29 junio 2017

Biblioteca Studio Ghibli: El viaje de Chihiro, de Marta García Villar

 
Cuando anunciaron que iban a publicar varios libros monográficos que se centrarían en tres de las más conocidas películas de Studio Ghibli, he de reconocer, que lo recibí con cierto escepticismo a pesar de que los autores no es que me fueran desconocidos precisamente. Pero es que no es lo mismo escribir un libro sobre toda una filmografía que uno sobre un film concreto, así que uno tiende a pensar que hay peligro de querer estirar el invento más de la cuenta y quedar la cosa como un resumen largo de la película y del cómo se hizo y, sobre todo, de volver a contar lo que ya hemos leído pero dilatado por eso de la necesidad de rellenar páginas.

Tenía ese temor, cierto, pero también cierta confianza en la experiencia acumulada de los autores con otros escritos sobre Ghibli, y que las películas que iban a analizar en esta primera tanda, sin duda, son de las que más jugo se les puede sacar. Esta idea se reafirmó al asistir a la presentación de Biblioteca Studio Ghibli: El viaje de Chihiro en una librería especializada madrileña, donde la autora, Marta García Villar, junto a Laura Montero Plata y Miguel Ángel Pizarro, quien moderaba/dirigía el evento, comentaron no solo sobre el libro y la mítica cinta de Hayao Miyazaki, sino también sobre la gestación del proyecto de la editorial Héroes de Papel.

El hecho de ser la primera tiene sus ventajas e inconvenientes, por un lado no se le puede comparar con nadie (aunque Raúl Fortes ya lo hizo en Guía para ver y analizar El viaje de Chihiro, lo cierto es que ambos libros no son comparables en cuanto a intenciones, aunque en contenido haya coincidencias -y citas, de hecho-) y por otro se tiene menos tiempo y es más fácil pasar por alto errores. No obstante, en Biblioteca Studio Ghibli: El viaje de Chihiro he visto muy pocos.
El libro, por cierto, se divide en trece capítulos, empezando a hablar sobre el staff creativo, luego el contexto y la producción, donde se nos explica qué tal iba el mundo en 2001 (acontecimientos relevantes, estrenos, los premios Nobel) y cómo le iban las cosas a Ghibli, así como su funcionamiento interno y el proceso de producción del film; en el tercer capítulo la autora nos presenta a los personajes de cierta importancia (empezando por Chihiro/Sen y terminando por Bô), no limitándose a hacernos una descripción tanto física como psicológica, sino que nos habla de su misma concepción, en los personajes más importantes, de su evolución, entre otras cosillas que hace que este un capítulo sea muy interesante. Posteriormente nos habla de los temas que toca en la película, así como de las constantes, o sea, de aquellos aspectos recurrentes en la filmografía de Miyazaki y que aquí vuelven a hacer acto de aparición de forma más o menos evidente; tocando en el capítulo quinto, aunque de manera breve, la animación digital, las herramientas con las que trabajaron, los fondos y escenarios y, un solo párrafo, dedicado al sonido, sumamente importante en cualquier película y no menos en este caso.

Otro capítulo que me ha sorprendido agradablemente ha sido el dedicado a la banda sonora, compuesta por el gran Joe Hisaishi, sobre todo porque escribir sobre música, sobre todo cuando se trata de música sinfónica, me parece que es realmente difícil y Marta lo ha hecho no ya muy bien, que así ha sido, sino que además lo ha hecho de tal manera que resulta ameno y sugerente al lector.

Uno de los capítulos por los que tenía más interés era el de las influencias de El viaje de Chihiro. Muchas de estas influencias son más que sabidas por cualquiera que haya visto las películas de Miyazaki, y más para quien haya leído otros ensayos sobre el cineasta o Ghibli, no obstante, en algunos casos la autora nos refresca la memoria y también amplia paralelismos entre el film y otras obras precedentes (como La reina de las nieves de Atamanov), centrándose especialmente en un librito de Sachiko Kashiwaba, The marvelous village veiled in mist, no faltando tampoco otras referencias literarias, como Pinocho o Historias de Terramar, desmontando un poco el mito que tienen muchos de que Chihiro es una película en gran medida inspirada en la obra más famosa de Lewis Carroll (hasta cabreos virtuales he visto al respecto), así como experiencias vitales del propio realizador que le sirvieron de inspiración. En este capítulo también indica las localizaciones en las cuales Miyazaki y su equipo se basaron para crear la casa de baños y alrededores, algunas muy curiosas.
El octavo capítulo, aunque se me hizo un poco corto, es otro de los que me han resultado de mayor interés, en él se hace un recorrido, como su propio título indica, por el folclore nipón, identificando los seres que aparecen y la inspiración de los mismos. El siguiente capítulo, se podría decir, condensa buena parte de la información que se nos ha dado en veinte preguntas con sus respuestas, todo ello dividido por momentos clave del film. Le sigue las autorreferencias (algunas no tanto, ya que aparecen en cintas posteriores, por lo que en todo caso deberían estar como autorreferencias en un libro futuro); luego la proyección de la película, tanto en Japón como a nivel internacional, así como la influencia que ha ejercido en otros filmes y cineastas. Tras un brevísimo capítulo doce con la ficha técnica, le sigue el decimotercero y último, con tres entrevistas, entre las cuales se cuenta la del director del doblaje español, a la actriz que le puso voz a Chihiro y, como plato fuerte, Hitomi Tateno, que fue la supervisora de animación de la película. Tres entrevistas muy interesantes y amenas, sobre todo la de Tateno, todo sea dicho, aunque he echado en falta alguna pregunta sobre Miyazaki. Como epílogo, la autora nos habla de su secuencia favorita, que es, no era difícil adivinar, la del viaje a Fondo del Pantano y, para rematar la faena, una nutrida galería (aunque con alguna foto de una discutible calidad, sombra incluida) con todo tipo de mercadotecnia del film.

