08 marzo 2011

8ª Muestra Syfy de Cine Fantástico

Qué duro es esto de los festivales, te pasas cuatro días seguidos viendo una película tras otra, y te despiertas el lunes siguiente con una sensación realmente extraña, de cierta irrealidad, como si estuviera grabando los escenarios por los que camino, como si a la vez una cámara me siguiera a todas partes y me sumergiera en decorados de pelis de terror. Ya casi no recordaba estos efectos secundarios, pero al releerme la crónica de la edición del año pasado ya he caído que sí, que ocurren, pero que acaban por desaparecer... O sea, queridos lectores, seáis todos bienvenidos a la mezcla inconfundible de lo real y lo irreal, de lo absurdo y lo lógico, del todo y la nada, pero, sobre todo, de las vísceras, de la 8ª Muestra Syfy de Cine Fantástico.


Con algunas semanas de antelación respecto a 2010 dio comienzo la muestra, cuyo primer cambio es más que evidente: ya no usan números romanos para numerar la edición. El segundo cambio fue todo un chasco para los asistentes recurrentes, ya que nos "quitaron" a "nuestra" Leticia Dolera. Fue algo sumamente doloroso para nuestras mentes retorcidas no contar con los mordientes comentarios de la actriz catalana; pero aún así yo era de los que le daban una oportunidad a su sustituta, Alexandra Jiménez, eso incluso después de que presentara Destino oculto, la película inaugural, que ciertamente fue muy sosa (ella, y la película), cosa que paliaría en parte con el paso de los días. No obstante, con la inauguración también tuvimos una pequeña sorpresa en formato de vídeo, donde Dolera nos mostraba sus sufrimientos en una playa de Senegal...

El segundo día, que fue el 4 de marzo, me perdí las tres primeras proyecciones, la primera de ellas era la ya clásica proyección de los cortos de la Semana Fantástica y de Terror de San Sebastián, a la que nunca he podido llegar; la segunda se trataba de Cherry Tree Lane, que por lo que me han dicho era como mínimo aburrida; y la que realmente me dolió perderme fue Thirteen Assassins, film de samuráis del hipertrabajador Takashi Miike, y que posteriormente me contaron que estaba muy bien, y también justo lo contrario... Por suerte, pude arribar con tiempo más que suficiente para visionar la siguiente, que era Tucker & Dale vs. Evil... era, porque por problemas con el sonido no pudo ser, mas por suerte al menos se bajaron una peli del e-mule (o eso decían mis compañeros), dicha peli fue Salvage, que no gustó a casi nadie (yo me divertí). Para finiquitar la jornada proyectaron todo un misterio para los asistentes Shadow, una película italiana rodada en inglés la mar de curiosa y con momentos notablemente siniestros, no nos esperábamos gran cosa de ella, por lo que al final salimos hasta satisfechos. Tras ello todo el mundo se fue en busca de transporte y a descansar, que el sábado nos esperaba una jornada ajetreada.

Cometí el error de levantarme y desayunar, pero es que se me apetecía desayunar... El error no está en el simple hecho, sino en hacerlo como yo suelo hacerlo los fines de semana sabiendo que poco después había quedada para almorzar... Pero aún así, comí bien, eludiendo un postre contundente como el de mis compañeros, optando por un café no fuera a ser que acudiera a mí la modorra en plena sala. Por cierto, comimos en una alpargatería, y yo toda la vida creyendo que en dicho lugar sólo se vendían alpargatas... Ejem, comenzó la jornada con una que pasó en su momento por Sitges con cierta polémica (no tanto como A Serbian Film, desde luego), I saw the devil, una peli surcoreana la mar de interesante pero un tanto larga; continuó con la francesa Captifs (o Caged), que no satisfizo a nadie a excepción de mi persona; prosiguió con Giallo, de Dario Argento, que aunque algunos piensen lo contrario (sí, Carlos, me refiero a ti :-P) siento decir que no es una parodia, simplemente es más mala que el hambre; con Hatchet II nos echamos una risillas, pero no me gusta el estilo de dicha película, demasiada recreación en la muerte de los protagonistas, demasiadas tripas, y cuerpos cercenados en muy diferentes maneras... El auténtico plato fuerte del día fue el telefilme Dinocroc vs. Supergator, bueno, más bien el trash (charla, para entendernos) entre amigos que organizaron ante una de las últimas películas de David Carradine, que comentaron en vivo y en directo Nacho Vigalondo, Raúl Minchinela, el Señor Ausente y Rubén Lardín; muy divertido el rato que pasamos con sus comentarios y los que añadiamos el público para una película que es mala de narices (pero no tanto como la de Argento). Cansados (algunas menos, ya que echaron sus cabezaditas), nos fuimos a dormir la mona con la esperanza de que el domingo fuera más variado.

