23 julio 2010

Legión

Nos encontramos en una perdida estación de servicio (Paradise Falls, para más inri) a las puertas del desierto de Mojave, allí Bob Hanson (un fantástico Dennis Quaid) golpea el televisor incesantemente mientras que la familia Anderson espera a que le reparen el coche, Kyle Williams, un tipo con malas pulgas, busca un teléfono, y una anciana con andador le pide a Charlie, la embarazada camarera, un filete poco hecho. Pero algo raro comienza a ocurrir, la señal de radio y televisión se pierden por completo, unas misteriosas nubes se ven en el horizonte, y viene un extraño individuo con un coche de la policía de Los Ángeles repleto de armas, instándoles a encerrarse en la estación. No tardarán mucho en comprobar lo que ocurre.

Entretenido film de serie B dirigido por Scott Stewart (antiguo encargado de efectos especiales en diversos filmes), quien también llevará en breve a la pantalla el cómic coreano Priest. Con esta película (aunque parece que hay pretensiones de que sea trilogía) Stewart ha querido narrar un Apocalipsis un poco distinto, a la par que nos da una nueva imagen de los ángeles (que parece que se van a poner de moda, pues hasta libros están sacando ya) y del mismo Dios, que no es precisamente compasivo. Y todo ello a través de unos personajes variopintos: el traidor, el chico tímido pero de fuertes convicciones, el hombre perdido, la familia no muy feliz, el amigo negro y simpático del dueño, el dueño cascarrabias de la estación, la camarera de la que pende el destino de la humanidad y que además odia al retoño que lleva en su interior...

Y por lo tanto un pilar importante es el reparto, que a mi entender ha sido sabiamente escogido, comenzando por un Dennis Quaid (El día de mañana, G.I. Joe) inédito, cuyo papel como habréis dilucidado me ha gustado bastante; y pasando por el desobediente ángel Miguel, o lo que es lo mismo, Paul Bettany, el que fuera el asesino albino en El código Da Vinci y que será el protagonista en la mencionada Priest; por otra parte como la nueva "virgen" María tenemos a la guapa Adrianne Palicki (Women in Trouble), chica que me resulta como una mezcla entre Denise Richards y Michelle Rodríguez; Kevin Durand, al que hemos visto hace muy poco en Robin Hood, es el ángel Gabriel; Lucas Black (La guerra, Get Low) es Jeep Hanson, hijo del personaje de Quaid, un perdedor que está colado por la camarera, la cual no le hace mucho caso; Kate Walsh (Anatomía de Grey) es la madre quejica y resentida, su irónico marido es Jon Tenney (El padrasto), su hija rebelde está encarnada por Willa Holland (Genova); además también tenemos a Charles S. Dutton (Caprichos del destino) como el cocinero fiel, y a Tyrese Gibson (Transformers: la venganza de los caídos) como el hombre en proceso de divorcio. El reparto, pues, encaja y funciona a la perfección, sobre todo en los muchos ratos que permanecen encerrados en la estación.

Una buena realización, un sentido del humor con algunos golpes muy divertidos, algún que otro inquietante momento, muchos disparos y un poco de sangre hacen de la mayor parte del debut en la realización de Stewart una película divertida como pocas. No obstante, si todo el desarrollo de la trama te mantiene pegado (y muy especialmente los momentos iniciales), el desenlace te despega un tanto, ya que se alarga en exceso, quizá de manera un tanto artificiosa en ciertos instantes.


LO MEJOR:
-Pues casi todo, hay momentos realmente hilarantes.

LO PEOR:
-El desenlace, demasiado alargado.

¿Quién debería verla?
Si te mola el cine de serie B.

¿Y quién no?
¿El que tenga fuertes convicciones religiosas?


Leer critica Legión en Muchocine.net

2 comentarios:

Joruji dijo...

Pelis para bajarse de internet y ver en casa de un amiguete... xD
Salu2

neovallense dijo...

Sí, creo que es especialmente disfrutable con amiguetes (en casa o en pantalla grande)...

Saludos y merçis por los comentarios ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...