11 enero 2018

X-Men: Apocalipsis

Tenía buena pinta la escena post-créditos de X-Men: Días del futuro pasado, con un jovencito Apocalipsis levantando una pirámide mientras miles de súbditos le adoraban, sin duda era una imagen potente que hacía frotarse las manos ante la expectativa de la nueva entrega de la Patrulla X. Pero, por muy sugerente o espectacular que sea una imagen, si la unimos a otras muchas y la pegamos con un libreto inconsistente, nos encontramos ante una película fallida.

Diez años después de los acontecimientos de Washington, todo está en relativa calma. Charles Xavier y su escuela para jóvenes con talento va viento en popa, Magneto vive una vida sencilla en una fundición en Polonia, Raven va por ahí liberando a mutantes y Moira investiga a una secta que despierta al primer mutante de todos, un ser todopoderoso que está dispuesto a destruir al mundo para crear otro sobre sus cenizas.

Tras el éxito de la entrega precedente (que fue la más taquillera de la saga), como era de prever Bryan Singer volvió a tomar las riendas de la realización con un filme que era muy esperado (y temido) y que no a pocos decepcionó, entre los que me incluyo. Y es que el libreto de X-Men: Apocalipsis (X-Men: Apocalypse, 2016), escrito por Simon Kinberg, deja bastante que desear, y no estoy hablando ya de que sea coherente o no con los filmes precedentes, sino que los personajes y ciertas situaciones no resultan del todo acertadas. Por ejemplo, la evolución de Magneto, aunque justificada, no me resultó creíble; la jovencita Jean Grey se pasa media película con cara de palo mirando de un lado para otro sin hacer nada (si acaso dando ánimos al Profesor X) y en general en demasiadas ocasiones actúan con poca lógica.

Lo que no faltan en esta entrega son rostros nuevos, tras el reseteo de X-Men: Días del futuro pasado se incorporan la versión joven de los mutantes, siguiendo ahí James McAvoy y Michael Fassbender como Charles Xavier y Erik Lehnsherr, por supuesto, además de Jennifer Lawrence como Raven/Mística (más Raven que Mística, también justificado en el guion pero que no termina de convencer) y Nicholas Hoult como Bestia. Se han incorporado Tye Sheridan (al que pronto lo veremos en uno de los estrenos más esperados del año: Ready Player One, de Steven Spielberg) como Cíclope, Sophie Turner (Juego de Tronos) como Jean Grey, Olivia Munn (The Newsroom) como Mariposa Mental, Alexandra Shipp (Straight Outta Compton) como Tormenta y Ben Hardy (Héroes en el infierno) como Ángel. De ellos el que más me ha convencido ha sido Tye Sheridan, joven actor al que pude ver en Mud, mientras que el que me ha resultado más desaprovechado ha sido el mutante encarnado por Ben Hardy. El rostro más importante que se ha sumado al elenco es el de Oscar Isaac (Star Wars: Los últimos Jedi), quien encarna al malo maloso, Apocalipsis, el cual funciona a ratos, según impone o no (hay planos en los que el traje y maquillaje no terminan por quedar naturales, sino más bien causan un impacto similar a los enemigos de los Power Rangers). También anda por ahí, entre otros, Rose Byrne (Insidious) y por supuesto el Mercurio de Evan Peters (American Horror Story) tiene algo más de protagonismo, pero poco puede hacer para salvar la película...

Ya lo dice, con cierta sorna, un personaje en el filme, es sabido por todos que la tercera película siempre es la peor. Por desgracia acierta de pleno, siendo sin duda X-Men: Apocalipsis la peor de la trilogía que inició X-Men: Primera generación. Una cinta que cierra un arco argumental y abre otro nuevo que esperemos sepan aprovechar, porque esta deja mucho que desear, pero incluso así no aburre, lo que la salva de la quema.


LO MEJOR:
-Que al fin conocemos el porqué de la calvicie del Profesor X, ¡no era alopecia!
-Que, a pesar de todo, entretiene.
-Quicksilver/Mercurio, el cual vuelve a tener un par de momentos muy divertidos.
-Tiene momentos con mucha destrucción.
-Que Bryan Singer no dirija la próxima entrega Fénix Oscura (aunque la dirige y escribe el guionista del film que nos ocupa..., lo que no sabría decir si es bueno).

LO PEOR:
-Un guion endeble, situaciones absurdas o cogidas por los pelos, falta de intensidad...
-Apocalipsis apenas impone, los “cuatro jinetes” no están bien aprovechados.

¿Quién debería verla?
Los completistas.

¿Y quién no?
Si el anterior film no te hizo tilín, este lo hará menos.

¿Por qué...
...los personajes van a apagar el generador, sueltan al Arma-X y luego se olvidan del generador y vuelan la puerta de la celda donde están encerrados sus compañeros? ¿Por qué no la destrozaron desde el principio?

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...