26 septiembre 2019

Fairy Tail: Dragon Cry

Desde el Reino de Fiore le encargan a Natsu y compañía que recuperen el Dragon Cry, un cetro con enormes poderes que está en poder del aislado Reino de Stella. Pero no les será fácil recuperarlo, pues está en manos del traidor Zash Caine, quien se autodenomina como el “hombre más fuerte del mundo”.

A pesar no había tenido ningún contacto previo con los personajes y el mundo creado por Hiro Mashima, acudí al estreno-evento organizado por Selecta Visión que, a diferencia de otros precedentes, tuvo una notable distribución (poco a poco, y aunque se trate de estrenos limitados en días y en pases, se han ido ampliando el número de salas), y es que simplemente me gusta ver anime en cines y aprovecho siempre que puedo.

El film, dirigido por Tatsuma Minamikawa en el que es su primer largometraje (en lo que se refiere a dirección, al parecer, tan solo ha tomado las riendas en episodios de tres series, entre ellas Ataque a los titanes) y escrito por Shôji Yonemura (Pokémon ¡Te elijo a ti!) sobre una historia ideada por Hiro Mashima, que no nos sorprende precisamente, ya que nos encontramos con una historia típicamente shônen (aunque tiene unos puntitos de magical girl muy curiosos), donde no hay espacio para las sorpresas pero sí para la diversión.

Y es que, como en todo aventura que se precie, tenemos a un grupo de aguerridos aventureros unidos por fuertes lazos de amistad, los cuales tienen que recuperar un objeto, lo consiguen pero luego vuelven a perderlo (con paliza incluida) y se tienen que enfrentar de nuevo contra los malos para, finalmente..., vencer. Un esquema típico pero que mantiene el interés del espectador gracias a unos personajes carismáticos, humor, fan service, buenos sentimientos y muchas peleas.

Y aunque la acción está muy bien, tiene combates muy divertidos y espectaculares, Fairy Tail: Dragon Cry (Gekijôban Fairy Tail: Dragon Cry, 2017) funciona mejor cuando no se concatenan las luchas, cosa que sucede en su segunda mitad, sino que resulta mucho más amena e interesante en su primera mitad, cuando se nos muestra el robo del cetro, a los propios héroes y cuando estos hacen la primera incursión por el preciado objeto (muy emocionante la huida pasándoselo de unos a otros). Luego, cuando las peleas toman la pantalla, sin dejar de ser divertida, sí que resulta un poco monótona.

En este caso tampoco le ayuda una animación, que corre a cargo principalmente de A-1 Pictures (que también se encarga de la serie), que si bien no va a trompicones, se le puede (y debe) pedir más a una película, y más siendo una basada en unos personajes con tanto tirón. No es muy espectacular este apartado, aunque tiene algún momento donde se luce más (diría que especialmente durante el baile de Lucy), además de contar con un buen diseño de personajes.

Estaba claro que Fairy Tail: Dragon Cry está pensada para los fanes, no obstante un servidor, que no lo es (no he leído nada del manga ni visto un solo episodio del anime), también se lo pasó bien en una sala prácticamente llena. Una agradable aventura.


LO MEJOR:
-Mucho humor, aventura y acción.
-Una banda sonora con temas muy cañeros.
-Que llegara a las salas, y que a la que fui estaba casi llena.

LO PEOR:
-La animación es mejorable.
-Cojea un en su segunda mitad, donde a pesar de las peleas no consigue mantener el mismo interés del inicio.

¿Quién debería verla?
Los seguidores de la serie y cualquier aficionado al manganime, especialmente al shônen.

¿Y quién no?
Quien esté cansado de las típicas aventuras manganime

Marvel ha hecho mucho daño:
Tiene una escena postcréditos que entusiasmó al personal.

No hay comentarios: