27 agosto 2015

Nicky, la aprendiz de bruja

Nicky es una bruja que acaba de cumplir trece años así que, como manda la tradición, debe ir a vivir sola durante un año a una ciudad donde no se haya instalado aún una bruja, para así completar su formación. Eso es un hecho que Nicky afronta con ilusión, así que acompañada por su gato Jiji termina por dar con una localidad costera donde quedarse. Pero pronto se dará cuenta que iniciar una nueva vida no es nada fácil.

Nicky, la aprendiz de bruja (Majo no takkyûbin, 1989) fue la tercera película que dirigió Hayao Miyazaki dentro del Studio Ghibli (Nausicaä del Valle del Viento, aunque se suele incluir entre los films del estudio, estrictamente hablando no es así). Si su primera película para Ghibli fue una aventura en principio dirigida a los infantes masculinos y la segunda a un público muy menudo, esta tercera obra, que el propio realizador escribe basándose en una novela de Eiko Kadono, iba más enfocada a  las niñas que empezaban a entrar en la pubertad, eso en principio, porque yo disfruto como un niño viéndola y hace tiempo que dejé atrás dicha etapa y desde luego nunca he sido fémina.

Probablemente estemos ante una de las películas más sencillas del realizador de Porco Rosso, y sin embargo no deja de contar cosas importantes. Porque de lo que va Nicky, la aprendiz de bruja no es otra cosa que de alcanzar la madurez, de lo duro que puede ser hacerse mayor, de las desilusiones y desesperanzas que puede llegar a producir, y también de los momentos mágicos que hay por el camino. Así, en principio Nicky afronta su viaje iniciático de manera ilusionada, decidiendo de buenas a primeras que desea partir, mirando con asombro los paisajes inexplorados durante el trayecto y cuando llega a la ciudad vuela alegremente por las calles, con grandes esperanzas. Hasta que comienza a toparse con las dificultades: la poca amabilidad de los habitantes de la ciudad, que si un policía le da una reprimenda, la dificultad para conseguir alojamiento... Incluso cuando conoce a una persona amable le cuesta mantener la sonrisa, pero aún así decide quedarse y probar suerte. Es entonces cuando se le ocurre la idea de montar un servicio de entregas a domicilio, y cuando vuelve a ilusionarse momentáneamente... Pero no encuentra su sitio, se siente marginada, sus anhelos se ven trastocados. En realidad el mayor problema de Nicky es ella misma, es incapaz de ver sus virtudes y apenas se da cuenta de que ya ha conocido a gente buena, personas que incluso la admiran; solo cuando se percata de ello, cuando deja las inseguridades a un lado y decide vivir el momento, es cuando reemprende el vuelo y aprende a madurar, a vivir por sí misma siendo fiel a sus ideales.
Técnicamente nos encontramos con una película, como casi todas las de Ghibli, preciosista, repleta de detalles. De hecho este film fue todo un reto para el estudio, pues además de estar realizado en un momento decisivo para la continuidad del proyecto, las dificultades que supuso son evidentes desde el primer visionado. Por ejemplo, hacer que la ciudad tuviera vida, que no fuera un simple escenario bonito, hacer que sus habitantes caminaran por las calles, que el tráfico circulara. El nivel de detalle de este y el resto de escenarios invita a contemplarlos, además de a deleitarse con los detalles de fondo que se mueven, ya sean personas, barcos u otros vehículos (como aviones, que no necesita muchas excusas Miyazaki para colar alguno).

Para la banda sonoro Hayao Miyazaki volvió a colaborar, en la que fue su cuarta ocasión, con Joe Hisaishi, que como siempre hizo un excelente trabajo. Los temas reflejan perfectamente las emociones de la protagonista, desde la ilusión y esperanza iniciales, a la melancolía y la tristeza, las ilusiones rotas.

Es cierto que no es una película compleja (al contrario que la mayoría de las películas de Miyazaki, no tiene más de una lectura), tampoco lo son sus personajes, pero sí que reflejan muy nítidamente una etapa de la vida por la que todos pasamos, además es una historia repleta de ternura y aventuras más o menos cotidianas (para una bruja sin duda lo son), salpicada con buenas dosis de humor; a ello se le suma que técnicamente es deliciosa, colorida, con escenarios detallados (la ciudad tiene vida propia) y una animación fantástica. Si te gusta el cine animado tienes que verla.


LO MEJOR:
-Su historia, a pesar de su sencillez, está llena de ternura y destila emoción.
-La excelente banda sonora de Joe Hisaishi.
-Técnicamente es otro paso adelante en la filmografía del Studio Ghibli. Muy bonita.

LO PEOR:
-Los aditivos, en forma de diálogos, que le puso Disney (hecho que corrigió Aurum/eOne con su edición).

¿Quién debería verla?
Cualquier aficionado al cine de animación, y quien disfrute del cine a secas.

El DVD:
La edición que poseo es la que editó Buena Vista allá por 2003, y se podría decir que es correcta salvo algún pero. Y ese “pero” es la decisión, un poco inexplicable según mi punto de vista, de añadir algunos diálogos extras a la cinta. Y es que hay ciertos momentos donde la protagonista y su gato Jiji no dicen nada, y supongo que los directivos de la multinacional estadounidense pensaron que “tanto tiempo” sin mencionar una palabra los niños se iban a aburrir o quizá no entenderían lo que pasaba, quién sabe. También está el hecho del cambio del nombre de la protagonista (de Kiki a Nicky), pero eso a mí es algo que me parece secundario, no me molesta.

En cuanto a otros detalles de la edición. Los menús son estáticos pero al menos están amenizados por música, la calidad de la imagen y el sonido es buena, tiene una buena cantidad de idiomas a elegir, aunque hubiera estado bien que los subtítulos, cuando se selecciona el audio japonés, no fueran los mismos que con el resto de idiomas, ya que simplemente hay muchos momentos que los personajes no dicen nada y aparecen no obstante diálogos escritos. En cuanto a extras, muy escasos, los storyboards de la película y punto.

Aurum/eOne sacó una edición con un nuevo doblaje (sin los diálogos adicionales de Disney) y algún extra más, además de también sacar una edición combo Blu-Ray+DVD y una edición deluxe con un libreto.

2 comentarios:

Isabel Robleda dijo...

Película muy tierna. La vi hace un par de años en chino y no me enteré de mucho, a ver cuándo le echo un vistazo de nuevo jaja ¡Buena crítica!

Neovallense dijo...

¿En chino? O_O

Sea cual sea el idioma que lo hayas visto, y más cuando hace un par de años que la viste, no estaría nada mal que la revisionaras en un idioma donde te enteres de más, seguro que te gustará más ;)

Me alegra que te haya gustado la critica, gracias ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...