07 diciembre 2011

Un método peligroso

David Cronenberg ha forjado un gran tándem creativo con Viggo Mortensen desde que se encontraran en la alabada Una historia de violencia, después de esa película director y actor han trabajado juntos en Promesas del este y en esta producción que nos ocupa. En Un método peligroso (A Dangerous Method, 2011) se nos narra la difícil amistad entre Sigmund Freud y Carl Jung, así como la relación del último con una de sus pacientes, Sabina Spielrein.

La mayor parte del film, sin embargo, se centra en la relación de Jung con su paciente, es el eje de la trama, y es la parte que más interesante me ha resultado, al menos cuando Spielrein todavía es paciente. Si bien el primer contacto de Jung con Freud y otros posteriores captaron por completo mi atención, no es menos cierto que durante el tercer acto (y, quizá, una porción del segundo), donde podemos ver cómo los caminos de maestro y alumno divergen cada vez más, se me hizo menos amena, podría decirse que tras la desaparición de la escena del libertino personaje de Vincent Cassel (Cisne negro), la historia que escribe Christopher Hampton basándose en un libro propio y otro de John Kerr, pierde interés.

Lo que es innegable de principio a fin es el buen trabajo de los actores y del director. Cronenberg es un realizador veterano con una variada filmografía a sus espaldas, sabe muy bien cómo llamar la atención del espectador contando lo que quiere contar y con quienes desea, empezando por el nombrado Viggo Mortensen (La carretera) que no es el protagonista de la historia y cuya primera aparición se hace esperar, pero que nos muestra a un Freud carismático; continuando por uno de los intérpretes de moda de este año, Michael Fassbender (X-Men: Primera Generación) que solo nos falta verlo anunciar sopa, y seguro que incluso así lo haría bien; Keira Knigtley (London Boulevard) es la tercera en discordia de un triangulo nada amoroso, sinceramente no sé muy bien qué pensar de su actuación, pero no hay que negar su evidente esfuerzo en insuflar credibilidad su complicado papel; la cuarta a mencionar del escueto elenco sería Sara Gadon (Detrás de las paredes), joven actriz con unos ojazos realmente hermosos, y un papel a la sombra del de Fassbender, tan a la sombra como pudo estar la mujer del famoso psicólogo.

No me ha entusiasmado Un método peligroso, es una buena película, está bien dirigida, ambientada e interpretada, pero en algún momento su desarrollo no genera mayor interés, se hace incluso un pelín larga, con varias secuencias candidatas a ser el final incluidas. Sobre todo disfrutarán de ella los seguidores del realizador canadiense.


LO MEJOR:
-El reparto.
-La dirección, la fotografía.
-Las conversaciones entre Jung y Freud.

LO PEOR:
-Pierde fuelle bien avanzada la trama.

¿Quién debería verla?
Quien guste del cine de Cronenberg, sobre todo del Cronenberg de los últimos tiempos.

2 comentarios:

Heitor dijo...

Pues muy de acuerdo contigo. Empieza bien, con esa paciente loca y el inicio de la amistad de los psicólogos y las conversaciones, pero por el medio, entra en un bucle que la va llevando poco a poco hacia el aburrimiento.
Me esperaba más de Cronenberg, que vuelve a bucear en sus obsesiones por los bajos instintos de la naturaleza.

Un saludo.

Neovallense dijo...

Una lástima que no logre mantener el nivel inicial, de esta manera estaríamos hablando de una película redonda.

Gracias por expresar su opinión ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...