26 mayo 2016

X-Men: Días del futuro pasado

 
El futuro pinta oscuro para los habitantes de la Tierra, una interminable guerra entre centinelas, mutantes y los humanos que ayudan a los mutantes ha dejado al mundo hecho trizas. Pero quizá haya una oportunidad para cambiarlo, por lo que Magneto y el Profesor X envían a Lobezno al pasado, antes del día en el que empezó a torcerse la situación.

Tras la estupendas sensaciones que dejó X-Men: Primera generación (que revisioné hace pocos días y perdió un poco) había muchas ganas de ver su continuación a pesar de que Matthew Vaughn no tardara en caerse del proyecto, pero la noticia de que Bryan Singer, el hombre que lo empezó todo con X-Men y la excelente X-Men 2, regresara a la saga mutante fue bien acogida (con ciertos recelos después de la entretenida pero impersonal Jack el caza gigantes) y la expectación ha ido subiendo enteros a medida que la fecha de estreno se acercaba. ¿Ha vuelto a cumplir Singer? Por suerte así ha sido.

Hecho que tampoco quiere decir que estemos ante la mejor de la saga, pero sí que es un gran entretenimiento de principio a fin, muy espectacular cuando lo requiere y que funciona igualmente en los (escasos) momentos de sosiego; además tiene instantes humorísticos geniales (como el protagonizado por Quicksilver en una cocina) y el hecho de que haya dos líneas temporales, con los protagonistas en diferentes edades, le da un plus ya que gracias a ello vuelven a encarnar a sus personajes dos veteranos astros como Patrick Stewart (que no explican cómo es que está ahí a pesar de lo que sufrió en X-Men: La decisión final) y Ian McKellen (El Hobbit: Un viaje inesperado), al igual que tiene un huequito (y apenas líneas de diálogo) Halle Berry (El atlas de las nubes) como la electrizante Tormenta.

Pero donde más se centra la acción es en Hugh Jackman (Lobezno Inmortal), que es el nexo de unión entre futuro y pasado, así que se podría considerar el protagonista a pesar de que se trate de un protagonismo coral; igual de importantes se podrían considerar James McAvoy (Trance) como un sufrido y joven Charles Xavier, Michael Fassbender (El consejero) en su papel de Erik Lehnsherr con muy malas pulgas y la siempre estupenda Jennifer Lawrence (La gran estafa americana), cuya Mística/Raven es esencial para cambiar el futuro. Peter Dinklage (Juego de Tronos, Un funeral de muerte), Nicolas Hoult (Memorias de un zombie adolescente), Ellen Page (Super), Evan Peters (Rompiendo las reglas), Omar Sy (Intocable) o Bingbing Fan (Guardaespaldas y asesinos) son otros nombres del extenso reparto.

X-Men: Días del futuro pasado (X-Men: Days of Future Past, 2014) es otra buena película inspirada en la Patrulla X, nos ofrece un buen espectáculo sazonado con una historia que mantiene el interés en todo momento y un nutrido reparto con grandes nombres. Ahora toca esperar para ver X-Men: Apocalipsis (recíen estrenada cuando vean la luz estas líneas).


LO MEJOR:
-La escena en la cocina.
-Una historia con grato sabor y buena presentación.

LO PEOR:
-Se echa en falta que aparezca más Quicksilver/Mercurio.

¿Quién debería verla?
Fundamentalmente seguidores de la saga cinematográfica de la Patrulla X, pero también pueden gozar de ella quien guste de historias de acción y ciencia ficción.

¿Y quién no?
Talibanes de los tebeos originales.

La pregunta:
¿Por qué algunos espectadores se reían casi con cada aparición de Peter Dinklage?

Sed pacientes:
Tras los créditos hay una pequeña secuencia que nos anticipa lo que está por llegar (lo que ya ha llegado, de hecho).

4 comentarios:

Santiago Bobillo dijo...

Coincido contigo: da la sensación de que Mercurio sale poco. Por lo demás, estupenda película.

eter dijo...

Lo de Mercurio es muy raro... más que nada porque tal y como lo ponen es ridículo que dejen que se vaya, si practicamente él solo podría acabar con cualquier amenaza.

A mi no terminó de gustarme, la noto una película que tiene demasiadas películas dentro, y la lucha entre ellas no termina de cuajar. Demasiado tiempo en el futuro y demasiados protagonistas en el presente con unos Lobezno y Mística que quitan demasiado protagonismo a una dupla Xavier-Magneto que siempre ha sido lo más interesante de la franquicia.

pd: Y la Lawrence no la trago en esta franquicia... sencillamente su Mística no tiene nada de Mística

Edu Wallace dijo...

Me encantó la primera generación, es más opino que es la mejor de todas sin ver esta última (Apocalipsis). Sin embargo me "cansinea" demasiado Singer que salvando la escena de la cocina (y el trailer) de días del Futuro Pasado, el resto es bastante normalito y olvidable. Un saludete!

Neovallense dijo...

Santiago: sin duda los momentos en los que aparece son de los más divertidos de la película. Esperemos que en "Apocalipsis" tenga una mayor presencia.

Eter: no sé, como es un chaval un tanto irresponsable, lo mismo prefieren dejarlo un tanto al margen para curarse en salud (o no lo ven necesario).

Está claro que al personaje de Lobezno lo llevan sobreexplotando desde el principio, y ahora a Mística con Jennifer Lawrence, aunque cada vez aparezca menos como la mutante azul y más como Raven...

Edu Wallace: una pena que Vaughn no siga en la franquicia, Singer sin duda tiene menos que aportar a estas alturas, y por las críticas en general que he mirado de soslayo en "Apocalipsis" no ha sorprendido para bien.


Saludos a los tres y muchas gracias por vuestros comentarios ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...