Me desperté a la misma hora que el sábado, pero estaba la diferencia de que no había quedada para zampar; aún así estuve apurado para hacerme el almuerzo, prepararme un bocadillo y llegar al cine Palafox para la primera película del día, Tucker & Dale vs. Evil, que al fin pudimos ver, y que nos hizo pasar un rato realmente divertido, hacía falta algo ligerito y sin muchas pretensiones para digerir los excesos de secuestros y sadismo; con la que vino a continuación, Thirst, nos pasó algo que preveíamos en parte, nos gustó pero no nos gustó, había partes que sí y otras que no, y es que a Park Chan-wook se le va la olla de vez en cuando; con Dream Home, que mis compis Héitor y Carlos ya habían visto cuando se fueron a Sitges subrepticiamente, aunque repetía en ciertos aspectos con la temática del día anterior, me acabó gustando gracias al transfondo de la historia; y para finalizar le tocó el turno a El último exorcismo, de la cual tenía grandes expectativas, y la mayoría de ellas fueron alcanzadas, aunque me entró menos canguelo del que esperaba.

Se puede afirmar que el domingo salvó la muestra, porque lo que fue el resto de los días el nivel estuvo más bien bajo, y no sólo eso, sino que no hubo apenas fantástico, terror sí, pero dentro de un entorno realista la mayoría. Los organizadores deberían de reflexionar para próximas ediciones, o traen películas genuinamente fantásticas, o que le cambien el nombre a la muestra. Otro de los puntos negativos fueron algunos que otros fallos técnicos, no cuento ya el de Tucker & Dale, que al final solventaron y nos pusieron una peli más por el mismo precio, sino cosas de sonido y subtítulos. A Alexandra Jiménez también se le puede criticar, su actitud, sobre todo al principio, no parecía muy esforzada que se diga, es muy fácil ponerse un papelito delante y leerlo, lo difícil es presentar en condiciones e intentar ganarse al público, y ella no empezó con esa intención, posteriormente, las veces que le daba por aparecer, se vio que ponía un poquito más de sí, pero le faltó lo que le sobraba a Dolera en pasadas ediciones. A destacar como puntos positivos el buen ambiente, el hecho de que nos regalaran un ejemplar (además de este mismo mes, no sobrantes de meses anteriores) de la revista Scifiworld, así como unas cuantas pelis en DVD (pero esta vez no repartieron chocolatinas, snif, snif...) y también el hecho de que hayan organizado otro año esta muestra, sobre todo porque Madrid carece de festival de cine (salvo el de animación).

A pesar de los pesares, de los malos filmes, de la temática tan parecida de muchos de ellos, de que haya sido poco fantástico..., en el fondo, me lo he pasado pipa, aunque espero que los organizadores escuchen el clamor popular y para el 2012 (que si los mayas y Emmerich tienen razón será el último) nos ofrezcan una muestra más variadita, con sus obras malas por supuesto, eso no puede faltar, pero al menos que sean malas y de diferentes géneros.


Nota:
Durante las próximas semanas procuraré comentar, aunque sea de forma muy somera, ya que tanto cine me satura, todas o la mayoría de las películas.

4 comentarios:

Carlos dijo...

Giallo no puede estar tan mal hecha sin ser adrede. Lo siento, pero no me lo creo. Porque no creo que sea por falta de presupuesto. Si así fuera, tendría que haber al menos una persona que le dijera al Argento este que lo que estaba haciendo estaba al nivel de ridiculez de telecinco.

Por otra parte, tus lectores exigimos la inclusión de Hatchet II como peor secuela de la historia en tu encuesta :P

Neovallense dijo...

En la factura ya se ve que tenían un presupuesto bueno, es la realización en lo que falla... No sé no sé... No me convences, jejjeje...

Ya no puedo modificar la encuesta, además está apunto de expirarse el plazo... De todos modos ahí esta la opción de "Otras", jejje...

Muchas gracias por comentar ^^

Dante M. dijo...

¿¿Festival de cine de animación en Madrid??
Informame que de eso no sabía nada.

Coincido contigo en lo de que faltaba algo de variedad, ya que la mayoría de las películas que nos pusieron partían de la misma base.

Por otro lado, tienes toda la razón en que se echa en falta a Leticia, ella por lo menos sabía de lo que hablaba, se quedaba a ver las películas y después hacía algún comentario al respecto, cosa que no se hizo este año.

Y por supuesto, nuestro preciado suplemento alimenticio fue suprimido... me quedé con las ganas de mi Kitkat o mi Milkibar xD

Neovallense dijo...

Bueno, en realidad no es en Madrid, sino en Pozuelo, el Animadrid, vamos...

Gracias por comentar y saludetesss

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...