06 noviembre 2016

Matrix - Análisis (1)

Una lacónica introducción
En 2014 regresé a las aulas y uno de mis profesores propuso que hiciéramos un análisis de una película, y yo, que le tenía ganas desde hacía un tiempo, me decidí por uno de los filmes que más me han impactado y de los que más he (re)disfrutado.

Una vez terminado y entregado el trabajo, viendo todo el esfuerzo y tiempo que invertí (con mayor o menor acierto, ya me diréis, exigentes lectores), pensé que no sería mala idea adaptar (y ampliar) el material para publicarlo en el blog y, de paso, revisar la trilogía al completo (más los cortos animados). Así pues, a lo largo de las próximas semanas (o meses;) podréis leer un análisis más o menos exhaustivo de Matrix, así como una reseña de la misma, a lo que posteriormente se le sumarán las opiniones de Animatrix, Matrix Reloaded y Matrix Revolutions.

Obviamente, quien no haya visto la segunda cinta dirigida por las cineastas, tampoco debería leer ni esta ni las próximas entradas dedicadas a la misma. Espero que el resultado final sea de vuestro agrado. 

Matrix y la Realidad
Uno de los aspectos fundamentales a tener en cuenta en el análisis y visionado de Matrix es su carácter dual, es decir, la acción se desarrolla por una parte en el mundo real y, por otra, en Matrix, el mundo virtual donde viven recluídos los humanos sin saberlo.

Para diferenciar ambos mundos, sus realizadores, los hermanos Wachowski (ahora hermanas), recurrieron a varios métodos. El primero, y a priori más fácilmente distinguible, es la fotografía; en el mundo real hay una clara dominante azul (que podría aludir al mar o el cielo y, con ello, a un sentimiento/sensación de libertad), mientras que en Matrix es verde (alusión a los antiguos monitores de fósforo). Otro de los recursos para diferenciar ambos escenarios es el propio entorno.
En la simulación neurointeractiva que es Matrix las formas son ordenadas, habiendo figuras geométricas en todos los escenarios (líneas verticales cuales rejas, cuadrados como los cubículos donde trabaja Thomas Anderson, etc.) que dan a entender su artificiosidad, además de transmitir un mensaje subliminal de estar en una gigantesca prisión. En el mundo real, sin embargo, abundan las formas abigarradas, complejas y retorcidas, como el cableado del escenario principal del mismo, la nave Nebuchadnezzar, las ruinas de una gran ciudad que vislumbramos unos instantes, las propias cloacas y túneles por donde se desplazan los protagonistas en la nave y, también, las estructuras orgánicas de los campos de cultivo y centrales eléctricas de las máquinas.

Otro aspecto que hace que el espectador sepa en qué mundo se mueven los personajes, es por su atuendo y estilo. Mientras que en la realidad visten ropa vieja, ajada y sucia, hecha a mano en apariencia, en el virtual el vestuario es moderno y sofisticado; a ello se le une la uniformidad del conjunto de los habitantes de Matrix, que apenas destacan en el entorno.

Escenarios y atrezo
Curiosamente, gran parte de los escenarios del mundo real están generados por ordenador, mientras que los situados en Matrix son en su mayoría reales (sean exteriores o simples decorados). Así, escenarios como las mencionadas cloacas y túneles, o los campos donde las máquinas “cultivan” a los humanos, son recreaciones mediante CGI inspiradas en los diseños conceptuales de Geof Darrow, siendo el interior de la Nebuchadnezzar y algunas partes de otros escenarios (como las mencionadas centrales eléctricas, para las que se crearon varias vainas, incluyendo en la que se encontraba Neo, habiéndose añadido el resto del entorno en postproducción) decorados. Sin embargo, en el mundo virtual casi todos los escenarios utilizados son reales, aunque en varias tomas complejas (como el famoso momento en el que Neo esquiva las balas, la secuencia inicial donde Trinity se enfrente con la policía o el enfrentamiento en el metro entre Neo y Smith, entre otros) es una mezcla entre localizaciones reales y entornos virtuales, o escenario y actor se rodaron separadamente para después integrarlos en un mismo plano.

