19 septiembre 2011

Arrietty y el mundo de los diminutos

Tras unos días dando la tabarra a propios y extraños, y después de unos meses de espera, al fin he visto el penúltimo trabajo del Studio Ghibli.

Es curioso, pero hasta esta misma semana no era consciente de las ganas que tenía de verla en pantalla grande. Cuanto más noticias salían acerca del número de salas en las que se iba a exhibir, cuanto más se acercaba la fecha, más me iba embargando la urgente necesidad de apremiar a todo el mundo que fuera raudo a un cine y no se perdiera el evento. Sé que no a todos les interesa el cine animado salvo aquel que esté protagonizado por un ogro verde o por tigres dientes de sables y ardillas que persiguen con ansias una bellota, o en general esas cintas que dicen tienen un humor irreverente, pero que por desgracia se están haciendo un tanto repetitivas salvo honrosas excepciones; hay muchos que es ver que se trata de un film no procedente de los grandes estudios de animación estadounidenses, o aquellos que siguen sus pautas, que les da miedo arriesgarse mínimamente, y más si se trata de anime. Por desgracia sigue habiendo prejuicios, y por dicha razón (además de alguna otra) las películas animadas procedentes de oriente que llegan a las salas comerciales son escasísimas, y cuando lo hacen suelen ser estrenos muy limitados. Por suerte, Arrietty y el mundo de los diminutos (Karigurashi no Arrietty, 2010) no es uno de esos casos, habiendo tenido un estreno mucho mejor de lo esperado, y por lo tanto las expectativas de relativo éxito se han disparado entre aquellos que veneramos el estudio creador de Mi vecino Totoro.

Existen unos pequeños seres llamados Incursores que viven escondidos en las casas, dichos Incursores se dedican a tomar prestadas cosas (tales como un pañuelo de papel o un terrón de azúcar), pero siempre teniendo la precaución de que no nos demos cuenta de ello y de que no los veamos cuando lo hacen, ya que si son vistos por algún humano deben de mudarse inmediatamente ante posibles peligros. Arrietty es una Incursora que en su primera exploración por la casa de un “serhumano” es vista por un niño enfermizo llamado Shô...

Hiromasa Yonebayashi, de 36 años, se convierte en el director más joven que ha dirigido una película del Studio Ghibli. Esta es su primera incursión en el largometraje como director, pero no obstante no es un novato como lo era Goro Miyazaki al realizar Cuentos de Terramar, sino que tiene muchos trabajos a sus espaldas, habiendo realizado tareas de intercalador en La princesa Mononoke hasta ocupar puestos de mayor responsabilidad como fue en El viaje de Chihiro, así como en otros trabajos fuera del estudio fundado por Hayao Miyazaki e Isao Takahata en 1984. De hecho, en esta ocasión el maestro Miyazaki no quería dejar nada al azar y ha apoyado y trabajado desde el primer momento en el proyecto, escribiendo él mismo (junto con Keiko Niwa) el guión que adapta libremente el libro de Mary Norton.

Desde el primer instante se me dibujó una sonrisa, y en mis labios permaneció hasta el fundido al negro. Yonebayashi no llega al nivel de las obras dirigidas por Hayao Miyazaki, sin embargo sí que son muchos los momentos que transmite esa magia que sólo las películas del maestro suelen transmitir. Durante la poco más de hora y media de metraje demuestra imaginación y soltura, sobrados recursos y talento para esperar grandes obras futuras. Lo cierto es que Arrietty y el mundo de los diminutos, aunque no llegue al nivel de las grandes obras del estudio, es una dulzura de película de principio a fin, su colorido y una maravillosa primera parte, hacen que sea absolutamente fascinante ir descubriendo el mundo de los humanos (y el de los mismos Incursores) junto a la protagonista.

Arrietty es un personaje al que adoras nada más aparece fugazmente por vez primera, otra de las muchas féminas de carácter fuerte y decidido que tanto le gusta escribir al creador de Nausicaä del Valle del Viento, es ella la gran protagonista de la cinta; el otro personaje clave es Shô, un niño humano que va a pasar unas semanas en una casa en mitad del campo buscando tranquilidad ante su enfermedad, es un chiquillo triste, que no aprecia la vida, que no ve futuro, pero que aprenderá mucho gracias a una pequeña e inesperada amiga. Haru es otro personaje clave para el futuro de los Incursores, hace años que creyó ver a unos de estos seres y está obsesionada con demostrar que existen; mientras que Sadako, la (creo) abuela tía de Shô, quiere creer que existen, pero dejarlos vivir tranquilos. También aparecen los padres de Arrietty, la madre es un poco histérica y está demasiado acomodada, mientras que el padre es un tipo de pocas palabras, pero que se preocupa mucho por el futuro de su hija.

