28 febrero 2013

El atlas de las nubes

Un editor con serios problemas en 2012, un joven compositor homosexual enamorado en el año 1936, la amistad entre un abogado y un esclavo a mediados del siglo XIX, un clon en un mundo deshumanizado, una periodista que quiere destapar la verdad en los años 70, un pastor de cabras que lucha por su supervivencia y la de su familia en un futuro distante... Seis historias en diferentes líneas temporales, personajes que se cruzan una y otra vez con distintos cuerpos a lo largo del espacio y el tiempo. He aquí el nuevo y ambicioso film de los hermanos Wachowski y Tom Tykwer.

Pensando, así es como me ha dejado El atlas de las nubes (Cloud Atlas, 2012), la tan ansiada (para mí al menos) película de Lana y Andy Wachowski, que en esta ocasión también han contado con el realizador germano Tom Tykwer para adaptar la novela homónima de David Mitchell. Tres estupendos cineastas para dirigir una obra comercial (y a la vez independiente) pero no por ello convencional y plana, sino valiente, arriesgada y compleja; que ha tenido que superar una azarosa producción, estando en ocasiones a punto de no rodarse, para llegar finalmente a buen puerto.

Al inicio, durante la inteligente presentación de los personajes y sus líneas temporales, puede temerse, no con cierta razón, que se pueda hacer uno un embrollo mental con tantas historias paralelas, pero pronto se hace patente que eso no ocurrirá. Gracias a un magnífico montaje, las diferentes líneas argumentales fluyen de forma natural y, minuto a minuto, vamos siendo conscientes de las conexiones entre ellas, sea por los personajes o por sus similitudes o paralelismos. Así, el trío de realizadores han tejido unos finos hilos entre los tiempos y con ello han creado un conjunto que encaja a la perfección, confluyendo todos en un clímax absolutamente portentoso, y que, a no ser que tenga uno el cerebro de mantequilla, te deja pegado a la butaca y reflexionando...

No son pocos críticos los que tildan a El atlas de las nubes de pretencioso (y megalómano), y puede que lo sea, porque desde luego que pretende algo que la mayoría del cine actual ni siquiera se atreve a intentar, que no es otra cosa que sumir al espectador en una reflexión. Esa mirada directa de Sonmi-451 al público..., todo el final, de hecho, donde cada uno de los personajes sufre una liberación de alguna forma, no es que invite, es que OBLIGA a pensar, porque está muy claro que lo que cuenta la película y lo que pasa en la realidad no es tan diferente... Sí, es probable que sea pretenciosa, pero prefiero que se hagan mil películas tan “pretenciosas” como esta a tragarme mil filmes planos, donde explican tanto que no es necesario realizar un mínimo esfuerzo intelectual, y que al final lo único que hacen (y pretenden en realidad) es sugerir al espectador que se compren el merchandising correspondiente, o sea, que son anuncios publicitarios de dos horas de duración.

Hace poco, en una entrevista a Saoirse Ronan, esta decía que, para un actor interpretar a dos personajes en un mismo film era algo maravilloso, me pregunto entonces cómo será eso de dar vida hasta a seis en un mismo trabajo. Keith David (Platoon), Susan Sarandon (El cliente), Hugh Grant (Love Actually), David Gyasi (El caballero oscuro: La leyenda renace), Xun Zhou (Balzac y la joven costurera china) son algunos de los nombres que conforman el variopinto reparto de El atlas de las nubes, donde algunos de los interpretes nos sorprende con papeles muy diferentes a los que estamos acostumbrados a verles. Pero destacaría a los que forman el núcleo de protagonistas, el divertido Jim Broadbent (Corazón de tinta), Tom Hanks (La milla verde), Halle Berry (sobre todo en su caracterizaciones de Luisa Rey y Meronym), Hugo Weaving (El hombre lobo), Jim Sturgess (Camino a la libertad), Doona Bae (The host), James D'Arcy (Hitchcock) y Ben Whishaw (Skyfall).

El atlas de las nubes entronca directamente con la filmografía precedente de los Wachowski, tanto en la trilogía Matrix como en Speed Racer había un claro mensaje subversivo, estos junto con Tykwer (cuyo perfeccionismo estético quedó patente en cintas como El perfume) han firmado un monumento cinematográfico de cerca de tres horas que se pasan como un suspiro, donde la belleza de todos y cada uno de sus planos tiene como fondo varias historias (que, en definitiva, son como una) cuyo fin es la liberación de los personajes y del propio espectador, y donde la mezcla de géneros (drama, ciencia-ficción, comedia incluso) forma un tapiz de intrincadas formas y colores que, simplemente, te deja fascinado. Obra Maestra.


LO MEJOR:
-La realización de Tykwer y los Wachowski, el guion escrito por estos mismos, el montaje...
-Estupenda banda sonora, en la cual también colabora Tom Tykwer.
-Digan lo que digan, un buen elenco y unas buenas interpretaciones.
-La historia de Neo Seúl, la línea de finales de los años 30, la del editor... Todas.
-Que se haya rodado, en parte, en Mallorca.

LO PEOR:
-Al principio el diferente maquillaje de los actores resulta una distracción, pero te acabas acostumbrando.

¿Quién debería verla?
Quien disfrute del buen cine y, sobre todo, aquellos que nos gusta que una película no termine con los títulos de créditos, sino que no deje de rondarte la cabeza, en definitiva, que te haga pensar tanto dentro como fuera de la sala de cine.

¿Y quién no?
Sinceramente, se la recomiendo a todo el mundo, pero habrá quienes no entiendan nada de lo que vean y por ello, porque le han obligado a pensar mientras han visto una película, se enfadarán y lanzarán pestes (les ha sucedido a muchos críticos).

¿Por qué...
...el público en general, y el estadounidense en particular, da la espalda a un cine comercial pero atrevido como es El atlas de las nubes? ¿Por qué no ha obtenido ni una sola nominación a los Oscar mientras que a los Globos de Oro solo nominaron su BSO cuando, a todas luces, se merece varias, entre ellas la de mejor director?

Lo próximo:
Por suerte los hermanos Wachowski no van a tardar otros cuatro años en ofrecernos una nueva película, puesto que ya están trabajando en su nuevo film, Jupiter Ascending, cuyos protagonistas serán Channing Tatum y Mila Kunis. Su estreno está previsto para el año que viene.

4 comentarios:

Joruji dijo...

Tiene que estar bien, a ver si la veo
salu2

Neovallense dijo...

No lo dudes, Joruji, estoy seguro que te resultará interesante.

¡Saludetes!

Juan Roures dijo...

Muy interesante película. Yo también creo que se merecía alguna mención en los Oscar, al menos en montaje, banda sonora y maquillaje. Quizá sea algo pretenciosa, o quizá sea simplemente difícil, pero está claro que es una película muy especial. Un saludo.

Neovallense dijo...

¿Qué es una película pretenciosa?, ¿aquella que busca contar algo más que una historia? Entonces lo mismo esta lo es, pero entonces no hablemos de la filmografía de realizadores tan queridos por la crítica como Terrence Malick (un autor paradigmático en este aspecto). Es algo que me repatea un poco, pero el tiempo dirá qué puesto ocupa "El atlas de las nubes", y creo que irá ascendiendo.

Un saludo, y gracias por comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...