14 marzo 2013

10ª Muestra Syfy de Cine Fantástico

Del 7 al 10 de marzo se celebró la Muestra Syfy de Cine Fantástico, llegando con esta edición a la mágica cifra de diez, siendo sin duda una cita ineludible para todos los cinéfilos que habitan en la ciudad de Madrid y poblaciones colindantes. Este año ha proseguido con la estela de la novena edición, o sea, variedad de géneros pero todos ellos dentro del denominado cine fantástico, así que por suerte no nos han saturado con persecuciones ni gente encerradas listas para ser torturadas.


7 de marzo, jueves
Como es habitual, la cinta inaugural era un film comercial que se estrenaba al día siguiente; por mi parte tenía ciertas esperanzas puestas en la precuela de El mago de Oz dirigida por Sam Raimi, pienso que hay que ser positivo con un cineasta con su filmografía, sin embargo Oz, un mundo de fantasía no resultó muy estimulante, lo mejor sin duda es el inicio y unos cuantos puntos gamberros salpicados a lo largo de su estirado metraje.

Paralelamente también se proyectaba el clásico mudo Nosferatu con música en directo del trío Prim'Lalá. Estoy seguro que debió ser un espectáculo inmejorable, pero el hecho de que fuera un film que no entraba dentro del bono y el horario escogido (como pasó el pasado año con El gabinete del doctor Caligari, pero este sí que entraba en el bono) impidieron que acudiera al evento.

Por cierto, fue una pequeña alegría que en esta ocasión no requisaran los móviles como hicieron en las dos últimas ediciones. Lo que sí que hicieron fue poner a muchos vigilantes para impedir que nadie grabase nada.

8 de marzo, viernes
El viernes constituye el verdadero arranque de la Muestra, habiendo programadas cuatro películas y un cortometraje.

La primera de las películas fue la esperada adaptación del manga Rurouni Kenshin de Nobuhiro Watsuki. En líneas generales gustó, aunque su ritmo hizo que algunos en determinados momentos echara una cabezadita; otros, más conocedores que el que escribe del manga y el anime, se quejaron de que mezclara muchas cosas y que faltase algún personaje, pero personalmente creo que es fiel al espíritu de la serie original. Le siguió Grabbers, film irlandés sobre unos bichos alérgicos al alcohol, y que aterrizan en un pueblo que precisamente la bebida es uno de los vicios de sus habitantes; es una cinta simpática, muy disfrutable cuando se visiona entre amigos. Previo al pase de la película estrella del día se proyectó Amor de madre, corto debut de Eduardo Casanova, visualmente interesante pero torpe en su realización, además de tener un guion flojo, en definitiva, que es malo. Boneboys era, como se deduce por el horario de la sesión (las 21:45), la cinta estrella del día, el que esto escribe esperaba poco de esta urbanita “Matanza de Texas”, y se encontró algo peor; film absurdo se mire por donde se mire, mala dirección, nefasto montaje, guion de risa, intérpretes perdidos y planos de la luna. Por suerte la última película de la jornada sí que resultó muy estimulante, John Dies at the End es una cinta imprevisible, simpática y gore por momentos, y bastante rara y absurda en general.

9 de marzo, sábado
El sábado todavía me duraba el trauma de Boneboys, por ello quería visionar el nuevo trabajo de Mamoru Hosoda a modo de vacuna, y si bien no llega a los niveles de excelencia de la épica Summer Wars, Wolf Children es otra muestra de magnífico cine animado japonés, preciosa cinta que merece ser visionada una y otra vez.

Y hasta aquí puedo hablar del sábado, el día más fuerte de la Muestra y del que me perdí las otras cuatro películas que se proyectaban. Twixt, de un Francis Ford Coppola, según me han dicho, igual de perdido que en los últimos años; Antiviral, el debut del hijo de David Cronenberg, Brandon, tampoco despertó pasiones, pero parece ser que no es del todo desechable. Antes de la, según dicen todos, fantástica The Cabin in the Woods, pasaron el cortometraje Voice Over, que me han contado que es visualmente interesante pero que no aporta nada nuevo, mientras que la mencionada cinta de Drew Goddard dejó a todos a los que he preguntado con gratas sensaciones; curioso que ni se sepa si saldrá en formato doméstico en España. Para terminar el festín de cine del día se proyectó Dead Sushi, film del nipón Noboru Iguchi que encandiló a buena parte del público gracias a sus excesos y que está mal hecha a conciencia, o sea, que a diferencia de Boneboys no comete el error de tomarse en serio a sí misma.

