31 enero 2011

Crónica de la IV Japan Weekend Madrid

Estaba dudoso, así que preferí ser precavido y poner el despertador a una hora temprana. Y a las 8:30 me despertó, como casi todos los días, The Final Countdow de Europe. Estaba perezoso, pero me dije que era 29 de enero y había que celebrarlo de alguna manera, así que me incorporé y vestí, tomé unos cereales, me hice una tortilla francesa con queso y con ella un bocadillo, lo metí en la mochila junto con un par de zumitos y agua, me lo eché todo a cuestas y emprendí mi camino hacía el Pabellón de Convenciones de la Casa de Campo, lugar donde se celebró el 29 y 30 de enero la cuarta edición de la Japan Weekend madrileña.


Llegué un poco más tarde de lo que me hubiera gustado, sobre las 10:30, mis ojos observaron entonces a un par de frikis en mitad de la calle dándose espadazos, no tardé en entender por qué lo hacían, pues una larga y ancha cola se perdía acera abajo. Con la cabeza gacha me coloqué al final de la fila y allí me quedé, distrayéndome con la conversación de los de delante y observando al personal cosplayeado. Respecto a eso, hay gente que tiene mucho valor o simplemente son unos inconscientes, porque hacer cola un día nublado de enero, con la sola vestimenta de unos pantalones no lo veo muy normal (ni inteligente), ¡con lo fácil que es vestirse en los baños del evento!, pero no, ahí estaban un par de chavales con pose chulesca, pero que se veía desde lejos que tenían la piel de gallina y temblaban como flanes. Aunque no sólo eran tíos, realmente la mayoría que llevaba poca ropa eran féminas, por cuyas faldas cortas les debía de entrar un airecito la mar de fresco que en otras épocas seguro que resulta muy agradable, pero que en invierno debe dejarles el chumino congelado. Pero vamos, no seré yo quien me queje porque las mujeres os decidáis por poneros minifaldas (o cinturones gruesos), de hecho hay estudios científicos que afirman que la vida de los hombres que se recrean la vista con tales paisajes se alarga considerablemente (también habría que preguntarles a qué se refieren exactamente con “vida”). Vamos, que allí estaba yo haciendo cola mientras me recreaba la vista, y menos mal que tenía algo que mirar, pues estuve al menos tres cuartos de hora, por lo que cuando llegué a la entrada mi alivio fue mayúsculo.

La Japan Weekend tiene una cosa que se denomina “entrada anticrisis”, dicha entrada cuesta 10 euros (en su modalidad 1) y con ella te puedes llevar una de las series disponibles. En las tres pasadas ediciones me he pillado GITS Stand Alone Complex (el pack de los episodios de “El hombre que ríe”), GITS Stand Alone Complex 2nd GiG, y los DVD sueltos de Cowboy Bebop (aunque para mí que acabaré por comprarme el pack, me mola más), empero, en esta ocasión no me llamaba la atención ninguna serie en particular, así que opté por la entrada normal, que son ni más ni menos que 6 euracos, o sea, un precio bastante alto para entrar a un sitio donde, básicamente, hay tiendas. Una vez tuve la entrada en mis manos pasé al recinto y observé un poco el panorama: a mí izquierda estaba la zona de videojuegos, donde había unas cuantas Xbox 360, una de ellas con Kinect, una PS3, una PSP (con la que jugué al Split/Second, un juego de coches entretenido pero con poca sensación de velocidad), una Wii con el Tatsunoko Vs. Capcom, y varias Nintendo DS (probé el Dragon Quest IX, y me dio buenas sensaciones); cerca de allí, bastante escondida, también había una maquinilla de baile y un estand; justo en frente estaba el puesto de Selecta, lugar donde haría mis mayores compras, pues acabé por agenciarme con los DVD de La chica que saltaba a través del tiempo, El verano de Coo, Demon City y Wicked City, todos a un precio bueno o muy bueno; a la derecha de la entrada había un estand y tras éste estaba el escenario B, que en la práctica era una sala de proyecciones. Y hablando de sala de proyecciones, como estaba cansado de estar tanto tiempo de pie me fui a la misma, ya que estaba prevista la proyección de los dos primeros episodios de Freedom (serie de OVA con el diseño de personajes de Katsuhiro Otomo), pero me llevé un pequeño chasco, puesto que eran las 12:30 y aún seguían echando Kat-Kun, que es un programa de una TV japonesa que le hacía mucha gracia a muchos (muchas sobre todo) de los que había allí presentes, pero que para quien esto escribe en la mayoría de las ocasiones, aunque comprendía por qué se reían, no le veía la gracia. Más tarde medité un poco sobre el asunto y llegué a la conclusión de que era posible que finalmente proyectaran Freedom en el escenario B, ya que lo que era la sala de proyecciones (bueno, ése es el nombre que le pusieron, pero de sala tenía poco, ya que no estaba aislada del resto del recinto por ninguna barrera física) carecía de altavoces suficientemente potentes para que nos enterásemos en condiciones de los diálogos.

