21 junio 2018

Ancien y el mundo mágico

Kokone es una estudiante del último curso de bachillerato con una extraña “cualidad”: la de quedarse dormida en cualquier parte y sumergirse en un profundo y fantástico sueño. Cuando el mundo de los sueños y la realidad empiecen a tener cada vez más puntos en común, tendrá que iniciar un viaje en busca de su pasado, para así poder arreglar su presente.

Kenji Kamiyama es de sobra conocido por el aficionado al anime gracias sobre todo a su estupenda labor en Ghost in the Shell: Stand Alone Complex, la serie inspirada en el universo creado por Masamune Shirow, que supo mantener el espíritu de la misma, la calidad de la película de Oshii y ser notablemente entretenida (sin tirar por lo fácil además), así que sorprende ver que una película como Ancien y el mundo mágico (Hirune Hime: Shiranai Watashi no Monogatari, 2017) esté no solo dirigida por el mismo, sino que también se haya encargado del guion. Luego, si uno revisa un poco más su obra, quizá no sea tan sorprendente, ya que en apariencia tiene alguna serie más ligera, aunque sin salirse del fantástico.

La cuestión es que, ya que se estrenaba en cines por tiempo limitado este anime, me animé (ejem) a visionarla con la idea clara de que no iba a toparme con una obra maestra. Así fue, en efecto, no obstante tampoco se fue al otro extremo, sino que se trata de un film de aventuras muy digno.

Ancien y el mundo mágico es un curioso batiburrillo de subgéneros típicos del manganime. Por un lado las historias más o menos cotidianas de estudiantes, por otro la de los mundos paralelos, échale unas gotas de distopía y una buena dosis de mechas y mucha aventura, y de todo ello sale la película de Kamiyama, que maneja bien la narrativa, no dejando que el espectador se aburra, aunque por el camino se deja algunas ideas y reflexiones interesantes (como lo que apunta al inicio sobre la obsolescencia y la dictadura de los mercados) pasando de puntillas y centrándose al final más en problemas familiares y en un simple conflicto de visión acerca de cómo deben evolucionar ciertos elementos importantes del film (no especifico para no caer en destripes).

Destacable es cómo la realidad y lo que parecen sueños o fantasías se van uniendo, cómo se van desvelando ciertos misterios a través de ello (aunque el espectador avezado seguro que sospechará antes que la protagonista) y el buen ritmo que ha conseguido imprimir el realizador, no habiendo puntos muertos, haciéndose una película muy entretenida en todo momento, con secuencias muy emocionantes, aunque por líneas generales poco sorprendentes.

En definitiva, Ancien y el mundo mágico es una aventura con ingredientes suficientes como para contentar a una gran parte del público: tiene acción, aventura, ciencia ficción, un muñecote adorable, robots gigantes, una historia de amor, mucho humor, una buena animación y unos personajes que se hacen querer. Una entretenida aventura.


LO MEJOR:
-Su capacidad de entretener.
-Esa curiosa combinación de elementos.
-Una buena calidad técnica.

LO PEOR:
-Esas (interesantes) ideas que se tocan al inicio y luego parecen caer en el olvido.

¿Quién debería verla?
Quien guste del anime aventurero y la mezcla de géneros.

¿Y quién no?
Quien espere algo serio o existencial como GITS: Stand Alone Complex.

2 comentarios:

Chechu Rebota dijo...

Pues aunque no sea perfecta parece entretenida, así que le daré una oportunidad.

Neovallense dijo...

Raro sería que no pasaras un agradable rato con ella, Chechu. ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...