La edición de esta, la primera entrega, de una previsible colección de monográficos de las películas de Studio Ghibli (pronto le seguirá La princesa Mononoke y luego le tocará el turno a Porco Rosso), corre a cargo de Héroes de Papel, pequeña editorial sevillana que, hasta la fecha, se había centrado en publicar ensayos de videojuegos (como La Odisea de Shenmue, al que le tengo muchas ganas) y que ahora se ha atrevido a sacar, como digo, una colección sobre Ghibli. Y mejor no ha podido empezar, ya que estamos ante una edición realmente bonita, casi impecable, con una preciosa presentación en tapa dura, una buena maquetación que facilita la lectura, unas ilustraciones originales en cada capítulo (además de unas guardas la mar de majas) y, obviamente, capturas de la propia película o de otros materiales a lo largo y ancho del texto, cuya tipología de letra es la mar de agradable y no está muy inflada ni tampoco es minúscula, así que no se siente uno estafado por un aumento de páginas gratuito y las personas que no tengan la vista muy allá tampoco se podrán quejar. En total 287 páginas con todos sus colores, todo por 24 euros.

Algunas personas ha afirmado que Biblioteca Studio Ghibli: El viaje de Chihiro ha cambiado su forma de ver la cinta de Hayao Miyazaki. En mi caso no ha sido así, no ha cambiado mi percepción de la historia tanto como para llegar a ese extremo, pero lo que sí que ha logrado Marta García con su libro es enriquecer mi forma de ver tan, ya de por sí, rica experiencia cinematográfica, y lo ha hecho de una forma muy amena a la par que didáctica, aportando muchos datos y curiosidades, descubriéndonos detalles..., ampliando el vasto horizonte del mar que observa Chihiro con ojos embelesados. Un libro harto recomendable, especialmente para fans del estudio nipón y del primer y único anime hasta la fecha en llevarse un Oscar a la mejor película de animación.


LO MEJOR:
-Una lectura muy amena y accesible, a la par que rigurosa.
-Una edición muy currada y cuidada, muy bien por Héroes de Papel.
-Los capítulos seis, siete y ocho (sin por ello dejar de ser de interés el resto).
-Que se hayan atrevido a sacar esta colección.

LO PEOR:
-Pocas pegas se le puede poner, apenas tiene erratas.

La chica misteriosa:
No sé si a vosotros os pasará también, pero cada vez que veo El viaje de Chihiro me pregunto, en la secuencia del viaje a Fondo del Pantano, quién es la niña-sombra que está en una estación, a quién espera..., y más: ¿mira a Chihiro?, ¿acaso es la niña que fue una vez nuestra protagonista?, ¿quizá otra chica que se quedó sin padres?, ¿también se perdió en ese mundo? Marta nos da unos apuntes al respecto.

2 comentarios:

Santiago Bobillo dijo...

Interesante libro, sobre todo para cinéfilos. Vi hace bastante tiempo la película, así que debería revisionarla, sobre todo por lo que comentas de la niña sombra, personaje que se me había ido totalmente de la memoria.

Por cierto, yo también era de los que veía influencias de Lewis Carroll en la película, ja, ja, ja, ja.

Neovallense dijo...

La niña-sombra aparece solo un momento, pero el plano es lo suficientemente largo para que me pregunte el por qué de ponerla ahí, sobre todo porque resulta una imagen un tanto triste.

Y no es que no tenga ninguna influencia de "Alicia en el País de las Maravillas", pero no es la obra que más aporta al imaginario ni a la historia del film, son más bien detalles.

Un saludo, y gracias por comentar ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...