22 noviembre 2018

Un día más con vida

Con tan solo la lectura de un comentario y una o dos imágenes ya se me apetecía ver Un día más con vida (Another Day of Life, 2018), una coproducción entre España y Polonia (y Bélgica, Alemania y Hungría) que va a medio camino del biopic y el documental.

Un día más con vida se basa en el libro del mismo título del periodista polaco Ryszard Kapuscinski, que en 1975 vivió la descolonización de Angola y la guerra civil que se produjo por ello, con las dos grandes potencias mundiales detrás de los bandos enfrentados.

Raúl de la Fuente (Minerita) y Damian Nenow (Miasto ruin, Paths of Hate) son los directores y coguionistas (más otras seis manos) de esta cinta que mezcla la animación y la imagen real, la primera técnica para narrar los hechos ocurridos en el mencionado país africano, y la segunda para mostrarnos las entrevistas a dos de los protagonistas del film, quienes ahondan en la personalidad de Kapuscinski y también narran sus propias experiencias de aquella época.

La primera vez que se produce un corte y se pasa de la animación a la imagen real se produce cierto choque que luego se olvida y se torna en algo natural, utilizándose lo real para la época actual y enfatizar los hechos por aquellos que lo vivieron de primera mano, ayudando de este modo a incrementar el impacto que ya de por sí causa la historia que se está narrando mediante animación.

En buena medida Un día más con vida es un film político. Su protagonista, a pesar de ser reportero y, por tanto, supuestamente su deber es mantener una posición neutral, reflexiona precisamente si su sola presencia ya afecta al resultado de la contienda. Otros de sus compañeros directamente se posicionan desde el principio, e incluso uno de los protagonistas también forma parte del MPLA, el bando socialista y que tenía un apoyo mayoritario del pueblo durante los hechos que cuenta el film, aunque para su desgracia tenía en contra a la CIA y el gobierno estadounidense. Esta idea, la guerra fría y la “confusão” son temas centrales del film que, a mí juicio, y supongo que alineado con el libro en el que se basa, también se posiciona, como no podía ser de otro modo, en el bando de los que siempre pierden, de los que menos tienen.

En definitiva, Un día más con vida es una cinta de gran calado, de imágenes impactantes y poéticas, de reflexiones políticas y sociales, un film necesario que no debería pasar desapercibido.


LO MEJOR:
-Lo evocador e impactante de muchas de sus imágenes.
-Que hace reflexionar.
-La música.
-Que varios de sus personajes son inspiradores.

LO PEOR:
-Que películas tan notables como esta no lleguen a una mayor cantidad de público.

¿Quién debería verla?
Todo el mundo.

2 comentarios:

Santiago Bobillo dijo...

Pues, efectivamente, yo no conocía esta película hasta tu reseña. Gracias por el aporte.

Neovallense dijo...

Esa era la idea en publicar ya la reseña (ya sabes que suelo publicarlas muy a destiempo), en dar a conocer la película un poquito, porque realmente es una historia que merece mucho la pena.

Si puedes, no dudes en verla.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...