12 julio 2011

Akira

Hay filmes que, ya sea por su potencia visual, su ambientación, por un argumento atrapante y original o, mucho más habitual, por una conjunción de todo lo anterior, se quedan grabados en nuestra memoria. Son películas muy raras de encontrar, como mucho aparecen de año en año, y en ocasiones pasan inadvertidas, sin que la vea un gran masa de público como se merecen. Akira (ídem, 1988), es una de esas obras, aunque tuvo la fortuna de no pasar desapercibida.

Escrita por Katsuhiro Otomo e Izo Hashimoto, y basada en el manga homónimo del primero (que también dirige), nos encontramos con el film que hizo que occidente se fijara definitivamente en el anime, y que además facilitó la entrada del cómic japonés (junto con el fenómeno Dragon Ball) en nuestro mercado.

Akira es una epopeya cyberpunk repleta de acción que nos traslada treinta años después de la 3ª Guerra Mundial. Neo-Tokio es una megaurbe cuyos cimientos se han construido sobre las ruinas de la antigua Tokio, que fue destruida por una explosión en la mencionada guerra, Kaneda es el líder de una banda de motoristas que durante el transcurso de una pelea con una banda rival acaba por tropezar con un extraño niño con rostro de anciano; los militares entonces se llevan consigo a su compañero Tetsuo, cuyo contacto con el niño le ha dejado KO. Los militares lo tomarán como espécimen para un proyecto de aumento de las capacidades humanas, pero Tetsuo se escapa de su control, convirtiéndose en un peligro tal que podría destruir de nuevo la megalópolis.

La escena inicial de Akira es para mí uno de los comienzos más redondos y espectaculares que se han hecho; de una tacada el director de Steamboy nos presenta no sólo a los personajes principales, sino también toda una ciudad y la atmósfera que reina en ésta, y todo ello a través de una apabullante persecución entre moteros. A partir de ahí la trama se va complicando con la llegada de nuevos personajes, incluyendo conspiradores políticos, un grupo de contrarios al gobierno y por supuesto el ejército, con el coronel a la cabeza. Pero no sólo es el principio, sino que toda la película es un espectáculo visual, supuso toda una revolución para la época y en su momento fue el proyecto animado más caro de Japón, con unos 7 millones de dólares de presupuesto de la época. Dinero que aprovecharon muy bien visto el resultado, aún hoy la animación sigue siendo excepcional, los fondos de esos que te quedas con la boca abierta del nivel de detalle al que llegan, y el diseño de personajes y los diseños mecánicos están sumamente cuidados y tienen la marca que Otomo ha sabido imprimir en todas sus obras, y que en Akira llegaron a su máxima expresión.

Lo que comenzó siendo una historia pensada para adolescentes fue creciendo de tal manera que se convirtió en una obra monumental y paradigmática del cómic y el cine para adultos (que no porno, por cierto -lo digo por esa asociación que se tiene “cine adulto”=”porno”-), una obra que a día de hoy sigue ejerciendo influencia y de la cual Hollywood prepara una versión con actores de carne y hueso y Neo-Nueva York como ciudad donde transcurran los acontecimientos.

Es cierto que el desenlace está un tanto embrollado, que la última media hora se vuelve demasiado abstracta, pero aún dicha parte tiene una gran capacidad de sorprender, es capaz de causar fascinación en el espectador aunque éste no se entere de lo que está pasando. El final no ensombrece para nada el resto del metraje, quedando en conjunto una obra maestra de la animación, un film de imprescindible visionado para todo aquel que ame el cine fantástico.


LO MEJOR:
-La animación, los fondos, los diseños mecánicos, el diseño de personajes, la historia, la dirección de Otomo (que no ha vuelto a realizar un film animado de tanta calidad)...
-La moto de Kaneda.
-Que Selecta organizara un ciclo de de animación japonesa y nos permitiera ver magníficas películas en pantalla grande con calidad digital.

LO PEOR:
-Yo ya le he cogido el gustillo, pero la última media hora es indescifrable, sobre todo si no te has leído el manga.

¿Quién debería verla?
Si te gusta el cine de animación, si te gusta la ciencia ficción.

¿Y quién no?
La última parte de esta película es bastante rayante, así que si te rayas con facilidad...

Una recomendación:
Cuando se realizó la película el manga llevaba apenas dos tomos, y en total consta de seis tomos muy gruesos que suman unas, más o menos, dos mil páginas, o sea, leeros el manga.

En imagen real:
Hollywood lleva años con el proyecto de una película de imagen real basándose en el cómic, parece que la cosa va ahora en serio y en 2012 tendremos (en principio) una adaptación dirigida por al menos uno de los hermanos Hughes, los que nos trajeron el impecable panfleto cristianizador El libro de Eli. Keanu Reeves dijo hace poco que no a la adaptación y el director parece que también ha caído (como ya lo hizo Stephen Norrington), así que el proyecto está parado otra vez. EDITADO (15/07/11): Acaba de saltar la noticia que el catalán, afincado en Hollywood, Jaume Collet-Serra será el nuevo director.

7 comentarios:

Sawako-chan dijo...

Yo la vi y la verdad es que me esperaba mas. Para ser una película de animación "legendaria" yo esperaba otra cosa.

Bibliotecario dijo...

Todo depende del contexto. En la epoca en que fue realizada, si que fue un hito, por todas las cosas mencionadas en la reseña, y no apenas vistas en otras. Hoy en dia, es mas dificil que te sorprenda.

Coincido punto con punto con la reseña. Aunque a mi,el que algo tenga un final poco claro, me fastidia bastante. A mi, eso me agria el sabor final de una pelicula o serie.

Neovallense dijo...

En efecto, depende del contexto, si la ves ahora, Sawako-chan, probablemente no te impacte tanto como me pudo impactar a mí cuando la vi por vez primera hace ya más de diez años, cuando apenas había visto nada de anime. Y como indica Errante y yo mismo en la entrada, en "Akira" se pudo ver en su día adelantos impensables para la época, adelantos que ahora son el pan nuestro de cada día. En todo caso no hay más que ver muchas películas, especialmente de ciencia ficción, para darse cuenta del legado de este filme.

Saludos y gracias por vuestros comentarios ^^

Dante Mifune dijo...

La verdad es que en el cine lucía mucho mejor que en el salón de casa xD.

Si te gustó mírate el manga que es mucho más completo y está mejor contado.

Neovallense dijo...

En cine siempre lucen mejor todas las películas.

El manga me lo he leído y releido varias veces, es uno de mis favoritos :-P

Saludos

Joruji dijo...

Vaya peli mas mítica, gracias a ella descubrí los cómics en los que se basa (igualmente buenos); la canción de los tambores al principio es la hostia!
salu2

Neovallense dijo...

Te voy a hacer la contraria, el manga es mejor, jejeje...

La secuencia inicial, música incluída, es de las que impactan.

Saludos y gracias por todos tus comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...