Harto de ver a un grupo de mozos con los ojos rasgados haciendo tonterías, me fui a dar un paseo. En los puestos no había nada del otro mundo, de hecho en ninguno me compré nada de manga, aunque sí que me hice con tres fanzines (los dos de Katz a un precio muy barato, y mira que el papel y la impresión son de mucha calidad) y de paso me percataba, o al menos tuve la sensación, de que habían menos puestos que de costumbre, lo que conllevaba que no estuviésemos hacinados como borregos, sólo en algunas zonas había aglomeraciones apañadotas. Una vez vista la parte baja, incluido el escenario, que está donde siempre, al fondo del todo, me fui a la parte de arriba, por donde además de comprobar que había juegos de mesa, más consolas (incluyendo algún torneo, como el de Mario Kart, o Street Fighter IV) y una pequeña zona de conferencias, también pude gozar de la vista general del evento, y comprobé que para ser sábado no estaba tan abarrotado como en anteriores ediciones, ¿quiere decir esto que la gente ya está un poco saturada de tanto evento? Pues es muy posible, teniendo en cuenta que se celebran dos Japan Weekend al año, un Expomanga y un Expocómic, además de multitud de jornadas y algunas jornadas que afirman ser salones, la gente pide a veces un respiro a sus bolsillos y a su frikismo. Por cierto, desde esa misma zona, aunque más tarde, vi un espectáculo bastante currado en el escenario, era un grupo de otakus recreando algunas escenas de alguna serie que no supe reconocer, y que me hubiese gustado grabar si no me hubiera olvidado la cámara de fotos; lo cierto es que la representación que ofrecieron me recordó a una del Expomanga 2008.

Después del paseillo me fui al escenario B, donde visioné parte de un documental, Japón, tesoro perdido, donde se explicaba la historia del país del sol naciente de forma bastante amena. A continuación proyectaron Sword of the Stranger, un film animado del estudio Bones muy divertido, repleto de samuráis, de sangre y de miembros amputados. Mientras disfrutaba del mismo me comí el bocata y me bebí los dos zumos... otra vez me había quedado un poco corto con la comida, pero no pasé hambre.

Una vez terminó el filme que en España ha editado Selecta Visión, me fui a dar otro garbeo, donde volví a deleitar mi sentido de la vista con algunas mozas de vestimenta escasa, y también otras y otros de cosplays bastante trabajados y con más tela o cartones del telepizza (o de lo que se tercie). Lo siguiente que vino de interés fue la conferencia de Ediciones Babylon, que versaba sobre el manga de creación nacional. Estaban presentes en el acto Henar Torinos, la autora de Mala Estrella, Kaoru Okino (Fátima para su familia), que ha realizado Joker, el editor (o alguien que se le presupone editor, ya que no se presentó -o no lo oí en todo caso-) además de dos chavalas, creo que estas últimas es posible que fuesen de la organización, ya que una de ellas fue la que movió los hilos para que acudieran al evento los anteriormente nombrados. Bien, la conferencia estuvo entretenida, nos explicaron su visión del manga hispano, así como del mundo editorial, nos enteramos si vivían del cómic o hacían otras cosillas (Henar parece que también se dedica a la animación), de cómo era su proceso creativo, etcétera. Al final del todo nos invitaron a quien quisiera a comprar un ejemplar y pedirle una firma a las autoras. Yo me compré ambas obras, ya que me quedé en el Expocómic pasado con el gusanillo, y les pedí un garabato, por supuesto, y de paso tuve la oportunidad de conversar un poco con las mangakas, sobre todo con Henar, y lo cierto es que me cayó muy bien (también Kaoru, cuyo sentido del humor me resultó muy curioso), además le sonaba mi cara de algo, así que supongo que nos habremos cruzado en algún evento.

Una vez dadas las gracias, deseado suerte y decir “hasta luego” di otro paseo dubitativo. Con dudas sobre todo porque no sabía si irme o esperar un poco más, al final acabé otra vez en el escenario B, donde había una especie de presentación del film de imagen real de Gantz, basado en el manga hiperviolento e hiperhormonado de Hiroya Oku que actualmente edita Glénat. Yo tenía la idea de que iban a proyectar la peli también, pero se ve que se ha estrenado en tierras niponas este mismo sábado por lo que quizá no la proyectaran (y digo ahora “quizá” porque resulta que me acabo de acordar de que se estrenó antes en EEUU, pero la actitud de las “presentadoras” no me hacía presagiar que efectivamente la fueran a poner), así que cuando iban a sortear algunos tomos me fui, y esta vez sí que me fui del evento en sí. Estaba cansado.

