04 febrero 2016

Extinction

Una plaga en forma de enfermedad infecciosa ha asolado el mundo y ha acabado con la civilización, pero el frío terminó con la enfermedad y los monstruos que generó. Patrick y Jack viven en Harmony, aislados entre sí por dos verjas y viejos asuntos, a pesar de estar a unos pocos metros el uno del otro; pero cuando regresen los monstruos, unos nuevos monstruos, tendrán que elegir unirse para proteger lo que más les importa o ir cada uno por su lado y afrontar un destino todavía más incierto.

Basada en la novela de Juan de Dios Garduño, Extinction (ídem, 2015), cuyo título inicial era el más sugerente Welcome to Harmony, es la nueva cinta de Miguel Ángel Vivas después de su primera y bien recibida película, Secuestrados, siendo un salto sustancial, ya que sin duda esta es notablemente más ambiciosa, y no solo en lo que se refiere a presupuesto.

El punto fuerte de la historia está en la relación entre los dos protagonistas, dos hombre enfrentados (sobre todo uno de ellos, que demuestra especial aversión) hasta tal punto que, a pesar de la situación límite en la que viven desde hace años y de la mínima separación física que hay entre sus refugios, no se comunican entre ellos ni colaboran a la hora de obtener víveres y otros productos. Es este duelo entre sendos personajes el que aporta tensión, e interés por saber los detalles de su enemistad, en gran parte de la cinta, duelo que también es interpretativo y que a un servidor ya le bastaba para considerar al film como reseñable.

Pero, como en toda historia que transcurre en tiempo extremos, aunque las rencillas y los resentimientos (e incluso el odio) no lleguen a disiparse por completo, siempre hay un momento en que un interés común (en este caso en forma de una inocente niña) y un peligro común (unos monstruos extraídos de las pesadillas de la niña..., o casi) obliga a unir fuerzas para sobrevivir. En esos momentos Vivas sabe mantener el interés y dar algún susto al respetable, en un asalto final en el que los protagonistas tienen pocas probabilidades de salir con vida.

Son Matthew Fox (Speed Racer, Emperador) y Jeffrey Donovan (El intercambio, Sicario) los dos grandes protagonistas, ambos hombres heridos, el primero por una difícil decisión que se vio obligado a tomar, el segundo con un profundo odio hacia el primero y que está dispuesto a lo que sea con tal de que no “contamine” a la pequeña con su influencia. Pequeña también muy bien interpretada por Quinn McColgan (Non-Stop), lo único que queda de inocencia en un mundo gélido y repleto de todo tipo de monstruos. Completan el reparto Valeria Vereau, como la madre de la pequeña Lu, y Clara Lago (Ocho apellidos vascos), como una chica perdida que da y quita esperanza.

Extinction es una buena película, donde destaca el duelo que hay en gran parte de su metraje entre sus dos protagonistas, además de una notable ambientación y atmósfera, con más de un conseguido susto.


LO MEJOR:
-El duelo interpretativo entre Fox y Donovan.
-Buena ambientación, conseguida atmósfera, lograda tensión.

LO PEOR:
-Se podría haber contado (y mostrado) más del motivo de la enemistad sin perder interés la historia.
-Demasiado meneo de cámara al inicio.
-Los niñatos por culeros de las filas de delante (y de al lado).

¿Quién debería verla?
Por los comentarios que he leído, los que hayan leído el libro (Y pese a todo) probablemente no salgan decepcionados y cualquiera que guste del cine fantástico y de terror.

¿Y quién no?
¿Los talibanes del libro?

2 comentarios:

Chechu Rebota dijo...

Hace poco leí el libro y me gustó, así que tengo curiosidad por ver la peli a ver que tal ha sido la adaptación.

Neovallense dijo...

Sé que han hecho cambios sustanciales, pero el propio Garduño no quedó descontento con el resultado de la cinta, así que creo que puede mantener el espíritu de la historia original. En todo caso es una cinta interesante.

Cuenta cuando la veas qué te parece y gracias por comentar ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...