pues ha sido algo superior a la anterior encuesta, 20 valientes han votado en poco más de un mes. Me doy por satisfecho (sí, no apunto muy alto), tanto que ya os comunico la próxima encuesta, que también va sobre cine, en este caso centrándonos en la ciencia-ficción, y con filmes mayoritariamente de la década de los ochenta, pero también de otras épocas.

Pero antes os resumo el resultado de la ya finiquitada.

¿Qué peli de fantasía os marcó más? Resultados:

*La historia interminable --> 5 votos (25%)

*Dentro del laberinto --> 4 votos (20%)

*La princesa prometida --> 4 votos (20%)

*Willow --> 4 votos (20%)

*Lady Halcón --> 2 votos (10%)

*Jasón y los argonautas --> 1 voto (5%)

*Conan el bárbaro --> 0 votos

*Cristal Oscuro --> 0 votos

*El señor de las bestias --> 0 votos

*Excalibur --> 0 votos

Votos totales: 20


NUEVA ENCUESTA

La nueva es más de lo mismo pero con distinto género, la ciencia ficción. De nuevo las películas han sido seleccionadas con criterios puramente subjetivos, aunque pienso que están especialmente indicadas a todo aquel que se crió en los ochenta y principios de los noventa.

¿Cuál fue la peli de ciencia-ficción que más os marcó?

*Enemigo mío

*La guerra de las galaxias

*Regreso al futuro

*El planeta de los simios (1968)

*Mad Max 2

*Terminator

*Robocop

*Desafio Total

*Alien, el octavo pasajero



Espero haber elegido bien, ¡no olvidéis votar! (Ya sabéis, en el menú de la derecha)


Nota: iba a incluir Blade Runner, Akira y Terminator 2, pero por diferentes razones he preferido omitirlas.
Act. (15/12): Me acabo de dar cuenta de un olvido importante, E.T. El Extraterrestre... y también Tron... Tenía pensado ponerlas... Pero ya es demasiado tarde...

10 diciembre 2010

Biomega, de Tsutomu Nihei

La DRF (Fundación para la Recuperación de Datos) expande desde Marte el virus N5S, por lo que provoca una pandemia denominada la "calamidad drone", que convierte a la gente en zombis. Zôichi Kanoe es un humano sintético que trabaja para Industrías Pesadas Tôa, y que intentará por todos los medios parar la "calamidad".

El primer tomo de Biomega me entusiasmó, me lo leí de un tirón casi sin darme cuenta. Me quedé maravillado por el genial dibujo del autor de Abara y Blame!, disfruté ante la forma de mostrar la violencia, aluciné con la moto del protagonista y un largo etcétera. El segundo volumen también lo disfruté, algo menos, pero la historia seguía manteniendo mi interés y aparecieron nuevos personajes que imaginaba podían dar mucho juego. En el tercer tomo..., en el tercer tomo apareció la confusión, las facciones y escisiones en la DRF estaban mostradas de forma un tanto precipitadas, y la aparición del "polímero reproductor espejado" no ayudó nada, y más cuando dicho polímero se hace en números posteriores demasiado importante, y si encima luego hablamos de concesiones de deseos y de apariciones de mundos de forma súbita, ahí ya se estropea la cosa. Sí, el dibujo sigue siendo bueno, ¡es buenísimo! (e incluso, en los últimos tomos, muchas ilustraciones me recuerdan al manga de Nausicaä), pero la historia está mal contada, da la sensación que con prisas, que Nihei no tenía muy claro dónde quería llegar y fue improvisando por el camino, pasando de este modo de ser una obra que apuntaba maneras a una que intenta abarcar demasiado y se queda en eso, en el intento.

A pesar de que en los tomos 5 y 6 hay capítulos que vuelven a resultar más que entretenidos, y que incluso el final no está mal del todo, nunca acaba por volver a alzar el vuelo, no quedando buenas sensaciones una vez llegado el final.

De la edición se encarga Panini, que no ha realizado un mal trabajo, si bien se hubiese agradecido que el formato de tomo fuese un poco más grande. Lo que sí se agradece es que el cuarto volumen cueste algo menos al tener menor número de páginas, detalle que no todas la editoriales suelen tener. En total son 6 tomos de unas 200 páginas, en rústica con sobrecubiertas a 7,95€ cada uno, excepto el mencionado tomo 4, que sale por 7,50€.


LO MEJOR:
-El dibujo.
-El primer tomo; el inicio de la historia es brutal.

