21 agosto 2011

El origen del planeta de los simios

Al ver, hace ya algún que otro mes, el teaser tráiler de El origen del planeta de los simios (Rise of the Planet of the Apes, 2011) me dejó un tanto frío, al instante deseché verla en pantalla grande. Posteriormente pusieron algún otro avance en circulación que mostraba más, pero seguía dejándome indiferente; no fue hasta hace unas pocas semanas que vi el tráiler final cuando me dije que finalmente la vería en pantalla grande, y eso que tuve la sensación de que contaban casi toda la película en el mismo. Lo que me convenció de dicho tráiler no fue las espectaculares escenas donde los primates sembraban el caos en la ciudad de San Francisco (que también me llamaron poderosamente la atención, todo hay que decirlo), sino un momento tan sencillo como cuando César le indica al padre del protagonista cómo coger bien el tenedor, simplemente logró emocionarme.

Como indica su título, El origen del planeta de los simios es una precuela/reinicio de la mítica saga de El planeta de los simios (ignoran por completo, de hecho, la versión de Burton, todo un acierto), explica qué es lo que pasó para que éstos se sublevaran y convirtieran a la humanidad en esclavos. Para ser más concretos, cuenta la historia de Will Rodman, un científico que está obsesionado con conseguir la cura contra el Alzheimer, para ello investiga con chimpancés, a los que inocula un fármaco que hace que sus capacidades cognitivas aumenten notablemente, pero un desafortunado incidente hace que se vaya al traste, aunque no tarde en renacer la esperanza en la forma de un bebé chimpancé.

Por esta película hasta hace poco nadie daba ni un duro, por lo que al final ha acabado sorprendiendo a propios y extraños, porque todos (o casi) nos esperábamos un film mediocre tirando a malo, sin embargo nos hemos topado con un trabajo muy cuidado, y no sólo en sus magníficos efectos especiales, sino también en su historia, que ha sido escrita por Amanda Silver y Rick Jaffa inspirándose en la novela de Pierre Boulle, y dirigida por Rupert Wyatt, director con poca experiencia pero que aquí ha demostrado que puede hacerse cargo de grandes proyectos con mucha solvencia.

El origen del planeta de los simios no es una sucesión de escenas de acción, sino que se toma la molestia de desarrollar los personajes de una forma creíble, especialmente la estrella del asunto, que no es otro que el simio César, que ha sido generado por ordenador basándose en los movimientos y la interpretación de Andy Serkis, quien ya hizo lo propio como Gollum y King Kong, hay quien incluso lo nombra como posible candidato para el Oscar a mejor interpretación; y ciertamente el chimpancé se gana al público, han logrado que sea casi real, integrándolo perfectamente con el entorno y los personajes humanos, y haciendo que transmita emociones de forma muy sutil. No sólo César está bien creado, el resto de simios, con menor protagonismo todos ellos, también te dejan con la boca abierta, especialmente el orangután.

Hablando de protagonistas, también los hay humanos, el más reconocible es James Franco, recién nominado a un Oscar por su desgarrador (nunca mejor dicho) papel en 127 horas, y que muchos más conocerán por la trilogía Spiderman de Sam Raimi; lo acompañan Freida Pinto, la muchacha por la que suspiraba el prota de Slumdog Millionaire; Jhon Lithgow (Llámame Peter) actor secundario de los de toda la vida y que hace un papel interesante; además también aparece Tom Felton, conocido por su personaje de Draco Malfoy en la saga Harry Potter, su papel aquí no sorprende. Otros rostros destacables son Brian Cox (X-Men 2), Tyler Labine (Tucker & Dale vs. Evil) y David Oyelowo (El sonido del trueno).

En fin, que El origen del planeta de los simios es la sorpresa del verano, un filme muy entretenido, que resulta creíble a pesar de la historia que narra (lo que es a mí me dejó con cierto canguelo, y no porque piense que van a realizar una revolución los simios del mundo), su apartado técnico es genial, sus personajes se dejan querer y no hay sensación de que sobre nada. Si te apetece ver una película y no sabes cuál, ésta es una magnífica opción.


LO MEJOR:
-La historia está muy bien llevada, Rupert Wyatt ha sabido darle un ritmo acertado a la cinta de principio a fin.
-El reparto cumple con creces, destacando James Franco y Jhon Lithgow.
-Los efectos especiales, muy creíbles los simios, grandes creaciones infográficas a las que le han dado más vida, entre otros, el actor especialista en la captura de movimiento Andy Serkis.
-Invita a reflexionar acerca de los posibles experimentos que están realizando muchas multinacionales farmacéuticas en estos momentos (y no por la posibilidad de que por su culpa se rebelen los animales).

LO PEOR:
-Hay un momento, ya avanzada la cinta, en que Will Rodman cambia de parecer de una forma muy rápida, se vuelve mucho más precavido. Tiene una explicación, pero aún así creo que es un cambio un poco radical.
-Un par de elipsis narrativas, sobre todo la primera de ellas, se entiende lo que pasa, pero se hace un poco brusco.

¿Quién debería verla?
Si te gustó el film original.

El detalle:
César jugando con la estatua de la libertad; y Charlton Heston en la pantalla de televisión, mezclando además un diálogo de Los diez mandamientos con una imagen del actor en El planeta de los simios.

¿Una secuela?
Su director, Rupert Wyatt, ha mostrado interés en rodar una secuela, que serviría de unión directa con el filme protagonizado por Charlton Heston.

¿Sabias qué...?
Ya hay una película que explica cómo se originó el planeta de los simios, se trata de un filme de 1972 cuyo título en español es La rebelión de los simios. Además de esta película hubo otras tres, una serie de televisión en imagen real que duró catorce episodios y otra de animación de trece episodios, a todo ello hay que sumarle los cómics. En 2001 Tim Burton dirigió un olvidable remake de la primera película.

2 comentarios:

Mad Max dijo...

Me encantan las películas originales... aunque la 'calidad' va descendiendo según avanzamos por la saga. Se nota la falta de presupuesto.
Creo que esta película explica muchísimo mejor y de una manera más creíble la posibilidad de que los simios pasen a ser la 'especie' dominante del planeta, mucho mejor que la 4ª película de la saga.
El aspecto técnico del film es envidiable y genial, la verdad. Excepto al principio y algunas escenas durante la película se nota que los simios están generados por ordenador, pero realmente está tan bien hecho que no lo parece.
A nivel de guión hay algunos 'desaciertos' y pequeñas cosas que quedan por 'explicar' o aclarar... pero personalmente no les doy importancia porque no puedes pretender que te lo expliquen todo desde principio a fin y que quede todo 'atado'.
Una película que espero en BD para comprar segurísimo y unirla a la saga anterior.

Neovallense dijo...

Una más que agradable sorpresa ^^ Yo de la saga original, entera sólo he visto la primera, espero algún día ver las otras.

Saludos y gracias por comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...