31 marzo 2016

El único superviviente

Un grupo de navy SEAL destinados en Afganistán tiene que cumplir la misión de asesinar a un líder talibán sin ser detectados y salir escopeteados de la zona, pero algo sale mal y pronto se encuentran rodeados por el enemigo.

Peter Berg (Hancock, Battleship) escribe, basándose en el libro del superviviente Marcus Luttrell, y dirige El único superviviente (Lone Survivor, 2013) un film bélico de ajustado presupuesto y buenos resultados, tanto artísticos como en taquilla.

Si bien es un filme que, ya desde el inicio, quiere poner en valor a los marines estadounidenses, mostrándonos las duras pruebas que tienen que superar hasta llegar a serlo, al menos, y a mi entender, no nos encontramos con la típica película cuyo mayor propósito es hacer que aumenten el número de jóvenes que decidan alistarse (aunque al final sí que tiene el instante “el ejército mola”, dada la cantidad de medios que aparecen de repente). Y es así porque no recrea la guerra como algo divertido, los protagonistas no dejan de sufrir en cuanto comienzan los tiros, reflejándose en las heridas (la mayoría de ellas nada agradables) que sufren mientras avanza la persecución y el asedio a los que son sometidos durante gran parte de la cinta.

Asedio que está filmado con acierto por Berg, siendo cada vez más intenso, aumentando el peligro minuto a minuto, consiguiendo que el espectador se meta en la piel de los cuatro militares protagonistas, que sientan su agonía, y a la par no entienda el hecho de que quieran rescatar a un compañero en cierto instante cuando la situación está más que clara.

Mark Wahlberg (La trama, Boogie Nights) encabeza la lista protagónica de la fallida incursión, el intérprete da la talla y se ve que se esfuerza para meterse en la piel del marine. Lo acompañan el hasta ahora gafado Taylor Kitsch (John Carter), el también un poco gafado Emile Hirsch (Speed Racer), Ben Fosters (Pandorum), Eric Bana (Hanna), Ali Suliman (Paradise Now) y Alexander Ludwing (Los juegos del hambre), entre otros.

En definitiva, que El único superviviente es una buena película bélica, con mucha acción y tensión constante al ser los protagonistas perseguidos sin descanso. Se le echa en falta algo de crítica y homenajear a algunos más además de los SEAL, pero quizá eso sea mucho pedir.


LO MEJOR:
-Que te mantiene en tensión y logra que conectemos con los protagonistas.
-La realización de Peter Berg.

LO PEOR:
-Se echa de menos un poco de crítica ya que, al fin y al cabo, los invasores son los yanquis (aunque es comprensible que no la tenga, puesto que está contada en todo momento desde el punto de vista de los marines).
-No todos los afganos son malos, pero los que lo son parecen que carecen de todo sentimiento.
-Ese despligue militar final, espectacular, desde luego, pero que parece más que nada propaganda que otra cosa.
-Esta bien que se homenajee a los caídos, pero le podrían haber guardado un hueco a ciertos afganos.

¿Quién debería verla?
Cualquiera que guste del cine bélico y de acción.

¿Y quién no?
Quien busque un film antibelicista.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...