En cuanto al atrezo o utilería que los distinguen, en la realidad, como se ha comentado en el segundo párrafo, es caótico, viejo y sucio. Las frías y desnudas paredes de la Nebuchadnezzar, las sillas desgastadas, similares a las de dentistas y barberos, que usan para conectarse; el desordenado cableado de la nave, el puente de mando desde donde observan el mundo virtual (quien sepa leer la cascada de código), la rudimentaria vajilla metálica, etc... En Matrix todo está más ordenado y pulcro (salvo los espacios frontera, los puntos desde donde los rebeldes entran y salen de Matrix), pero se respira cierta artificiosidad, incluso en lugares como la casa del Oráculo, cuyo ambiente es sorprendentemente hogareño.
Por otra parte, en los decorados de Matrix hay muchos contrastes, los uniformes de los agentes, al estilo del FBI de los años 50 y 60 (también en su actitud en la secuencia del interrogatorio a Neo) o de los policías, escenarios como el Hotel Lafayette, con una decadente decoración decimonónica y unas baldosas que recuerdan a un tablero de ajedrez (el tiempo parece haberse detenido en este lugar), en contraposición de escenarios divididos en cuadrículas, como donde trabaja Thomas Anderson, o la sala de interrogatorios. También es significativo que los teléfonos fijos desde donde los protagonistas salen y entran de Matrix (o la Matriz) sean todos analógicos.

La fotografía
La iluminación o, lo que es lo mismo, la fotografía del filme (cuyo director es Bill Pope, ganador del premio de la Academia por su labor), tiene una predominancia de los claroscuros dado que los personajes se mueven subrepticiamente, son fugitivos en Matrix, por necesidad están obligados a recorrer espacios lóbregos, abandonados y subterráneos (esto último, en el caso de la realidad). Así, en la mayor parte del film se hace uso de la iluminación artificial (para la secuencia del tiempo bala o Bullet-Time, de hecho, necesitaron prácticamente todos los focos para cine que había disponibles en Australia, dado que tenían que rodar con ciento veintidós cámaras réflex y dos de cine a grandes velocidades), salvo en las escasas secuencias que transcurren en exteriores. Una muestra es la primera secuencia, donde Trinity tan solo es iluminada por las linternas de la policía, que la siguen a duras penas. No obstante, hay otros espacios carentes de oscuridad, la casa del Oráculo es un buen ejemplo de ello, posee una luz naturalista, imitando el sol que entra por las ventanas, pero sin abandonar el tono verdoso-amarillento habitual del mundo simulado. En la planta de energia, sin embargo, el rojo es el color que predomina, quizá aludiendo a la sangre humana y al fuego (la energía).

Resulta muy simbólico el momento en el que Neo es liberado de la vaina en la planta de energía (o, dicho de otro modo, abandona la placenta) y es atrapado por la Nebuchadnezzar, cómo es elevado hacia la nave y enguñido por la blanquísima luz que sale de la misma; o cómo se enfatiza la caracterización del ambiente tenebroso de la escena en la que Morfeo se encuentra con Neo por vez primera con el uso de los rayos en determinados y precisos instantes, y también la importancia de las sombras en muchos planos (esa gran sombra de Trinity que se proyecta en la pared en la primera secuencia).

Sonido y música
Al tratarse de un film de acción y ciencia ficción con multitud de componentes de otros géneros y referencias, guiños y homenajes (en próximas entradas nos recrearemos en ello), el sonido es una parte muy importante del mismo. Dane A. Davis, encargado del diseño de sonido, hizo un arduo trabajo con el que logró un Oscar, y se traduce en una profusión de sonidos de muy diversa índole, que refuerzan, acentúan o acompañan la mayor parte de los planos de la cinta.