LO PEOR:
-Que a partir del tercer tomo el autor se hace un embrollo mental y la narración se viene a pique.
-Hace demasiadas elipsis, sobre todo al final.
-Algunos personajes se difuminan...

06 diciembre 2010

La Bella y la Bestia

A pesar de mis reticencias a ver un recauchutado en 3D, me dejé guiar por la recomendación de Ger y acudí presto al cine para ver por vez primera esta mítica película de Disney. Y, ciertamente, si tuviera un sombrero puesto ahora mismo no tendría otra que quitármelo, ya que, La Bella y la Bestia (Beauty and the Beast, 1991), es todo un peliculón.

La historia es conocida de sobra por todos. Un príncipe es maldecido por una bruja, puesto que su corazón es incapaz de amar y ver más allá de las aperiencias, así que la bruja lo transforma en un ser velludo y terrible, y si no consigue amar a una mujer y que ésta se enamore de él antes de cumplir los 21 años, se quedará maldito por siempre. Tiempo después, un hombre se pierde y acaba en el castillo del príncipe, éste, enfadado por la intromisión, lo encierra en las mazmorras; mas no tarda aparecer la hija del buen hombre, una hermosa muchacha llamada Bella, que al ver el estado de su padre decide quedarse como prisionera a cambio de que su progenitor sea liberado.

Dirigida por Gary Trouslade y Kirk Wise (quienes también realizaron otro éxito del estudio, El jorobado de Notre Dame) y escrita por Linda Woolverton (autora del guión de Alicia en el País de las Maravillas, de Tim Burton), La Bella y la Bestia es uno de los filmes más oscuros a la par que hermosos de una de las mejores épocas de Walt Disney, hecho que se observa simplemente al contemplar cómo se nos muestra el castillo del príncipe, con encuandres forzados y muchas sombras, gárgolas en forma de monstruos y enormes torreones; o todavía más con las primeras apariciones de Bestia, momentos realmente impactantes y terroríficos; o la misma escena inicial donde se nos narra a través de preciosistas vidrieras la historia del príncipe. Si bien es cierto que no todo es lóbrego y gótico, la escena en la que se nos presenta a Bella y el pueblo donde vive y sus habitantes, por ejemplo, es bastante naif, además dicho momento es aprovechado para describir cómo es la chavala, que no es como los demás, y que es por ello, y porque siempre le da calabazas, por lo que el creído y engreído Gaston quiere hacerla su esposa; y es ahí donde observamos que Bella es realmente diferente al resto, puesto que es una chica independiente, con sus propias ideas (cosa que parece molestar a Gaston, prototipo de macho), y que no es una mujercita que busca un hombretón para que la cuide y la mantenga, algo que demuestra a lo largo de film en más de una ocasión.

En cuanto a la adaptación al 3D, he de decir que la sensación de profundidad es muy marcada, aunque al ser un film de animación tradicional es más que visible que va por capas, cosa que a mí al menos no me molesta, pero puede que a alguien no le guste al principio al menos. También en los primeros minutos del film tenía la sensación de que los personajes no se movían con suficiente fluidez, pero fue algo que desapareció, supongo debido a que mis ojos se adaptaron. En todo caso no se puede negar que los chicos de Disney han hecho una buena conversión, que hace de algunas escenas todo un deleite para la vista (aunque me da la impresión que sin las tres dimensiones también lo serían). No obstante, y como ya afirmo arriba, no me gusta nada la política de exprimir un producto por la vía de reconvertirlo al formato de moda, pero por lo que se ve esta película no será la última que sufra dicha transformación, y que en poco tiempo tendremos la oportunidad de visionar otros clásicos de Disney de la misma guisa.

La Bella y la Bestia está plagada de grandes momentos, de aventura, de emoción, de magníficos personajes, y de tantos y tantos detalles que hacen, sin la menor duda, que sea una gran película. Imprescindible.


LO MEJOR:
-La secuencia inicial contando la historia del príncipe.
-Las dos primeras apariciones de Bestia ante Bella, realmente impresionantes.
-La escena del baile mientras la tetera canta.
-La expresividad de los personajes, realmente los animadores han coseguido transmitir mucho.
-La música, gran banda sonora de Alan Menken (que se hizo con el Oscar).
-La dirección, la animación, el guión, el diseño de escenarios..., en realidad todo.
-Que Ger me persuadiera para que la viera en pantalla grande.

LO PEOR:
-No haberla visto antes.

¿Quién debería verla?
Si te gusta el cine y las buenas historias.

¿Y quién no?
Si no te gusta el cine (¿entonces qué haces leyendo esto?).


