16 junio 2013

Los Croods

Chris Sanders hizo muy buen trabajo (junto con Dean DeBlois) en la sorprendente Cómo entrenar a tu dragón, el hecho de que también sea el co-realizador de Los Croods (The Croods, 2013), el otro es Kirk DeMicco (Héroe a rayas), ha tenido mucho que ver con que me decidiera por verla en pantalla grande, eso y porque el tráiler era un festín visual que invitaba ir a disfrutarla en una buena sala; y si bien no estamos ante un filme que te sorprenda como el mencionado, sí que es una notable película animada.

Eep es una adolescente cavernícola que se siente asfixiada por las reglas que impone su padre. Raramente salen de la cueva donde viven, y cuando lo hacen es para buscarse el almuerzo para luego volver a refugiarse de las peligrosas fieras (y de todo aquello que sea nuevo) que hay en el exterior. Pero cierto día los acontecimientos les empujaran a salir de la oscura caverna e ir a buscar un nuevo hogar donde jamás pensaron ir.

En esta ocasión Sanders no adapta ningún libro, sino que parte de una historia original escrita por él mismo y DeMicco, y para ello han optado por una ambientación tan dada a la fantasía, con películas míticas como Hace un millón de años o la mediocre tirando para abajo 10.000, como es la prehistoria. Obviamente no se han decantado por el realismo, sino que han adaptado dicho periodo a su conveniencia, inventándose animales como tortugas voladoras o dientes de sable muy peculiares, y sobre todo creando una familia cavernícola extravagante. Es la familia Croods, con sus seis miembros y sus personalidades, el centro de la historia, y especialmente la inconformista Eep, que por muchas normas que ponga su tozudo progenitor siempre busca la forma de transgredirlas. Es un personaje con el que es fácil simpatizar, su vitalidad, curiosidad y expresividad (potenciada por su diseño, con grandes ojos) encandilan rápidamente a cualquiera, además de su pelo naranja (como la heroína de Brave). Pero, aunque con mucha menos relevancia, si hay un personaje que sorprende y cae bien al mismo tiempo es la pequeña de la familia, un torrente de energía de armas tomar. A mi parecer los personajes menos atractivos son la madre y Chico, un cavernícola más evolucionado que usa el cerebro más que el cabeza de la familia de los Croods, la primera por ser la típica madre, y el segundo porque resulta más convencional que Eep, que al fin y al cabo es su pareja de baile.

Técnicamente Los Croods es una película que sobresale, su paleta de colores es impresionante, todos ellos muy vivos hasta casi saturar las retinas. El diseño de personajes es atractivo, adaptándose a sus respectivas personalidades, con sus características particulares; y el de las criaturas, incluso aquellas que se suponen peligrosas, es más bien caricaturesco, quizá para que los más pequeños puedan verla sin pasar miedo, pero muy cuidado. Los escenarios son, una vez se ve la familia obligada a marcharse, gigantescos, con gran profundidad de campo y muy detallados y coloridos, y unas texturas que en determinados momentos (como durante la escena del baño) resultan asombrosamente realistas. A todo ello se le suman unos efectos especiales con instantes espectaculares, por lo que en el plano técnico no hay muchas pegas que ponerle.

Los Croods no me ha cogido por sorpresa como lo hizo el anterior filme de Sanders (del que alguna cosa tiene en común, como la conflictiva relación paterno-filial), pero hay que reconocer que desde principio a fin te mantiene metido en la acción, es divertida en todo momento, con secuencias muy intensas, aventura y mucho humor salpicado por todo el metraje, además técnicamente es sobresaliente, y la familia de trogloditas resulta la mar de simpática. Buen divertimento para pequeños y grandes.


LO MEJOR:
-El apartado técnico es impresionante, colorista y espectacular.
-La familia Croods, su presentación en la escena del huevo a modo de partido de rugby.
-Una buena banda sonora de Alan Silvestri

LO PEOR:
-Por ser tiquismiquis, realmente no se sabe muy bien cómo Chico sabe lo que va a ocurrir (bueno, se supone que por unas visiones...).

¿Quién debería verla?
Si te gusta el cine de animación esta es una muy buena opción.

Lo próximo:
En 2014 está previsto que podamos ver la continuación de Cómo entrenar a tu dragón, esperemos que cumplan con las expectativas.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...