Otro punto que habría que destacar es la banda sonora, es la primera vez que un artista no japonés compone por completo la partitura (Carlos Núñez colaboró en algunos temas del soundtrack del debut de Goro Miyazaki), es la músico francesa Cécile Corbel la que pone melodías (y canciones, más de las habituales) a las imágenes, y hay que decir que es un gran trabajo, muchas melodías estilo celta con un cierto deje de tristeza.

Arrietty y el mundo de los diminutos es una pequeña delicia de principio a fin, un filme detallista que estoy seguro ganará con el tiempo y los revisionados, es un prometedor debut que nos hace sentirnos más optimistas sobre el futuro de Ghibli, que nos hace vislumbrar que una vez se retiren Takahata y Miyazaki podremos disfrutar durante mucho tiempo con nuevos trabajos del que es uno de los mejores estudios de animación del mundo.


LO MEJOR:
-Su primera parte me resultó especialmente hermosa.
-Que transmite con pasmosa facilidad emociones. Tiene muchos pequeños detalles.
-Que es un gran debut en la dirección.
-Una gran banda sonora.
-Buen doblaje al español (con más de una voz conocida).
-Que Aurum haya realizado un estreno de estas características, espero que el público responda positivamente.

LO PEOR:
-Los prejuicios de muchos, que les impiden ver ésta y otras grandes y pequeñas joyas de animación.

¿Quién debería verla?
Si te gusta el cine animado y especialmente si disfrutaste con filmes precedentes de Ghibli. Tanto niños como adultos la disrutarán.

Leer en Muchocine.net

8 comentarios:

Susana Eevee dijo...

Espero poder verla el próximo finde. Me apetece mucho, y más ahora que he leído tu estupenda reseña. Me has dejado con los dientes largos.

Un saludo :)

Neovallense dijo...

Me alegra haberte dejado con ganas de verla (y gracias), espero que la veas y la disfrutes mucho ^^

Un saludete ;-)

Sawako-chan dijo...

A mi me gustó mucho la peli, el final no tanto pero bueno. Los escenarios son geniales!! Me quedó con eso :)

eter dijo...

He tenido que ir a verla solo porque no he logrado convencer a nadie para que se apuntara... ha valido la pena.

Magia Ghibli en estado puro. Las imágenes, los travelling, esas pequeñas escenas de acción que hacen de las pequeñas cosas, la ternura sutil, las pequeñas grandes frases, el colorido, la animación, la música...


Joder, no se me quita la sonrisa de la boca después de verla.

Mágica, sencillamente mágica.

Bambú dijo...

Lo prometido es deuda y, como te dije por twitter, fui al cine a verla. Eso sí, mi novio y yo éramos los únicos que no iban en compañía de un niño XDD pero igualmente disfrutamos de la película.

Arriety me ha gustado mucho, pienso que tiene esa magia Ghibli donde se resalta la naturaleza, la inocencia de los niños y me ha parecido preciosa. La banda sonora es una delicia y la verdad es que salí muy contenta del cine.

Neovallense dijo...

Sawako-chan: El final es entre dulce y triste como debe de ser. Al final siempre se debe de ganar algo, pero también perder, y sobre todo cambiar.

Eter: Yo también la vi solo, sobre todo porque que mis amigos se pongan de acuerdo es complicado... Pero solo o acompañado "Arrietty" se disfruta igualmente, tiene tantos detalles como bien indicas.

Bambú: Me alegra que salieras contenta de la sala, yo también salí la mar de satisfecho. A la sesión que acudí sólo había gente ya crecidita, incluso había una pareja de abuelos.


Saludetes a todos y gracias por dejar vuestras impresiones ^^

Heitor dijo...

Bueno, entonces supongo que ya no te avisamos cuando vayamos a verla :)

Habrá que comprobar en breve si es tanto como dices.

Saludos.

Neovallense dijo...

Heitor, tú sabes que con Ghibli yo no me equivoco... ¡¡Y sí que me tenéis que avisar, mamón!! :-P

Eso sí, he observado que en Madrid, en la actualidad... ¡¡no está en V.O.!! Esperemos que llegue a los Ideal pronto (o que llegue simplemnete).

Saludetes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...