Leer critica La Bella y la Bestia en Muchocine.net

02 diciembre 2010

Entrelobos

Mientras el personal estaba gozando con el Barcelona-Real Madrid, yo estaba disfrutando de una película y, además, española. De hecho, estas últimas semanas estoy viendo bastante cine nacional, y encima de géneros variados: he pasado por el biopic humorístico de El Gran Vázquez, por la opresión dramática de Enterrado, por un drama de posguerra en Pan negro, y ahora me he paseado por Sierra Morena en una aventura basada en hechos reales en Entrelobos (Ídem, 2010), una película que si bien no es redonda ha hecho que saliera del cine encantado.

El film nos narra la historia de Marcos, un niño que por avatares de la vida acaba solo en mitad del monte, y de cómo sobrevive e incluso hace amistad con los lobos.

Gerardo Olivares (que tiene varios documentales en su haber, así como un par de filmes) dirige y escribe esta coproducción hispano-alemana de muy buena factura técnica, en la que sobresale una gran fotografía y los parajes naturales donde se rodó el film, así como la ambientación en los pocos escenarios antropizados que aparecen, que nos trasladan de verdad al año 1954. Pero no sólo en lo visual me ha gustado, ya que lo que es sobre todo al principio de la película podemos ver claramente cómo era la sociedad rural andaluza de la época, donde "los señoritos" eran personajes con el poder de dejar a una familia sin nada, y que explotaban sin miramientos a sus "trabajadores" y a los hijos de éstos por muy pequeños que fueran, y les importaban bien poco siempre y cuando no les perjudicara. También vemos cómo algunos de esos trabajadores, sobre todo los que tenían ciertas responsabilidades (los aperadores o capateces), podían llegar a ser incluso peores que sus amos, con tan sólo unas pocas escenas queda patente todos esos detalles. Yendo a una parte más amable, me ha encantado también ver cómo el protagonista aprende con el espectador métodos que se usaban (y no pocos se siguen usando en el campo andaluz) para cazar conejos o pajarillos, y así poder llevarse algo a la boca.

La película es, desde luego, toda una delicia para la vista, sin embargo, como ya he apuntado en el primer párrafo, no es un trabajo redondo. Si bien toda su primera parte está genial, a partir de la desaparición de cierto personaje el ritmo es irregular, no llegando a resultar pesada, pero sí lenta en más de un momento, cosa que puede impacientar a parte de los espectadores. No obstante, en el último acto el ritmo vuelve a ser el adecuado hasta llegar a un final profundamente emotivo.

En cuanto al reparto, hay que aclarar que aunque en el cartel se nos anuncia como protagonista absoluto al convincente Juan José Ballesta (del cual se estrena este mismo mes la interesante Bruc), lo cierto es que el auténtico actor principal es, junto con la propia Sierra Morena y sus habitantes animales, el debutante Manuel Camacho, un niño con unos ojazos verdes que cautivan, y que me da la impresión que se lo ha pasado pipa haciendo el film; también participan Carlos Bardem (Celda 211), Alex Brendemühl (Héroes), Antonio Dechent (Atún y chocolate), Luisa Martín (Las 13 rosas, Médico de familia), y un inmenso Sancho Gracia (El crimen del padre Amaro), entre otros.

Es bien cierto que siento cierta debilidad por este tipo de historias, y más si la misma está ubicada en paisajes que para mí son familiares y me encantan, pero no por ello resto valor al trabajo de Gerardo Olivares en Entrelobos, ya que ha logrado recrear perfectamente el ambiente y las gentes de la época, y ha sabido imprimir a la historia la fuerza necesaria para que el espectador se meta de lleno en ella, y a pesar de que no lo haya conseguido en toda la cinta el conjunto resulta más que satisfactorio. La historia de Marcos Rodríguez Pantoja merecía la pena llevarse a la gran pantalla, al igual que merece la pena pagar una entrada por ella.


LO MEJOR:

-La recreación de la sociedad de la época, conseguida con tan sólo unas pocas pinceladas.
-La fotografía y los paisajes de Sierra Morena (del Parque Natural de Sierra Cardeña y Montoro, para ser exactos).
-Los intérpretes, destacando un gran Sancho Gracia.

LO PEOR:
-El ritmo, un tanto irregular.

¿Quién debería verla?
Si te atraen las historias de niños que se han criado solos en plena naturaleza.

¿Y quién no?
Si no te gusta el campo y eres soberanamente impaciente.


Leer critica Entrelobos en Muchocine.net
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...