23 diciembre 2011

El gato con botas

El gato con botas (también conocido como el amante mimoso) vaga por tierras salvajes como un forajido, robando para ganarse la vida (aunque nunca roba ni a iglesias ni a huérfanos), mientras intenta limpiar su nombre. Un buen día se entera de que las habichuelas mágicas están en poder de dos facinerosos, por lo que pronto decide ir a por ellas. Pero en su camino se topa con una gatita muy mala y un huevo con patas que tiene un plan.

Desde su aparición en Shrek 2, estaba cantado que tarde o temprano iban realizar un spin-off del personaje, ya que instantáneamente conquistó el corazón de los espectadores, gracias principalmente a la personalidad que le otorga el magnífico doblaje de Antonio Banderas. Así, El gato con botas (Puss in Boots, 2011), ha dejado de ser un secundario para ser el protagonista principal de su propia película, donde somos testigos de cómo se convirtió en... ¿leyenda?

Chris Miller, codirector de Lluvia de albóndigas y Shrek Tercero, se ha encargado de dirigir en solitario este proyecto, escrito a ocho manos ni más ni menos, del que no pocas sombras había, ya que la saga del ogro verde de donde proviene despertaba menos interés por cada nueva entrega (yo solo he visto las dos primeras, y he de decir que ninguna me entusiasmó). Por fortuna, nos hayamos ante un film que si bien no marcará un antes y un después en el mundo de la animación, sí que podría ser el inicio de otra rentable franquicia para DreamWorks, ya que ha resultado ser un trabajo muy divertido, con momentos verdaderamente buenos, como la visita del gato a la taberna, o la caída libre del castillo, donde Humpty Dumpty intenta hacer que vuele un pollo bizco. Además técnicamente también es muy resultón, los fondos están cuidados y los escenarios, aunque son desérticos la mayoría (confiriéndole un ambiente muy de western), están notablemente cuidados.

En fin, que El gato con botas es una película que, sin ser especialmente original, sí que divierte de principio a fin, gracias a un protagonista muy carismático, unos secundarios que también se hacen querer, y un desarrollo en el que priman las aventuras y el humor. No esperaba gran cosa, así que salí contento del cine.


LO MEJOR:
-El doblaje del gato protagonista, Antonio Banderas ha dado en el clavo con este personaje.
-La secuencia de la caída libre del castillo tiene momentos memorables.
-La persecución por los tejados también es muy vistosa.
-Visualmente es muy atractiva.

LO PEOR:
-Miau.

¿Quién debería verla?
Quien gustara de la saga de Shrek seguramente disfrutará especialmente.

2 comentarios:

Bibliotecario dijo...

"donde Humpty Dumpty intenta hacer que vuele un pollo bizco" Cuando una frase, es capaz de dar valor a toda una pelicula.

Neovallense dijo...

Yo me harté de reir en ese momento, si ya de por si el ave era cómica de por sí, más en dicha situación tan surrealista.

Un salutation.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...