06 julio 2017

En este rincón del mundo

 
Poco a poco, que llegue anime a los cines está empezando a dejar de ser noticia, y eso es algo maravilloso. Y es que si hace pocas semanas comentaba el gran éxito de your name., ahora toca hablar de un proyecto muy diferente y de mucha menor repercusión en la taquilla asiática y española pero, por suerte, eso no quiere decir que estemos ante una obra menor precisamente.

En este rincón del mundo (Kono Sekai no Katasumi ni, 2016) narra la historia de Suzu, desde su infancia, donde a pesar de los escasos recursos familiares vivía feliz y disfrutaba de su niñez, hasta su forzado casamiento y las vivencias en su nuevo hogar con el tenebroso telón de fondo, cada vez más cercano, de la guerra.

Basado en el manga de Fumiyo Kouno publicado en España por Ponent Mon, En este rincón del mundo es un drama costumbrista escrito y dirigido por Sunao Katabuchi (guionista y director de buena parte de Black Lagoon, así como ayudante de dirección en Nicky, la aprendiz de bruja), una de esas películas donde aparentemente no pasa nada interesante, sino que simplemente se dedica a mostrarnos la vida cotidiana de sus personajes, sus pequeños placeres, sus problemas y quehaceres de una forma un tanto episódica en ocasiones, pero que en conjunto sirve para construir la esencia de los protagonistas, además de mostrarnos su evolución a lo largo de todo el recorrido de la historia.
Que en este caso, como ya he comentado en la sinopsis, abarca gran parte de la vida de la despistada y soñadora Suzu. Un entrañable personaje central en apariencia frágil, pero que demuestra su fortaleza cuando las cosas más se tuercen, cuando la guerra deja de ser algo lejano, sino que la golpea a ella y sus seres queridos día tras día, llegado un punto de forma cruel y certera al corazón. En fin, lo que viene siendo los “daños colaterales”, los más débiles, civiles, niños, mujeres, ancianos..., personas que aceptan la suerte que les ha tocado con resignación y soportan no solo las carencias que la guerra impone, sino que han de soportar el que familiares y amigos no regresen jamás del campo de batalla, recibiendo piedras en vez de sus cenizas.

Es inevitable no acordarse en algún momento (como cuando los bombarderos sobrevuelan la ciudad) de La tumba de las luciérnagas al ver En este rincón del mundo, pero lo cierto es que si bien comparten cierto espíritu, como el hecho de narrar la historia de gente de a pie y de su duro día a día, no es menos verdad que la cinta de Isao Takahata es un mazazo directo a las entrañas, mientras que el film de Sunao Katabuchi, en gran parte al estar protagonizado por adultos y no por huérfanos solitarios, deja más espacio para la esperanza, teniendo en general un tono agridulce y usando diferentes recursos (inspirados en el gusto por el dibujo de la protagonista) para hacer más llevaderos algunos de los momentos más traumáticos.

La única pega que se le puede poner a En este rincón del mundo es que tiene momentos que pueden confundir (y confunden) al espectador, por lo demás, estamos ante una de esas cintas que, de forma entrañable y con gran sensibilidad, cuentan la crudeza y el sinsentido de la guerra a través de unos personajes que la padecen sin, en ningún momento, quejarse por ello, sino que luchan por seguir adelante como mejor pueden, combatiendo con una sonrisa los embates de la vida.



LO MEJOR:
-Su preciosa y triste historia, contada con gran sensibilidad.
-Una bonita banda sonora, .
-Su animación, diseño de personajes y de escenarios y fondos.
-Hay que agredecer de nuevo a Selecta Visión que se haya arriesgado a estrenar otro anime en cines, y más cuando se trata de una cinta no tan comercial como las películas de Dragon Ball o your name.
-El detalle del libreto de regalo para los 100 primeros asistentes. Otro punto para Selecta.

LO PEOR:
-Que alguien no la vea por prejuicios.
-Esos momentos (la mayoría debido a elipsis un tanto bruscas) que generan cierta confusión innecesaria.

¿Quién debería verla?

Quien guste de las buenas historias, y los amantes del anime y del cine de animación en general.

Fue...
… financiada en parte mediante micromecenazgo, superando con creces el objetivo inicial de 20 millones de yenes, siendo más de 3300 los mecenas que se sumaron al proyecto.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

He visto la película, y a mi me parece triste pero a la vez bonita. Yo la verdad que aunque sea triste la recomiendo.
Yo he salido del cine con la sensación de tristeza pero que a la vez que me ha gustado mucho.

Un saludo.
Raquel

Neovallense dijo...

Una historia ambientada en la época y lugar en la que transcurre "En este rincón del mundo" difícilmente puede ser alegre, pero en este caso no se trata de una historia que sombría ni pesimista, sino que a pesar de todas las desgracias los personajes afrontan el futuro con esperanza.

Un saludo, Raquel, y gracias por comentar ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...