Para concluir podría decir que fui a la IV Japan Weekend de Madrid sin ningún tipo de expectativas, ya que las ediciones anteriores no había salido muy contento que se diga. No obstante, analizando un poco las cosas, llego a la conclusión de que esta vez lo han hecho algo mejor, primero por dejar más espacio para que la fauna local pudiera desplazarse entre los puestos de manera más o menos holgada (en un recinto que por regla general se suele quedar muy pequeño), segundo porque había al menos una “sala” donde se proyectaba anime y lo que no es anime y se enteraba uno y todo (y se veía bien con el pedazo de televisor que pusieron), y tercero por la conferencia de Ediciones Babylon y la presencia de sus autoras, realmente resulta muy gratificante conocer y conversar (aunque sean tan sólo unas pinceladas) con los mangakas. Como notas negativas habría que decir que en el escenario B te quedabas helado cuando pasabas un rato allí, el precio de la entrada normal es caro, que la sala de proyecciones oficial dejaba mucho que desear, y que nos están saturando con tanto salón, así que sería lógico que la Japan Weekend pasara a celebrarse sólo una vez al año.

Para acabar os dejo una imagen con el material que me compré:

Nota: las otras dos fotos las he pillado de Ramen para dos y de Antonio Tajuelo, y no sé si son de esta edición del evento, pero al menos adornan un poco.

9 comentarios:

Dante M. dijo...

Me decepcionó bastante, la verdad. El de septiembre estuvo bastante más currado y había muchos más puestos, más consolas, las proyecciones eran con proyector casi como en el cine... aparte de ser en el otro recinto ferial que era mucho más grande también...

Al final me quedé con las ganas de dejarme un pastón en chorradas comprándome sólo una peli baratita y quedándome sin camiseta friki (las pocas que me gustaron esta vez o no las había de talla M o no se iban de presupuesto).

PD: he visto que te has comprado "El verano de Coo"... yo la vi y la verdad, me pareció bastante mala xD

河曲勝人 - Kawano Katsuhito dijo...

"La chica que saltaba a través del tiempo", gran adquisición, si señor. Yo también me la compré ayer en el JW y me ha parecido una película deliciosa de principio a fin (seguramente le haré una reseñita dentro de no mucho). Cuando puedas hazte también con "Summer Wars", que es del mismo director, más reciente y otra pequeña joyita que no hay que perderse por nada.

Y con "Mala Estrella" espero que te lleves una sorpresa de lo más agradable ("Joker" me ha entusiasmado menos, aunque se deja leer con agrado, pero es que el manga de Henar es simplemente magnífico, al menos a mí me sorprendió muy gratamente ^_^).

(por cierto, me compré también "Sky Crawlers", ¿la has visto?)

Mad Max dijo...

Gracias por este 'resumen' de tu visita y tus compras. Para un servidor que no puede ir por vivir en Barna y no tener tiempo, ni dinero para desplazarme exclusivamente a Madrid para ello.

Supongo que pasa lo mismo que con el JW de Barcelona. Es un evento, un 'pelín' descafeinado,´que se parece más a una reunión de 'frikis', por frikis y para frikis.
Pero, con todos mis respetos, que entiendo que hay bastante trabajo detrás de todo evento de este estilo y muchas ilusiones. Pero claro, la gente suele comparar con otros tipos de eventos y además no es un evento 'gratuito'. Si no pagas, no puedes exigir, pero si lo haces, supongo que sí puedes hacerlo.

Aprovecho en el de Barcelona para comprar tomos más rebajados de precio, que por un lado quizás nome compraría al precio 'habitual' o aprovecho series que sí que pago precio habitual para ahorrarme un dinerillo y poder comprar más cosas.

En el Salón del Manga me quedé con ganas de "La chica que saltaba a través del tiempo" y "Summer Wars" en una edición, creo que la inglesa, también pululaba por allí en el Stand de Casa Asia. Quizás en el próximo JW de Barcelona, del que por cierto no encuentro mucha información del evento y supuestamente falta menos de un mes.

Bibliotecario dijo...

Interesante cronica sin duda. Este año no fui, pues a la unica actividad que me interesaba (el concierto de HITT), no me daba tiempo llegar.
Por lo que he leido por ahi, la sorpresa fue la baja participacion en el cosplay purista. 3 o 4 grupos nada mas.
Sobre el domingo ... me pregunto que tal estaria. A mi no me llamaban la atencion sus actividades, y por las fotos que he visto, no parecia haber mucha gente.