Uno de los más importantes usos que se le dan es para la descripción de la naturaleza de las máquinas que aparecen, como pueden ser la de los centinelas o la del bicho localizador que insertan a Neo por el ombligo, cuyos tentáculos emiten ruidos metálicos, como de latigazos, indicando de este modo su peligrosidad. No son, por tanto, meros sonidos denotativos, como pueden ser los de los disparos o pasos, sino que ayudan a mostrar cualidades, dotando además de un mayor realismo y credibilidad a las imágenes.
A lo largo del film se les da multitud de usos a los efectos sonoros, como valor figurativo, creando en el espectador sensación de temor o sorpresa; valor dramático, que se consigue tanto empleando sonidos agudos, como con la ausencia de todo efecto; así como una manera de anticipar acontecimientos con los ruidos “fuera de campo”. En otras ocasiones se le da un significado metafórico, como el sonido de la serpiente de cascabel y el viento (con papeles arrastrados por este incluído) durante el enfrentamiento de Neo y Smith en el subterráneo, en claro homenaje al género wéstern. Obviamente, otra de sus funciones es el de dar continuidad entre planos.

Tampoco hay que olvidarse de los efectos utilizados en los combates. Los movimientos rápidos van destacados con un sonido enérgico y diáfano, que además dan una idea más clara de su potencia y velocidad. Asimismo, en los planos a cámara lenta (especialmente cuando se emplea el tiempo bala), los efectos de sonido contribuyen a aumentar la sensación de dilatación del tiempo.

Respecto a la música, compuesta por Don Davis, las intervenciones corales son asociadas al progreso de Neo como el Elegido, mientras que en las apariciones de los Agentes se hace uso de sintetizadores, incrementando la idea de su origen artificial. En Matrix todas la composiciones, tanto orquestales como electrónicas, tienen una clara disonancia, dicho de otro modo, cierta cualidad desagradable, siendo, por tanto, otra manera de situar al espectador en uno de los dos mundos donde transcurre la acción. Destaca el uso de canciones con un claro mensaje antisistema.

Otras entradas:

4 comentarios:

eter dijo...

¿Te das cuenta de lo complicado que es comentar esta reseña? ¿Qué se puede añadir a lo que has dicho?

Supongo que en entregas posteriores hablaras de simbolismos con la religión y Alicia por ahí, y por supuesto de todo lo que es el cyberpunk con Neuromante de Gibson y Ghost in the shell de Oshii (bueno, en general todo el anime, con ese combate entre Smith y Neo de Revolutions que era puro Dragon Ball Z XD).

Poco a poco me ha ido gustando más, pero en su día le cogí algo de manía por su exageradísima popularidad y porque el año anterior había visto Dark City... película que me gustaba más y que creo que fue muy ninguneada. En todo caso es obvio que en todo lo referente a aspectos técnicos y diseño de producción esta película es una auténtica salvajada.

Neovallense dijo...

Me siento halagado por tu comentario, Eter xD

Pues quedan unas cuantas entradas por delante donde sí que hago unos apuntes a las referencias y simbolismos, así como influencias y precedentes de los que mama el film de las Wachowkis.

"Dark City" pasó por completo desapercibida, cierto, yo ni me enteré de su existencia hasta tiempo después. Muchos afirmaban (y puede que lo sigan haciendo) que "Matrix" es un plagio descarado de la peli de Alex Proyas (cosa que no estoy de acuerdo, aunque sin duda tienen aspectos en común). Sin duda fue ignorada, pero no fue por culpa de "Matrix", más que nada porque no coincidieron en cartelera, así que es atribuible a la campaña de promoción o váyase a saber. La cuestión es que sin duda es una buena peli que merecía más éxito en su momento (quizá si así hubiera sido la carrera posterior de Proyas hubiera sido más interesante).

Espero que tu manía hacia "Matrix" haya desaparecido xD

Un saludo y muchas gracias por comentar ^^

eter dijo...

Si, lo del plagio es una tonteria. Dark City se estrenó en el verano del 98, y esta unos 8-9 meses después, así que ya debía estar en plena post-producción. Hay semejanzas, si, pero no deja de ser una temática algo común en la ciencia-ficción.

Y sí, a Matrix ya no le tengo manía -y probablemente la revisione en breve, ya que estamos- pero lo de sus secuelas no tiene precio. Revolutions es una de las películas que más me ha aburrido y dejado indiferente para la supuesta experiencia orgásmica friki que se supone que era (la única a la altura a lo mejor es la venganza de los sith XD).

Neovallense dijo...

Pues yo sí que sufrí una experiencia orgásmica en "Revolutions" y "Reloaded", pero eso lo comprobarás más adelante ;P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...