También durante esta tercera jornada hubo proyecciones paralelas y matinales. La matinal fue ni más ni menos que Viaje a la Luna con música en directo de Hidrogenesse, pero no fue en los cines Callao como el resto, sino que el pase (que era gratuito) se realizó en la Sala Costello Río. Sinceramente, no me pasé porque quería dormir. La proyección paralela sí que fue en Callao, se trataba del film mudo Garras humanas con música en directo también de Hidrogenesse, el bono tampoco valía para entrar, había que pagar aparte. Lo que no hubo fue el Trash entre amigos inicialmente previsto.

10 de marzo, domingo
Arrancó el cuarto día de la Muestra con un pase gratuito de El mago de Oz al que no acudí por eso de necesitar dormir para no caer rendido por la tarde (no es sano acostarse a las cinco de la madrugada y ver una película a las doce de la mañana). Pero a lo que no falté fue a la sesión doble de Phenomena, con dos clásicos como son Alien, el octavo pasajero y Desafío total; no había visto ninguna de las dos en cines y, a pesar del cansancio (que noté sobre todo en ciertos instantes de la cinta de Verhoeven) y que el montaje de Alien era el de 2003, disfruté muchísimo. No lo hice tanto con la película que les seguía, Cockneys vs zombies generó muchas risas e incluso aplausos, pero a mi más que nada me causó sopor, no es solo que no aporte nada, es que intenta ser gamberra y se queda en eso, en intento, y si a eso le añadimos que la realización no es muy brillante y el montaje mediocre tirando a malo, obtenemos una film flojo con alguna escena lograda. Antes de que comenzara el pase de la película que clausuraría la Muestra se proyectó Horizonte, interesante corto de Aitor Uribarri con Ana Fernández y Claudia Vega (la niña de Eva) como protagonistas, bien realizada y con un final que incita a que el espectador reflexione, pero que le falta algo para que haga mella. El último exorcismo 2 fue el punto y final de esta edición, teniendo en cuenta que la primera entrega dejó muy buen recuerdo a casi todos, esta lo tenía complicado, y si bien tiene sobre todo un primer tramo que al menos a mí me mantuvo atento, su última parte es un salto al vacío que no contentó a nadie.


Conclusión
La 10ª Muestra Syfy de Cine Fantástico consolida aún más al evento como referencia en la zona con una buena selección de cintas (unas mejores y otras peores, pero con una buena media hasta donde yo he visto) que tocan diferentes temáticas; Leticia Dolera presentado (y también Macarena Gómez cuando la primera no pudo) con su habitual desparpajo; el hecho de que instalaran fotomatones gratuitos también es un detalle de agradecer; el ambiente sigue siendo el de siempre, con lo bueno y lo malo que eso conlleva (los novatos siempre se sorprenden, para mal sobre todo, con esto). Lo peor sin duda es la desinformación previa, hasta justo una semana antes del evento no se publicaron los horarios ni se supo nada del precio de las entradas ni de los bonos, precios muy económicos por cierto. En fin, que el saldo final es muy positivo, esperemos que mantengan esta línea ascendente.

2 comentarios:

Raquel M. dijo...

Me gustó mucho el haberte acompañado a la muestra ya que como bien sabes es la primera muestra a la que he asistido y la verdad es que me gustóoo mucho. El año que viene creó que también te acompañaré a la muestra.

Un saludo.
Raquel

Neovallense dijo...

Me alegra de que te gustara la experiencia, desde luego el ambiente de la Muestra es fantástico, y la selección de películas de este edición ha sido buena (con algún bajón importante).

Saludetes, y gracias por comentar ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...