01 marzo 2018

Rescate en Osiris

Indi va a ver a su padre Sy al planeta donde está exiliado, con la mala pata de que unos presos se amotinan y liberan un bicho muy feo con el que estaban haciendo experimentos en el campo de prisioneros.

Tenía el presentimiento de que iba a ser uno de los afortunados ganadores de una entrada doble para el preestreno de Rescate en Osiris (Sciencie Fiction Volume One: The Osiris Child, 2016) y acerté. Así que fui sin expectativas pero con muchas ganas al que consideraba un precalentamiento de la Muestra Syfy, de la que tuvimos un anticipo antes de la proyección (con el anuncio de que la película de clausura es Pacific Rim: Insurección ya me han ganado).

Que las expectativas no fueran muy altas venían dadas por la nota que tenía en Filmaffinity, un 4,7 en aquel momento, por lo que no daba mucha confianza, pero como el cartel y la temática me molaban esperaba desde el principio que no me fuera a aburrir, como así fue.

Porque se trata, evidentemente, de una película de serie B, con un presupuesto más bien escaso, no obstante su acabado no es muy cutre en general, tiene unos efectos visuales bastante decentes e incluso algunos momentos notablemente espectaculares e intensos (el duelo aéreo, probablemente la mejor secuencia del film) pero también es cierto que el diseño de las criaturas dejan que desear, recuerdan demasiado a los místicos y skekses de Cristal Oscuro, resultando más que terroríficos un tanto patéticos, y eso es un gran hándicap cuando se trata de uno de los elementos de la historia más importantes, además como el realizador, Shane Abbess (Infini), no se corta a la hora de mostrarlas, se hace más patente sus carencias. Cuando el presupuesto no da para más lo mejor es ser minimalistas y enseñar menos, esas mismas criaturas mostrando solo lo justo y necesario (el rostro y las garras, y el resto del cuerpo solo fugazmente..., si acaso), quizá habrían producido un efecto más contundente en el espectador.
El libreto, escrito por el director y Brian Cachia, tampoco ayuda mucho. Si bien a este tipo de cine no se le pide gran cosa, adolece de querer ser más de lo que es, intentando sorprender al espectador en su desenlace y consiguiendo que le entre la risa floja o le produzca simple incredulidad (y un poquito de vergüenza ajena). También tiene algún que otro problema en su desarrollo, con una división en capítulos que no era necesaria, y que en ocasiones muestra fragmentos del pasado que no cuentan nada en realidad..., por no hablar de algunos personajes que caen en el olvido.

En cuanto al reparto, Kellan Lutz (Los mercenarios 3) es el rostro más conocido, no se puede decir que lo haga muy bien, pero sabe darle cierto poso de tristeza a su personaje, o quizá es que siempre pone esa cara; mientras que Isabel Lucas es la otra cara que más me sonaba, y eso es porque la he visto en Immortals, Transformers: La venganza de los caídos y Daybreakers; aunque ahora que lo miro Luke Ford me sonaba y era porque odié su personaje e interpretación en La momia: La tumba del emperador dragón, aquí por suerte está algo mejor (no era difícil). Pero el que a priori da vida al protagonista es Daniel McPherson (Contraataque, Las crónicas de Shannara), que cumple con su cometido, pero no es que destaque precisamente; destacando, eso sí, su cría en la ficción, Teagan Croft (Titans), aunque que su voz sea la narradora no me encaja. Otros que andan por ahí son Rachel Griffiths (A dos metros bajo tierra), Temuera Morrison (Fresh Meat), Harry Pavlidis (Gabriel) y Vincent Adriano (Terminus).

Vamos, que lo que se dice una obra maestra no es Rescate en Osiris. No tiene ni mensaje trascendental, ni personajes complejos y en ocasiones carece hasta de lógica, pero simplemente para pasar el rato puede ser tan buena opción como cualquier otra.


LO MEJOR:
-La secuencia del duelo aéreo.
-Unos efectos visuales resultones.
-Que no aburre. Es bastante entretenida.

LO PEOR:
-Esa banda sonora con demasiados homenajes a Matrix (Reloaded).
-Un guion bastante mejorable.
-El final. Quieren rizar tanto el rizo..., que caen en el ridículo.

¿Quién debería verla?
Quien disfrute del cine de serie B en general, y de las aventuras de ciencia ficción en particular.

¿Y quién no?
Quien sea incapaz de no tomársela en serio.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...