Pero es que, como bien has dicho, hay saturacion de eventos.

河曲勝人 - Kawano Katsuhito dijo...

Mad Max: la edición de "Summer Wars" que se podía comprar en Casa Asia en el Salón del Manga (y que vi también ayer en la JW) es francesa, a cargo de la distribuidora Kazé,aunque incluye audio y subtítulos en español. Probablemente no será muy distinta de la edición española que está en preparación y que se supone que saldrá dentro de no mucho tiempo.

Ambas películas son muy buenas, espero que puedas conseguirlas pronto porque valen la pena. ^^

Dante M. dijo...

A mí me pareció muy cara para lo poco que ofrecía esta edición de Summer Wars, a ese precio podía comprarme dos pelis...

Neovallense dijo...

Dante M.: Es cierto eso del cambio de recinto, si no lo he señalado es porque no me fiaba de mi memoria, tengo cierto lío de dónde se ha celebrado cada evento. Lo que también es cierto es que si lo hubiesen realizado en el recinto de septiembre habría quedado aquello bastante desierto, así que supongo que el cambio se debe más a la previsión de baja asistencia, como así ha sido, que ha otra cosa. La sala de proyecciones de la edición de septiembre estaba mejor, claro, aunque creo que aprovecharon demasiado la pared en lo que se refiere a altura.

Yo me compré lo que más o menos esperaba, “El verano de Coo” me la agencié porque me habían comentado que era interesante, además 5 euros me parece un muy buen precio. Bueno, cuando la vea puede que ponga una reseña por aquí.


Kawano Katsuhito: Yo aún no la he podido ver, aunque me han hablado muy bien de ella. En parte me la compre precisamente porque Hosoda me maravilló con “Summer Wars”, la cual tuve suerte de ver en pantalla grande en la VII Muestra SyFy, aluciné con la peli. Si no me he hecho con ella aún es porque la edición francesa que vendían en el stand de Selecta era muy cara, 25 euros es excesivo, así que esperaré a que saquen la edición española.

“Mala Estrella” me llamó la atención desde que conocí de su existencia, a ver cuándo me lo leo, espero que me guste tanto como a ti (leí por encima tu reseña, ya que no quería saber demasiado sobre la historia, y me percaté de que verdaderamente te había sorprendido).

“The Sky Crawlers” la vi cuando se estrenó en cines (en Madrid y Barcelona), y me gustó mucho. La edición en DVD me la quiero hacer, aunque siempre pospongo la compra.


Mad Max: No hay de qué, gracias a ti por leerme, la verdad es que me lo he pasado bastante bien escribiendo esta crónica.

Cualquier evento de estas características tiene mucho trabajo por detrás, desde luego. No es fácil organizarlo ni que todo vaya como la seda, pero habiendo tantos es normal que el otaku exija más cosas que diferencien a unos de otros, porque si no es tontería acudir, se pierde el interés. Mi mayor interés en pasadas ediciones de la JW era la entrada anticrisis, pero ésta cada vez tiene menor atractivo, así que deberían de “resetearla”, dar algún otro tipo de aliciente; quizá pronto, además de una serie de anime, ofrezcan packs de manga, eso sería otro posible incentivo. De todos modos en donde realmente deberían poner esfuerzos son en las actividades, que hubiera novedades más o menos originales y divertidas; así como en tener las mejores instalaciones posibles, incluyendo una buena sala de proyecciones, y evitar que pueda haber excesiva aglomeraciones, aunque ha ese respecto en esta edición parecen que han pensado en ello.


Bibliotecario: No había mucha gente, siendo sábado lo normal es que aquello estuviera a rebosar, pero a pesar de la cola, lo cierto es que uno se podía mover por el evento sin mucha incomodidad (como sí que ha ocurrido en otras ocasiones); así que este hecho unido a la poca participación que indicas es de suponer que les hará reflexionar acerca de lo que podrían hacer para aumentar ambas cosas, una posible está claro cuál es: quitar una de las dos ediciones de la JW.


Muchas gracias a todos por comentar y leerme ^^

Joruji dijo...

Esta vez no estuviste a punto de meterte en otra convencion! XD

Pues yo no pude ir porque ese finde estuve fuera, y lo lamenté!

En el expomanga próximo estaré sin falta...

Salu2

Neovallense dijo...

En esta ocasión no había pérdida posible, ya que era el primer recinto nada más entrar, jejeje...

Bueno, como eventos frikis hay unos cuantos, tampoco pasa nada saltarse uno ^^

Saludos y gracias por comentarrrr

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...